Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guarida crece en Las Canteras

Marco Montes y Giuliano Brambati inauguran a las 17.30 horas su nuevo local en el Exe Canteras

Giuliano Brambati y Marco Montes, ayer, en La Guarida del Blues.

Giuliano Brambati y Marco Montes, ayer, en La Guarida del Blues. JUAN CARLOS CASTRO

"Un lugar que se va a prestar a la cultura, donde además se va a apostar por la calidad musical". Marco Montes es contundente a la hora de hablar sobre la nueva aventura en la que se acaba de embarcar con su socio Giuliano Brambati. Apenas quedan horas, en este mismo momento, para que se abran las puertas de un espacio que no dejará indiferentes a los amantes de la música. "Elegante, sofisticado y cálido", pero sin perder la esencia de sus precursores ni del inmueble en el que se emplaza, el piano bar del Hotel Exe Canteras será, a partir de las 17.30 horas, La Guarida del Blues.

Tenían la necesidad "de crecer". Y esa oportunidad les iba a llegar muy cerca de donde actualmente tienen "a la madre del cordero", apunta Montes entre bromas para referirse a su otro local, La Guarida. Han pasado algo más de ocho años desde que este dúo de "melómanos" pusieran en marcha un proyecto que se ha convertido en seña de identidad. Tal vez porque cuando decidieron ejecutarlo tenían demasiado claro cómo querían hacerlo. "Quisimos montar algo por nuestra cuenta, pero no queríamos trabajar en el mundo de la noche, así que apostamos por el formato de tarde", explica. Sometieron a votación la elección del nombre y de entre las tres opciones que barajaban (y que prefieren no revelar) ganó La Guarida, que se ubica en el número 77 del Paseo de Las Canteras y que se mantendrá abierta de momento, aunque se vayan con la música a otra parte, concretamente al 68 de la calle Portugal.

Mientras ultiman los detalles para la inauguración de esta tarde y le dicen que aún no se puede entrar a algún que otro "novelero" y cliente del Exe Canteras, Marco Montes cuenta pequeñas pinceladas de lo que se encontrarán quienes acudan al establecimiento. "Es un híbrido entre el estilo del hotel y el nuestro". Con capacidad para unas 40 personas sentadas, estará cargado de la personalidad "blusera de los años 40, 50 y 60", sin hacer grandes reformas. La idea es crear un ambiente que albergue más jazz los jueves y viernes, así como tardes de sábados y domingos con los formatos acústicos elegidos para el momento.

"El local se va a prestar a la cultura como modo de expresión". Por eso, no descartan otras actividades como monólogos o encuentros de actores, pero para eso habrá que esperar un poco y "ver cómo se va dando la cosa". Lo que sí marcará el ritmo del establecimiento, y nunca mejor dicho, es "la música de calidad". Eso siempre. "Para nosotros no es solo una cuestión de lucrarse con lo que hacemos, amamos realmente la música y tenemos una visión muy romántica de la música como modo de expresión".

Ese pensamiento es el que también les hizo apostar por las tardes cuando quisieron llevar la melodía en vio y en directo al Paseo de Las Canteras. "Para nosotros este es el pulmón de la ciudad y quizá no estaba muy explotado". De esta manera, junto con el Tiramisú, La Guarida se convirtió en pionera en llevar grupos a pie de calle. A los locales les siguieron "algunos de fuera". Fue así como pasaron a formar parte del proyecto que Héctor Núñez, concejal socialista por aquel entonces, tenía para la zona: Ruta Playa Viva.

Montes y Brambati compraron los equipos, reforzaron el personal en los días claves y con ello también llegaron los acuerdos musicales. "Creamos la Sociedad Blues Canarias, sin ánimo de lucro, a través de la cual traemos a músicos nacionales y les buscamos locales donde puedan tocar".

Engancharon a una clientela que el dueño del bar tilda de "exquisita" y entre la que se encuentra "una guardia pretoriana" que no les falla nunca. También han logrado crear una imagen que ha llegado hasta el Círculo Polar Ártico "gracias al novio de una amiga, que es australiano y además trabaja en Greenpeace", comenta como anécdota Marco Montes. Tal vez con La Guarida del Blues que desde hoy estará ubicada en el Hotel Exe Canteras consigan llegar "hasta la luna". Por lo pronto, los socios están ilusionados ante el mundo de posibilidades que se les puede abrir con este nuevo proyecto que recién acaba de comenzar.

Compartir el artículo

stats