Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Luz dobla el suministro de fuel por la falta de combustible en Santa Cruz

Cepsa retira una gabarra en el puerto tinerfeño tras el cese de actividad de la refinería

La gabarrar 'Santorini' suministra combustible al 'Idship Bulker' en la bahía de la capital grancanaria, ayer

La gabarrar 'Santorini' suministra combustible al 'Idship Bulker' en la bahía de la capital grancanaria, ayer JOSE CARLOS GUERRA

El puerto de La Luz duplicó el pasado mes de abril el número de toneladas de combustible suministradas a los buques. Este notable crecimiento coincide con una caída de esta actividad en el recinto portuario de Santa Cruz de Tenerife después de que la petrolera Cepsa optara por retirar una de las dos gabarras para bunkering con las que contaba. La compañía tomó esta decisión meses después de que la refinería de la capital tinerfeña dejara de depurar el crudo, lo que obliga a importar el fuel.

Las distintas petroleras situadas en el puerto de La Luz avituallaron durante el citado mes un total de 211.670 toneladas de fuel. Esto supone un 49% más que en abril de 2014. De esta manera se corrobora la importancia que está adquiriendo La Luz como gasolinera del Atlántico Medio Este. Y es que en el primer cuatrimestre el crecimiento ha sido del 27% gracias a que se despacharon 150.000 toneladas más que el año pasado.

Fuentes portuarias consultadas indicaron que este aumento puede estar relacionado con la caída del suministro en Tenerife después de que en septiembre Cepsa decidiera prescindir de uno de las dos naves cisternas por la falta de fuel ante el cese de la actividad de la refinería tinerfeña, lo que obliga a importar el combustible. Los datos estadísticos reflejan que durante el primer trimestre del año, Santa Cruz de Tenerife perdió el 35,5% de esta actividad en comparación con el mismo periodo de tiempo del año pasado. En abril, esta caída fue del 23%.

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ha mostrado en varias ocasiones su malestar por esta decisión de la petrolera a pesar de que se le ofreció "un significativo incremento de las bonificaciones y, por tanto, de los márgenes de beneficios por mantener la misma capacidad operativa de abastecimiento", indicó el organismo en una nota en diciembre.

Ya por entonces, el puerto tinerfeño advirtió de las quejas recibida por los capitanes por demoras de hasta 30 horas en el avituallamiento de combustible. Y avisó a su vez de que si la situación continuaba podría alterar las rutas de los cruceros, lo que provocaría un "grave quebranto" para el puerto.

Cepsa respondió que adapta sus servicios en función de la demanda existente, y que en diciembre se estimaba que con una gabarra era "suficiente" para atender las necesidades. El buque gasolinera, que ocho meses después sigue siendo la única utilizada para el bunkering, estaba teniendo a finales del año pasado una utilización del 80%.

Si bien el puerto de La Luz tiene un incipiente incremento en la actividad del suministro de combustible, en otros sectores como el de movimiento de contenedores continúa con su particular caída, que en abril fue del 3,69%. Por las distintas dársenas transitaron un total de 70.854 depósito. Esta cifra es ligeramente inferior a la del año pasado, cuando se movieron 73.566 containers. El descenso es menor al obtenido en el primer cuatrimestre, que se sitúa en el 5% por la caída de 14.857 containers, según los datos publicados por la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

El Puerto tiene puestas sus esperanzas en el contrato firmado con la naviera MSC para tratar de revertir esta situación. Este fin de semana se prevé que dos nuevos buques de la compañía recalen en el Muelle León y Castillo para realizar el transbordo de contenedores. Sin embargo, las empresas de la estiba estiman que el crecimiento durante los próximos meses será todavía lento.

Compartir el artículo

stats