Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Palmeras Golf reclama a la ciudad 4,1 millones por devolver el campo

El administrador concursal rebaja en 9 millones su demanda inicial para liquidar el contrato

Las Palmeras Golf reclama a la ciudad 4,1 millones por devolver el campo

La administración concursal del campo de golf de La Minilla ha rebajado en casi nueve millones el dinero que reclama al Ayuntamiento de la capital grancanaria para liquidar la concesión y devolver a la ciudad sus derechos sobre el complejo deportivo. Los encargados de gestionar la empresa Las Palmeras Golf -desde que ésta quebró en 2010 junto a su sociedad matriz Evemarina- comenzaron demandando 13,59 millones y luego rebajaron a 9,46 millones tras solicitar el Ayuntamiento una tasación. Después de pedir el Ayuntamiento la mediación judicial, los administradores concursales rebajaron a cinco millones y, finalmente, la cifra que está sobre la mesa asciende a 4,1 millones de euros.

La concesión de la construcción y gestión del campo de golf de La Minilla, adjudicada en 2004, ha sido un pésimo negocio para el Ayuntamiento, que nunca ha recibido ni un euro a cambio de la explotación de un suelo de propiedad municipal. El centro deportivo le ha costado dinero a la ciudad, porque desde hace varios años se encarga de la limpieza y de la vigilancia de las instalaciones.

La empresa, que fue liquidada por resolución judicial en 2013, nunca pagó al Ayuntamiento el canon por la cesión del suelo y un informe de los técnicos municipales ha cifrado en algo más de siete millones el dinero que Las Palmeras Golf le debe a la ciudad por los gastos de mantenimiento que ha tenido que pagar el consistorio, así como por el abono de impuestos y el impago del canon anual. Tampoco cumplió la concesionaria, según el informe municipal, con todas las inversiones comprometidas. Otras se quedaron a medias o su calidad dejó mucho que desear. El Ayuntamiento se ha tenido que hacer cargo también del pago de la factura de la luz y del agua.

Rebajas

Con la decisión del Ayuntamiento de solicitar la intervención de un mediador judicial se ha conseguido que la administración concursal rebaje la cantidad solicitada y ahora es el Gobierno municipal el que tiene que decidir si considera aceptable la petición o no. Los técnicos consideran aceptable el pago de 4,1 millones de euros.

En el caso de que la acepte, será el Juzgado de lo Mercantil de Málaga el que decida si ratifica o no la última petición y dé por liquidada la concesión.

La administración concursal ofrece al consistorio un plazo de tres años para abonar los 4,1 millones, una cantidad que pide para amortizar la inversión que realizó en el complejo antes de ponerlo en marcha. Los 13, 59 millones de euros que pidió inicialmente la concursal para renunciar a sus derechos a explotar el complejo corresponde al crédito hipotecario que solicitó Las Palmeras Golf a La Caixa para construir el complejo, un préstamo que nunca pagó al entrar en suspensión de pagos. Por esta razón, La Caixa ha reclamado su derecho a cobrar la indemnización que genere la liquidación de la concesión administrativa.

La construcción y gestión del campo de golf de La Minilla se adjudicó, bajo el mandato de la ex alcaldesa Pepa Luzardo, para explotar el complejo por un periodo de 50 años. Los administradores concursales entregaron al Ayuntamiento el complejo el 9 de abril de 2013. Un poco antes, el 17 de diciembre de 2012, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga, dictó un auto, mediante el que ordenó el cierre del complejo.

En 2013, el Ayuntamiento firmó un convenio con la Federación Canaria de Golf, para impedir el cierre del complejo y de las tiendas y restaurantes que hay en el centro comercial. La entidad sólo se ocupa de la gestión deportiva y el municipio se ha encargado durante los últimos dos años de la limpieza y la vigilancia de las instalaciones.

El anterior gobierno estaba pendiente de finalizar todo el proceso para sacar a concurso de nuevo la concesión de la instalación, con una fórmula similar a la que se está utilizando en el complejo deportivo de Las Rehoyas. Los anteriores responsables tenían previsto pagar el dinero que le reclama la concursal con los ingresos de la nueva concesionaria.

El complejo Las Palmeras Golf ocupa una superficie de 100.000 metros cuadrados en La Minilla, justo debajo del Hospital Juan Negrín, en la que se ha construido un centro comercial, un aparcamiento, varias canchas de pádel y un campo de golf. La concursal reclama ahora el dinero por la inversión realizada en su día, en función de los años de concesión no disfrutados. No obstante, el informe realizado por los técnicos del Ayuntamiento considera que a la inversiones realizadas, algunas de las cuales tienen deficiencias, hay que descontar el dinero del canon y otros gastos e impuestos que no pagó la filial de Evemarina.

Compartir el artículo

stats