Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Metz"Espero que los partidos españoles sepan que la casa común es Europa"

La nueva Cónsul de Alemania en Las Palmas afronta esta etapa con objetivos muy claros

La nueva cónsul de Alemania en Las Palmas, Judith Elisa Metz, en su despacho.

La nueva cónsul de Alemania en Las Palmas, Judith Elisa Metz, en su despacho. QUIQUE CURBELO

¿Conocía ya Canarias y, en concreto, Gran Canaria, antes de que la nombraran cónsul de Alemania a primeros de agosto?

Sí, he tenido la suerte de visitar las Islas a principios de los años 90 y en el 2000. He estado en Fuerteventura, Lanzarote, Tenerife, La Gomera y, también, Gran Canaria. No solo he estado en las zonas turísticas; muy lindas, sino que alquilé un coche y recorrí el interior de las islas, también con guías turísticos para conocer otros sitios y a la gente.

¿Qué impresión tuvo en esa primera visita?

Me encantó el que cada isla tuviera sus propios atractivos y peculiaridades, su propia identidad, sin decir con ello que esto es mejor o peor que aquello.

¿La hizo feliz venir aquí?

Sí, estaba muy alegre por poder volver por lo que he comentado, además, de que se trata de un puesto importante, especial.

Su último destino ha sido en África, en Burkina Faso.

Sí, he estado tres años. Allí estaba de jefe de la administración; la segunda de abordo de la embajada. Pero como durante mucho tiempo no había embajador, estaba en Chad, hacia labores casi de embajador. Han sido tres años muy intensos, la embajada había cambiado de edificio y como jefa de la administración tuve mucho trabajo. Pero tuve colegas muy buenos que me ayudaron; es la misma impresión que tengo aquí. Todos me dicen que es una suerte el que hable español, que así es más fácil trabajar.

¿Cómo están siendo estos primeros días? ¿Ha tenido tiempo ya de contactar con las autoridades del Archipiélago?

Apenas llevo quince días, todavía no me he instalado del todo y mis enseres están todavía en el Puerto. No he tenido tiempo todavía de hacer las presentaciones con las autoridades, que también son nuevas en Gran Canaria tras las elecciones. Agosto es además un mes de vacaciones así que no ha habido aún tiempo, aunque ya he recibido alguna carta de bienvenida como la del Jefe de Policía. Pero intentaré hacer las visitas oportunas en unos días. Es una de las cosas que quiero hacer en septiembre.

¿Y con los residentes alemanes?

Tampoco. Ha habido alguna llamada telefónica a título personal pero no ha habido ninguna reunión con ellos. El próximo 3 de octubre, fecha de la reunificación alemana y festivo para nosotros, haremos un cóctel y espero tener ahí la oportunidad de conocer a la gente.

Es verano y vienen muchos turistas alemanes a la Isla, ¿ha tenido que resolver alguna cuestión en estos quince días?

Alguno, pero disculpe que no me extienda porque son temas de protección de datos. En todo el mundo, en estas fechas, hay muchos alemanes de vacaciones y ocurren cosas.

¿Los típicos problemas del turista, pérdida del pasaporte, robo de dinero?

Sí, pero la impresión que tengo es que los alemanes que vienen aquí disfrutan de su estancia. Los canarios son tan abiertos que hay una magnífica relación entre los alemanes y los canarios (ríe). Algunos alemanes que viven en el Sur están preocupados por la nueva ordenanza urbanística y han contactado conmigo. Pero al ser un problema actual yo solo les puedo trasmitir lo que leo en los periódicos; lo que ha dicho el alcalde de San Bartolomé en su diario [LA PROVINCIA], les estoy remitiendo al Ayuntamiento.

¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado como cónsul?

Seguir en la línea de mis anteriores cónsules, que creo han hecho un buen trabajo. No tengo planeado hacer cambios. Nuestro trabajo consiste en atender a diario las llamadas de los alemanes y de los canarios, resolver sus problemas; si los hay, y ver en que iniciativas puedo participar. Aunque ahora es un poco pronto para definirlas porque acabo de llegar.

