Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho años de prisión por apuñalar y robar a un toxicómano en La Isleta

"Lo pinché dos veces porque le di dinero para un gramo de heroína y me engañó", admitió Antonio Hernández en el juicio

La Audiencia de Las Palmas ha condenado a un vecino de la capital grancanaria que apuñaló a otro en La Isleta para robarle heroína. La Sección Segunda impone a Antonio Fernando Hernández Santana cuatro años y tres meses de cárcel como autor de un delito de robo con violencia. También le castiga con cinco años de prisión por homicidio en grado de tentativa.

El tribunal aplica la atenuante de drogadicción para cada uno de los dos delitos, así como una agravante de reincidencia porque Antonio Hernández está condenado desde 2011 a tres años de cárcel por otro robo con violencia. La ejecución de esa pena, sin embargo, quedó en suspenso.

También deberá cumplir diez años de alejamiento respeto de la víctima. Ambos se conocen del submundo de la droga. De hecho, según la sentencia, una discusión por una papela fue lo que desencadenó la agresión. "Lo pinché dos veces porque le di dinero para un gramo de heroína y me dio menos. Me engañó", declaró el acusado durante el juicio celebrado a principios de esta semana en la Sección Segunda de la Audiencia de Las Palmas. El tribunal también se apoya en el testimonio de la víctima para fundamentar la condena por intento de homicidio.

Los hechos ocurrieron sobre las 17.30 horas del 29 de abril de 2014. Antonio Hernández se dirigió al domicilio de la víctima, en el barrio de La Isleta, sacó un cuchillo de ciertas dimensiones y le lanzó una puñalada en el brazo, al tiempo que le pedía las papelinas de heroína que tenía. El agredido le entregó la "platina" con la droga que estaba fumando y otra papela también de heroína que tenía en una bolsa, pero el acusado, con el cuchillo aún en la mano, le exigió dinero y éste le dio 18 euros.

La cosa no quedó ahí. El acusado, con ánimo de acabar con la vida de Eladio, se abalanzó sobre éste y le propinó un corte con el cuchillo en el costado que le afectó al pulmón. En concreto sufrió una herida penetrante por arma blanca en la pleura izquierda que supuso un potencial peligro para su vida, requiriendo, para su curación, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento quirúrgico posterior, consistente en drenaje de neumotórax izquierdo y la sutura con hilo de las dos heridas por arma blanca. Tardó 21 días en curarse, ocho con ingreso hospitalario y un perjuicio estético ligero por el que tiene derecho a una indemnización de 1.778 euros.

"¿Por qué me haces esto?", le preguntó, malherido, Eladio, en ese momento. "Estoy harto y antes de irme preso me llevo a unos cuantos por delante", le respondió Antonio. Luego le propinó la segunda puñalada en el costado y le advirtió: "si me vuelves a engañar, te mato", recoge la sentencia hecha pública ayer por la Audiencia de Las Palmas.

Compartir el artículo

stats