Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acceso sigue restringido

La carretera de entrada al paraje se mantendrá tal y como está en la actualidad

El Ayuntamiento mantiene la prohibición del tránsito en un área de 20.000 metros cuadrados de la zona de El Confital situada en junto a la playa y la ladera, un espacio que fue vallado para garantizar la seguridad de las personas, tras el derrumbe de grandes piedras que se produjo el pasado mes de julio. Las vallas siguen presentes, advirtiendo de la prohibición del paso, pero mucha gente se salta la restricción a la torera. La prohibición se mantendrá hasta que se realice el mallado que garantice que no habrá más desprendimientos de piedras. Los técnicos continúan con la elaboración de un estudio geotécnico, que encargó el Cabildo de Gran Canaria el pasado mes de agosto, para determinar dónde se instalarán las vallas y el grado de resistencia que deberán tener. El Cabildo espera que el estudio geotécnico concluya a mediados del próximo mes y después se decidirá quien corre con la financiación de las obras, que se cifró inicialmente en 60.000 euros. No obstante, los técnicos han advertido que el riesgo de desprendimientos afecta a distintos puntos de la ladera, no sólo a la situada en el área del yacimiento de Los Canarios, por lo que habría que extender el vallado, lo que elevaría el coste previsto. Teresa García

Compartir el artículo

stats