El anterior cónsul apoyó iniciativas privadas como el Oktoberfest, que se celebra desde hace unos años en Vegueta, para dar para dar a conocer la cultura alemana o impulsó unas jornadas sobre el impacto de la I Guerra Mundial en Europa, cuyo centenario se cumplió el pasado año. ¿Va a continuar en esta línea?

Sí, para mi tiene mucho interés promover la cultura e historia alemana como también para el Ministerio de Exteriores alemán. El propio ministerio tiene en su página web una zona en español donde promueve aspectos culturales, económicos, políticos; de todo tipo, que puedan ser de interés para España. Mi propósito es continuar con ese intercambio.

¿Qué aspectos cree que son de interés para los españoles?

Desde hace varios años es de mucho interés la educación dual. Hay empresas alemanas y canarias que trabajan en el intercambio de jóvenes estudiantes y creo que es muy interesante apoyar esto.

¿Alguna otra iniciativa?

De momento estoy tomando contacto con la Isla, de su situación, pero traigo algunas ideas para dejar alguna huella de mi paso. Espero tener tiempo en estos cuatro años.

¿Habrá algún cambio en ese aspecto por eso de ser mujer?

En nuestro Ministerio hay algunas mujeres en puestos de importancia, es bueno que se promuevan; el que podamos decidir cosas. Se dice que las mujeres vemos las cosas diferentes pero no estoy segura. Estamos más sensibilizadas quizás con las necesidades de las personas, especialmente de las mujeres, y una espera poner énfasis en esa área. Creo que es posible. Los hombres y las mujeres somos diferentes, y eso es bueno, porque si fuéramos iguales sería aburrido. Pero sí, creo que el que sea una mujer marca.

¿Cómo ve las relaciones actuales entre España y Alemania?

España es para nosotros un socio muy importante en todos los ámbitos. Seguimos confiando plenamente en una buena cooperación para continuar construyendo nuestra casa común que es Europa. En particular para el fortalecimiento de la coordinación en materia económica y también a escala internacional, donde nos enfrentamos a grandes desafíos. España es miembro no permanente del consejo de seguridad de Naciones Unidas en 2015-16 y con ello asume una responsabilidad adicional en unos tiempos, lamentablemente difíciles, también para otros países de Europa. Creo que es muy importante que esta relación tan buena y efectiva siga manteniéndose.

En España habrá elecciones generales antes de final de año. ¿Teme Alemania que esa relación estrecha pueda virarse si el gobierno central de España gira hacia la izquierda?

Quedará por ver. Llevo aquí unos quince días y todavía no me he puesto al día de todos estos asuntos para darle una opinión más concreta. Espero que todos los partidos, independientemente de su ideología, sepan que la casa común es Europa y que tengan esa visión conjunta para resolver los problemas que, lamentablemente, han crecido en los últimos tiempos.

Respecto a la situación que vive Europa con los inmigrantes que intentan llegar a sus costas y los refugiados sirios, ¿la cuota por países es la mejor opción para resolver esta situación?

La información que tenemos aquí de este problema tan complejo, que es europeo, es por la prensa por lo que no puedo dar una opinión muy concreta. Lo que espero es que se encuentre una solución entre todos, y que se esté de acuerdo, en una cuota o en lo que sea, porque los países frontera no pueden recibir todos los inmigrantes. Baviera, en Alemania, también está recibiendo inmigrantes. Pero como cónsul de Alemania en Las Palmas no puedo darle una solución. Espero que los gobiernos europeos, la encuentren porque, lamentablemente, es un problema.

¿Cómo vive como alemana el que haya grupos de ciudadanos que se opongan a la llegada de inmigrantes a sus ciudades?

Es lamentable, pero no es un problema típico alemán; también ocurre en otros países. Hay que trabajar bien en este aspecto, informar a los residentes de los pueblos donde se construye un refugio para que sean conscientes de por qué se hace, de la ayuda que les queremos dar. Es una labor de los políticos.

Compartir el artículo

stats