Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito da por buena la anulación de la Relación de Puestos de Trabajo

El Ayuntamiento rechaza recurrir la decisión judicial que invalida la RPT de 2014 P Tendrá que devolver 2,8 millones a 500 empleados

El tripartito da por buena la anulación de la Relación de Puestos de Trabajo

El tripartito da por buena la anulación de la Relación de Puestos de Trabajo

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no recurrirá la sentencia dictada en julio pasado por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 que anuló la relación de puestos de trabajo (RPT) de 2014, tal y como anunció ayer el concejal de Recursos Humanos del Consistorio capitalino, Mario Regidor; se trata de una medida acordada con los representantes sindicales de los trabajadores municipales. Esto conlleva que la Corporación tendrá que devolver 2,8 millones de euros a casi 500 trabajadores municipales -funcionarios y personal laboral- cuyas retribuciones se vieron menguadas por la aplicación de esta herramienta administrativa aprobada por el Partido Popular (PP) en 2014. Los empleados recuperarán derechos económicos como el plus de incompatibilidad, de donde sale la mayor parte de esos 2,8 millones.

Según explicó Regidor, en la reunión de ayer se acordó con los trabajadores ejecutar esta devolución en tres plazos anuales entre 2016 y 2018. "Lo hacemos así porque las leyes de austeridad del Gobierno central nos impiden pagar todo en un año, como reclaman los empleados, ya que no podemos superar el techo de gasto que nos impone el Estado", aclaró el edil.

"Con este acuerdo", apuntó Regidor, "sellamos una paz social con los trabajadores municipales que el anterior gobierno del PP dinamitó por decisiones tan cuestionadas como la de imponer una RPT sin negociación. Este gobierno tiene una nueva forma de hacer las cosas, desde el respeto y la negociación, una nueva relación con quiénes son el auténtico músculo de esta administración: sus trabajadores". "Todos queremos dejar atrás la animadversión y el ninguneo con que el anterior gobierno del PP trató a los trabajadores municipales y a sus representantes sindicales. Por eso nos hacemos cargo de la devolución de esos derechos laborales y retributivos cercenados injustamente por la RPT del PP", agregó el concejal, que igualmente ayer recordó que hoy finaliza el plazo para la presentación del recurso de la sentencia.

Si bien de esta manera queda sin efecto la RPT que la anterior Corporación impuso hace dos años a la plantilla municipal sin negociarla antes -motivo que acredita, según recoge el fallo de la juez, su revocación-, aún continúa vigente la RPT de 2015, también judicializada. En previsión de que también se anule, el Ayuntamiento ya ha iniciado contactos con representantes sindicales para elaborar una nueva RPT.

En lo que se refiere a la representación sindical, tanto el presidente del Comité de Empresa del Ayuntamiento capitalino, José Manuel Rodríguez, como el vicepresidente de la Junta de Personal, Iván Jiménez, agradecieron la predisposición negociadora del nuevo Gobierno local y del concejal de Recursos Humanos para llegar a un acuerdo pactado con los trabajadores. "Es evidente que con este nuevo Gobierno municipal hay un cambio sustancial con respecto a los cuatro años anteriores del PP", declaró Rodríguez, "el trato degradante y el desprecio con que el alcalde y los concejales del PP trataron a los empleados municipales ya es, por suerte, algo del pasado".

El presidente del Comité de Empresa, que aglutina a los representantes de los trabajadores municipales que no son funcionarios, lamentó, en cualquier caso, que el fallo judicial no se produjera meses atrás, cuando aún gobernaba el PP en Las Palmas de Gran Canaria. "Para nosotros es una pena que la sentencia que anula la RPT haya recaído en este gobierno y no en el anterior del PP, ya que fueron ellos los que han causado todos los problemas y la conflictividad laboral que se ha vivido en el Ayuntamiento en los últimos cuatro años", comentó Rodríguez.

Por su parte, Iván Jiménez, representante de los funcionarios del Consistorio, mostró su apoyo a la política negociadora del actual Gobierno municipal. "La era oscura de Cardona y del PP ha expirado", señaló Jiménez, que calificó de "muy duro" los cuatro años del PP, por el trato "denigrante" que recibieron, a su juicio, los trabajadores. "Ahora el nuevo gobierno muestra una verdadera voluntad negociadora y reconoce derechos que nos fueron arrebatados en el mandato anterior. Apoyaremos a este Gobierno local en todas las decisiones que tome y sean beneficiosas para los trabajadores municipales", añadió.

Compartir el artículo

stats