Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas Fundacionales Medalla de Oro

Oro para la 'familia' Da Silva

La Fundación Alejandro Da Silva recibe la máxima distinción de las Fiestas

Miembros y colaboradores de la Fundación en la cena de su 25 aniversario en 2014. Macías, en la mesa de la derecha

Miembros y colaboradores de la Fundación en la cena de su 25 aniversario en 2014. Macías, en la mesa de la derecha LP/DLP

Del dolor y la desesperación de una familia con un hijo enfermo de leucemia, que finalmente falleció víctima de la enfermedad, nació en 1989 la Fundación Alejandro Da Silva, una organización benéfico asistencial, que lleva el nombre del pequeño, de carácter regional que da apoyo asistencial y psicológico a enfermos y familiares dentro y fuera de los hospitales canarios. La entidad, que ya ha cumplido sus 25 años de existencia, recibirá el próximo 23 de junio la Medalla de Oro de la ciudad.

"Es un reconocimiento a la fundación pero también un premio a las personas que trabajan en ella y que dedican tanto tiempo, de su tiempo, para que la Fundación cumpla el trabajo que se ha planteado atendiendo a todos estos enfermos y sus familiares tanto en los hospitales como en los pisos que tenemos y en sus casas", indicó ayer el presidente de la organización benéfico asistencial, el ex senador y ex presidente del Cabildo insular, José Macías.

Macías, que no estaba en la Fundación en sus inicios, reconocía que estos fueron "muy difíciles, según cuentan los trabajadores" porque no contaban con un espacio para atender a las familias. La Fundación Alejandro Da Silva tiene hoy una sede en la calle León y Castillo, número 279, esquina a Hermanos García de la Torre, un despacho en el hospital Doctor Negrín y, lo más importante, una casa hogar donde los enfermos y las familias de otros municipios de la Isla, de Lanzarote y de Fuerteventura están mientras reciben tratamientos, se realizan los controles rutinarios o hay un transplante de donante emparentado. La organización cuentan también en Tenerife con una sede y una vivienda.

"Gracias a las colaboraciones se pudieron comprar en su momento estos pisos. Imagínate el cambio que supone para estas familias estar gratis en ellos en vez de estar en una pensión durante el tiempo que están en el hospital", añadió mientras agradecía a administraciones, empresarios y particulares que de una forma u otra han colaborado y siguen haciéndolo con la Fundación para recaudar fondos.

En este sentido, el próximo 14 de junio la Fundación celebrará una gala benéfica en el Teatro Guiniguada, presentada por Roberto Herrera y bajo el título Hoy por mi, mañana por ti, en el que participarán Parranderos de Global, Parranda Guanarteme, Angie Santana y Laura Márquez, Cristina Rivero y Amigas Rocieras de Guanarteme. Previamente, por la mañana, habrá también una carrera benéfica por el paseo de Las Canteras a beneficio de la organización y de otras cuyo cometido es donar vida.

"Siempre ha habido una sensibilidad social con la Fundación; cualquier cosa que hemos organizado fuera una cena, una rifa, una gala, siempre ha estado a tope de gente", resaltó Macías, que una de sus principales preocupaciones es que los niños que están en los hospitales tengan la oportunidad de hacer excursiones y actividades de entretenimiento con el fin de que "estén ocupados" y se olviden de la enfermedad y de su estancia en el hospital Materno Infantil.

"Todas las familias de la Fundación Alejandro Da Silva sentimos el dolor de otra cuando un niño o una persona mayor no mejora con los tratamientos", apuntó en referencia a la piña que han formado los miembros de la entidad.

Este año 542 personas entre pacientes y familiares han recibido apoyo directo en los tres hospitales de la capital grancanaria -Doctor Negrín, Insular y Materno-Infantil-, donde hay departamentos de oncohematología. Lo mismo ha ocurrido en los centros de Nuestra Señora de La Candelaria y Universitario de Canarias, de Tenerife, donde 640 -enfermos y familias- se han beneficiado de su ayuda.

Es en los centros hospitalarios, con la colaboración de los profesionales de la Sanidad, donde los trabajadores sociales, psicólogos de la Fundación así como voluntarios toman contacto con los pacientes y les brinda apoyo tras conocer su realidad socio económica y familiar para darles la respuesta más adecuada a sus necesidad con el fin de mantener la calidad de vida del enfermo y del resto de sus allegados.

La ayuda que se les brinda es muy variada. Desde información sobre la propia enfermedad, sobre las ayudas y prestaciones sociales a las que tienen derecho, gestión de trámites, contacto con otros centros hospitalarios en caso de tener que trasladarse a otros hospital, visitas domiciliares y apoyo y seguimiento ante un óbito, entre otras.

La Fundación ha pagado incluso la luz o el agua de algunas familias y ha buscado ayudas para comida hasta que éstas reciben la ayuda de las administración que les corresponde ya que, en ocasiones, a la dureza de una enfermedad se suma la mala situación económica.

Este año 31 familias se han beneficiado del piso que tiene la Fundación en Gran Canaria y otra cifra similar de la vivienda de Tenerife. Sin olvidar el apoyo psicológico que ofrece tanto a pacientes y familiares dentro de los hospitales y en sus casas. Una labor esencial para hacer frente a la leucemia que, como dice, el presidente de la Fundación, José Macías, es agradecido por las familias. "Las medicinas solo no ayudan; un abrazo también es necesario".

Compartir el artículo

stats