Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El motor triunfa en Schamann

Decenas de motocicletas y 30 coches clásicos recorren varias calles del barrio capitalino y se exhiben en la plaza de Don Benito

El mundo del motor rueda en Schamann. El barrio capitalino, con motivo de las fiestas en honor a Nuestra Señora de Los Dolores, acogió ayer un encuentro de motos y coches antiguos que realizaron un recorrido por varias calles del distrito. Un club de coches clásicos -un par de ellos militares- y varios clubes de moteros de la Isla -y algunos de fuera de ella- llevaron ayer sus vehículos a la plaza de Don Benito, de donde partió el pequeño trayecto de ida y vuelta. "Este acto es, entre otras cosas, para que la gente erradique la idea preconcebida de que todos los clubes de motos son malos o que lo que buscan es follón; no es así: somos gente normal, y en este tipo de eventos participamos con el resto de ciudadanos en las fiestas y nos divertimos como todo el mundo", explica Mac Ramos, presidente de Desinkietos Custom Club, que se encargó de organizar el acto en colaboración con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

En total, unas 500 motos -modelos de entre los años 80 y la actualidad- y en torno a 30 coches clásicos, según los organizadores, fueron los que partieron a las 12.30 horas de la calle Núñez de Balboa, ante la atenta mirada de numerosos vecinos que no quisieron perderse la exhibición. "Me parece genial que se hagan este tipo de iniciativas, porque para los que nos gusta el mundo del motor es una gran oportunidad de disfrutarlo", comenta el capitalino Roberto López.

Pero Ramos va aún más allá: "Este es un evento pensado para todo el mundo, no solo para los amantes del mundo del motor. De hecho, hay personas que dicen que no les gustan las motos, pero luego se suben a una, arrancan el motor y se les pone una sonrisilla en la boca", comenta.

Los asistentes pudieron disfrutar de música rock en directo, con las actuaciones de los grupos Creepy, Rosie's sons y Rocking Balboas. Asimismo, los que participaron activamente en el evento tenían derecho a una tapa y una bebida gratuitas, que no vinieron nada mal teniendo en cuenta el calor y el solajero que se presentaron ayer. Entre las 10.00 y las 18.00 horas tuvo lugar esta cita.

"Espero que el año que viene se vuelva a repetir, porque me parece muy divertido y, sobre todo, es algo distinto", señala Alejandra García, quien además se alegró de contar con "un sitio donde podemos dejar a los niños", haciendo referencia a una carpa que funcionaba a modo de guardería con monitores que se encargaron del cuidado de los pequeños mientras estos pudieron entretenerse dibujando y jugando.

Ya por la noche, a las 20.00 horas, el barrio de Schamann disfrutó de la gala de elección de la Reina Infantil, un acto incluido también en el programa de fiestas. El acto estuvo dirigido por Simón Alejandro y presentado por Adolfo Martín, y contó con las actuaciones de la escuela de enseñanza artística Alexia Rodríguez y Selena Pérez.

Compartir el artículo

stats