Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una promoción de plata

Los miembros de la generación del 89-90 de la Policía Local celebran 25 años juntos

Un buen grupo de esta promoción en el Churchill.

Un buen grupo de esta promoción en el Churchill. JOSÉ CARLOS GUERRA

Está claro que detrás de cada aniversario siempre hay una historia y esta no es una excepción. Hace 25 años cuando unos 60 jóvenes llegaban al cuerpo de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria en una nueva promoción llena de ilusión y esperanza en los años 1989-90, y donde todos han cumplido -y continúan cumpliendo- con creces su trabajo y actualmente siguen al pie del cañón.

Ayer al mediodía en una de las instalaciones del restaurante capitalino Churchill, se llevó a efecto uno de eso momentos mágicos, entre los 58 miembros de aquellos 60 compañeros que comenzaron junto una esperanzadora andadura por defender sus principios como policía en nuestra ciudad donde desgraciadamente dos están en el recuerdo -Adelaido Medero conocido por Ñito y David Morán Brito- por su fallecimiento. Sin embargo ahí estaban el resto de sus compañeros celebrando dicho aniversario que también era el de los ausentes ya que estaban en la mente de todos, y tras recordarles con emoción, cariño y anécdotas, comenzó dicho acto con alegría, recuerdos y compañerismo.

Es justo reconocer que este grupo de Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria -algunos están entre mando, jefes y unidad donde varios de ellos ya superan los cincuenta- defendiendo en cada acción al cuerpo -tanto hombres como mujeres- por una digna y fabulosa idea, tratando de llevar el orden con éxito, por el bien de los vecinos y tener una ciudad tranquila y segura.

Estos veteranos experimentados policías que sobrepasan su profesionalidad donde casi siempre que actúan olvidando la mala climatología del momento, sin mirar -en algunos casos- el peligro que supondría su integridad física, aunque todos sabemos que es su profesión, pero hay muchos momentos en los que la dedicación supera la profesión y el precio, a veces, desgraciadamente, es muy caro en favor de otros. Sin embargo ayer era un día de fiesta, de unidad y plena camaradería entre estos 58 supervivientes de la promoción de los 1989-90, y que estos 25 años para recordar, reunirse como se merecen, celebrar los buenos momentos y tratar de olvidar los malos. Y como diría el famoso cantante Carlos Gardel en unas de sus famosas canciones "20 años no es nada", y mucho menos si son 25, muy bien llevados por ésta promoción del 89-90.

Compartir el artículo

stats