Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Presidente del Centro Tecnológico de Ciencias Marinas

Guersi: "El desarrollo de las líneas marítimas con África va a ser espectacular"

El presidente del Centro Tecnológico de Ciencias Marina explicó en qué consiste el proyecto Macsa

José Luis Guersi, en Casa África.

José Luis Guersi, en Casa África. QUIQUE CURBELO

¿En qué consiste el proyecto Macsa?

Es un proyecto de cooperación transfronteriza del ámbito de Madeira - Azores - Canarias, los pertenecientes al programa PCT-MAC, que está precisamente terminando en estas fechas. El Centro Tecnológico de Ciencias Marítimas (Cetecima) es el que ha llevado adelante el Macsa, en el que también han participado como socios la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Fundación Puertos de Las Palmas y las dos administraciones marítima de Senegal y Cabo Verde.

¿La finalidad es avanzar junto a estos dos países?

El proyecto está sobre todo centrado en los temas del desarrollo sostenible del comercio y del transporte marítimo, que son tan importante en nuestra área geográfica. Y, efectivamente, la clave está en establecer ámbitos y redes de colaboración entre las diferentes administraciones y partes interesadas para conseguir crear las infraestructuras, los medios y la normativa para implementar los grandes convenios que hoy día regulan el ámbito marítimo. Aquí se ha logrado una primera fase del convenio Marpol, que es el que más está relacionado con los temas de medio ambiente, pero también están todos los que se refieren a seguridad, tráfico, medio ambiente, que son convenios internacionales que en muchos casos estos países sí los han firmado pero que todavía están en proceso de implantación y desarrollo. En ese sentido la colaboración entre los tres países es fundamental.

Tanto Senegal como Cabo Verde, ¿se encuentran en la actualidad al mismo nivel que Europa en cuanto a seguridad y cuidado del medio ambiente?

Como concepto, todas las administraciones marítimas tienen muy claro que su ámbito de actuación excede al propio país, es un tema absolutamente globalizado. Por lo tanto, la tendencia general en el conjunto de los países es firmar los convenios internacionales que sirven como guía a todo el tráfico y también a lo que es el cuidado del medio ambiente. Lo que ocurre es que por el desarrollo económico de los diferentes países el grado de implantación es menor. ¿Qué hemos hecho en el proyecto Macsa? Diagnosticar primero en qué estaban y en qué no estaban, y en segundo lugar priorizar los convenios que son más importantes en esta primera fase y en último lugar establecer los mecanismos y los medios para colaborar en su implementación y desarrollo. Son tres fases completamente diferentes, que nos han servido también para chequear los propios.

¿Por qué ese interés?

Toda nuestra actividad, especialmente la relacionada con el turismo, el tráfico con África Occidental, las necesidades medioambiental, la náutica, etc... al final se desarrollan no en el archipiélago canario sino en todo el conjunto de esta área geográfica. Por lo tanto, que los estándares de calidad y que estos convenios se vayan desarrollando es una garantía para el desarrollo futuro de las actividades turísticas y otro tipo de actividad.

Y eso hay que aprovecharlo.

Nosotros lo que sacamos en conclusión es que después del trabajo realizado ahora tenemos muchas tareas por delante y hay que aprovechar el nuevo marco, las relaciones personales, institucionales que se han establecido, todos los temas de actividades posibles que se puedan desarrollar. Es una oportunidad que no deberíamos desaprovechar. Estamos en un momento idóneo para realizarlo.

En definitiva, que no hay que dejar de mirar hacia África.

Eso está demostrado y nadie tiene duda de que África es muy importante. Tenemos el ejemplo de las conectividad aérea que se ha desarrollado con las nuevas líneas y destino de Binter que están generando un flujo de actividad económica importantísima. En el caso del ámbito marítimo, va más lento, pero el desarrollo también va a ser espectacular.

En las jornadas también se habla de piratería. ¿Existen riesgos de este tipo de delincuencia cerca de las costas canarias?

El almirante Juan J. Belizón Izquierdo seguro que nos podía contestar, que es quien va a dar la ponencia y es un auténtico especialista. Yo he oído que, efectivamente, en este momento nuestra área geográfica es un área sensible desde el punto de vista de todos estos acontecimientos internacionales que están ocurriendo como el yihadismo. ¿Hasta qué punto se plasma la posibilidad de que se genere una actividad de piratería? No le sabría contestar.

Casualmente las conferencias se celebran en medio de la crisis del pesquero Oleg Naydenov

Realmente tengo muy pocos datos para poder dar una respuesta sobre eso. En el marco en el que nosotros estamos haciendo, todos estos convenios de los que estamos hablando tienen que ver porque tiene una componente relacionado con los accidentes, a parte de que lo más importante es la prevención y cumplir una serie de normativas para el cuidado del medio ambiente. Por ejemplo, Cabo Verde, una de las acciones prioritarias que solicitó en el marco del proyecto Macsa fue una reglamentación para legislar sobre la creación de comités y de actuaciones en el caso de accidentes marítimos y de siniestro. Quiero decir que esto que son accidentes y que por lo tanto son acontecimientos circunstanciales, pues también están protocolizado en el marco de estos convenios y ahí existen todos los mecanismo de funcionamiento, análisis, de seguimiento de investigación, pero ya que vienen desarrollados desde hace muchísimo tiempo a partir de la experiencia y a partir de la normativa que hay a nivel mundial. En ese sentido, estoy convencido de que nuestra Capitanía Marítima y todas las autoridades aquí habrán aplicado esos convenios. Siempre hay un margen donde es el hombre el que tiene que tomar las decisiones.

¿Los barcos actuales son lo suficientemente seguro para evitar este tipo de accidentes?

En el mar se ha avanzado muchísimo en todo lo relacionado con la seguridad. Cuando ocurrió el Prestige se pasó a la obligación de que todos los petroleros tuvieran doble casco. Creo que hoy día hay un nivel de seguridad importantísimo. Ahora, ojalá pudiéramos prever los hechos catastrófico. Supongo que las Torres Gemelas también cumplían una normativa de seguridad de máximo niveles, pero ocurren cosas que son imposibles de prever.

Compartir el artículo

stats