Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local pone 94 multas en el Puerto por exceso de velocidad en una hora

El radar se sitúa en los viales del Reina Sofía y León y Castillo y la avenida de las Petrolíferas

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria acude poco al puerto de La Luz para controlar la velocidad, pero cuando lo hace es para cazar a decenas de conductores que superan los límites. Los datos facilitados por la Autoridad Portuaria reflejan que el pasado mes de junio se pusieron hasta 94 multas en menos de una hora, tiempo durante el cual los agentes estuvieron controlando a los vehículos. Las zonas donde más se infringen los 40 kilómetros por ahora establecidos en gran parte del recinto son la avenida de las Petrolíferas, el muelle Reina Sofía y el dique de León y Castillo.

Las estadísticas indican que en junio las sanciones ascendieron hasta 98, pero un mes después estas se redujeron hasta 78. Sin embargo, fuentes portuarias agregaron que estas cifras serían "muy superiores" si los controles se realizaran con más asiduidad. Y es que, agregaron, el vehículo municipal que tiene instalado el radar acude normalmente en una o dos ocasiones a las instalaciones portuarias al mes, y cuando lo hace permanece menos de una hora. En ese tiempo, fotografía a decenas de vehículos que circulan por los 26 kilómetros de vías de circulación con los que cuenta el Puerto, además de otros 16 de muelles.

El número de multas incluso podría ser aún mayor. Aunque el límite de velocidad se sitúa en 40 kilómetros por hora, los agentes ordenan al cinemómetro que detecte únicamente aquellos automóviles que circulen por encima de los 50 kilómetros por hora. La mayoría de los conductores sancionados, como se desprenden de los datos, circulan a una velocidad comprendida entre los 50 y los 80 kilómetros por hora, con una velocidad media de todos ellos de 60,1.

Todo esto se produce a pesar de que antes de que la Policía Local comenzara a actuar dentro del recinto portuario, tras firmar un convenio con la Autoridad Portuaria para utilizar su vehículo radar, se puso sobre aviso a las distintas empresas del Puerto para que informaran a sus empleados. E, incluso, desde el Puerto se envió a principios de noviembre del año pasado una directiva dando conocimiento de que se iban a instalar controles con cinemómetros móviles en las diferentes vías de La Luz, como recalcaron las mismas fuentes consultadas.

Una de las zonas más conflictivas se encuentra en la avenida de las Petrolíferas, entre la estación de la ITV y la zona de los talleres navales. En una ocasión, uno de los infractores superó los 100 kilómetros por hora por este tramo, por lo que incurrió en un delito. Por ello, los policías tuvieron que acudir hasta su puesto de trabajo para informarle de los hechos.

Las otras dos vías en las que se suele situar el vehículo de la Policía Local son el muelle Reina Sofía y también el León y Castillo, junto a Cambulloneros. La localización del primero de estos puntos se realiza para evitar el exceso de velocidad en el que incurren numerosos vehículos, tanto turismos como camiones, en la larga recta de casi tres kilómetros de longitud.

Aunque las vías que más se controlan son aquellas en las que la velocidad máxima se sitúa en los 40 kilómetros por hora, el Puerto también posee otros tramos de viales secundarios donde los límites se sitúan en 30 e incluso 20 en las zona de maniobras que, en principio, la Policía Local no suele controlar.

Compartir el artículo

stats