Víctor García, presidente de la Unión Sindical de Policía (USP) y la Unión Sindical de Bomberos (USB), sindicato éste último recién creado, denunció ayer que la "precipitada" puesta en marcha, prevista para hoy, del Centro Municipal de Emergencias de La Paterna provocará "graves trastornos" en los servicios de ambos cuerpos. Según García, varios bomberos han sido destinados al Cemelpa "para hacer de operadores" en el Cemelpa, lo que "repercute negativamente en el servicio. Estos bomberos han sido obligados a hacer cursos de operador". Añadió que el centro "no está preparado todavía para empezar a funcionar" porque "aún faltan medios" y los policías y bomberos "no han concluido aún su formación para trabajar" con las nuevas tecnologías.