Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mercado de Vegueta incorpora 18 locales para degustación gastronómica

Los establecimientos en el interior del inmueble ofrecerán productos gourmet y tapas

El Mercado de Vegueta incorpora 18 locales para degustación gastronómica

El Mercado de Vegueta incorpora 18 locales para degustación gastronómica

El histórico mercado de Vegueta abre sus puertas a la instalación de 18 locales de degustación y restauración, como ya ha hecho hace unos años con éxito su homónimo en el Puerto. La plaza de abastos mantendrá, sin embargo, su esencia, ya que el 51% de los puestos continuará dedicado a la venta exclusiva de mercancía tanto fresca como envasada.

El proyecto, bajo el sello D'Vegueta Market y promovido por la sociedad Gud Rul S.L, cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y de Patrimonio, ya que se trata de un inmueble con protección municipal, debido a que fue la primera plaza de abastos que se construyó en la ciudad a mediados del siglo XIX para eliminar la venta ambulante con el nombre de mercado de Las Palmas. El artista grancanario Manuel Ponce de León presentó en 1849 un boceto de edificio, que se aprobó sin mayores complicaciones, aunque fue el burgalés Manuel de Oraá el que, finalmente, remata la obra ya que solo los arquitectos titulados podían firmar los proyectos.

El mercado cuenta actualmente con 91 puestos en su interior, principalmente dedicados a la venta de frutas y verduras, carnes y pescados, y 250 plazas de garaje gratuito con tan solo presentar el tique de compra en cualquiera de sus establecimientos.

En principio serán solo 18 locales que ofrecerán degustación de productos gourmet y tapas. Entre la oferta se podrá disfrutar de puestos dedicados a ensaladas, conservas, brochetas, pinchos, recetas con ingredientes procedentes del mar, una freiduría, helados y cafés, e incluso cócteles. Así lo confirmó el presidente de los puesteros, Francisco Alonso, quien señaló que detrás de la inversión hay pequeños empresarios canarios y una sociedad que ya tiene experiencia en este tipo de establecimientos. Los locales de restauración se ubicarán todos juntos en el área interior del mercado que tiene entrada por la calle Alcalde Díaz Saavedra, frente a los aparcamientos, y donde ya hay ubicados un puesto de venta y degustación de café de la Isla y otro de encurtidos, que actualmente está cerrado.

En el exterior del inmueble, de una sola planta, también hay locales donde se han ubicado cafeterías, una administración de lotería, una tienda de carnes y embutidos, entre otros. Vegueta se sube al carro que han emprendido algunos ciudades españolas como Madrid, Sevilla o Valencia, que han reconvertido los antiguos edificios de abasto en desuso o a mitad de fuelle en espacios para degustar delicatessen, comprar otro tipo de productos como ropa o bisutería e incluso servir como espacios culturales donde escuchar música, ver teatro o cine con gran éxito.

Se trata de ofrecer distintas opciones gastronómicas y que el cliente después se siente en mesas comunes habilitadas en los pasillos del inmueble. En este caso, la iniciativa está pensada para el interior y no incluye terrazas.

El mercado de Vegueta trata así de hacer frente al cierre de puestos con motivo del empuje de los grandes centros comerciales, el descenso de vecinos en la zona así como de los cambios en los modelos de compra y gusto de los consumidores después de incluso abrir los domingos para que los ciudadanos pudieran hacer la compra.

El primero en romper el hielo en Las Palmas de Gran Canaria fue el viejo mercado del Puerto, que también partió con la idea de mezclar la restauración con la venta habitual de productos frescos y envasados, aunque finalmente el ocio ha terminado por comerse al uso inicial del inmueble. El mercado Central también tanteo la posibilidad de convertir su segunda planta, a medio gas, en un espacio para los groumets. Pero tras varios meses de negociaciones con los puesteros el acuerdo se vino abajo porque no se llegó a un entendimiento económico con los vendedores que quedaban, a pesar de haber incluso proyecto arquitectónico.

Alonso indicó que confía en que las obras de rehabilitación comiencen a finales de mes, en cuanto se terminen los trámites legales de traspaso de puestos y de concesión de licencias de obras, y que la nueva oferta gastronómica esté operativa antes de que lleguen los meses de verano.

Compartir el artículo

stats