Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento deja en el aire el plan de recuperación del Pueblo Canario

El Bodegón y la tienda de artesanía cierran sus puertas en enero - La dueña de Fataga propone que el establecimiento pase a formar parte del Museo Néstor

El Bodegón, el restaurante que se encuentra en este espacio.

El Bodegón, el restaurante que se encuentra en este espacio. J.C. CASTRO

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria deja en el aire la recuperación del Pueblo Canario, cuyo deterioro se agudiza como consecuencia del abandono que sufre. Tal y como expone la concejala de Cultura del Consistorio, Encarna Galván, "estamos trabajando en la necesidad" de elaborar un proyecto en el que estarían implicadas las áreas de Turismo, Urbanismo, Cultura y Patrimonio, y asegura que se trata de una prioridad para el Tripartito. "Ha formado parte de nuestra agenda desde el minuto menos uno", afirma Galván.

Por su parte, el edil de Turismo, Pedro Quevedo, quien considera "lamentable" que "un icono como este de la arquitectura canaria" no esté en condiciones, afirma: "Esperamos que en enero podamos iniciar contactos con el Cabildo de Gran Canaria", organismo con cuya colaboración esperan contar para poner en marcha el plan de restauración.

Asimismo, debido a que las concesiones del Bodegón y la tienda de artesanía Fataga llegan a su fin, ambos establecimientos cerrarán sus puertas el presente mes. No obstante, el Ayuntamiento no las ha sacado a concurso aún; el motivo, según el propio Quevedo, es que la prioridad del órgano municipal es llevar a cabo primero la actuación integral de este complejo arquitectónico que idearon, a principios del siglo pasado, Néstor y Miguel Martín-Fernández de la Torre.

La dueña de Fataga, Pepi Nadal, sobrina nieta del artista grancanario Néstor Martín-Fernández de la Torre, tiene la ilusión de que, cuando abandone el local, este pase a formar parte del museo Néstor -que también se encuentra en este espacio- como tienda de souvenirs. Igualmente, pretende donar al propio equipamiento varios de los muebles que se encuentran actualmente en la tienda y que pertenecieron a su tío abuelo. "Y así se lo he transmitido ya a Encarna Galván", sostiene antes de agregar que le gustaría, "sin compromiso", seguir colaborando con el museo.

Para Nadal, que se crio en el establecimiento -que lleva abierto desde 1956- y lleva trabajando en él desde que tenía 12 años, su cierre supone "una pena enorme", sobre todo porque "en Las Palmas de Gran Canaria hay muchas tiendas de souvenirs, pero ninguna de artesanía pura como esta".

Pero la razón por la cual ella da por terminado su ciclo en la mítica tienda es que "ya no hay nadie que cale y que borde" las telas de los trajes típicos, otra de las señas de identidad del local. "Mi abuela me hizo a mí amar profundamente la artesanía, pero lo cierto es que a la juventud de hoy solo le interesan las nuevas tecnologías y no la valora, desgraciadamente, y por tanto se vende mucho menos también", añade Nadal.

En el último pleno del Consistorio capitalino, el concejal de Unidos por Gran Canaria (UxGC), David Suárez, defendió una moción para buscar una solución con carácter urgente para que no se proceda al cierre del restaurante y de la tienda.

En los últimos días, Suárez ha denunciado que "la pasividad" del gobierno municipal ante este asunto está acercando al Pueblo Canario a su desaparición. "El estado de abandono y de precariedad ha convertido a la obra de los hermanos Martín-Fernández de la Torre en un lugar desolado", apunta Suárez, que igualmente denuncia también el estado de deterioro en el que se encuentra la ermita de Santa Catalina, "que tiene goteras y está llena de humedades que afectan a los frescos", y el cierre "sin explicaciones de ningún tipo" del baño público del Pueblo Canario desde hace un año.

Según el edil, el Ayuntamiento "tendría que haber abordado mucho antes" la elaboración de un plan integral de recuperación del espacio, e igualmente "debería haber sacado a concurso tanto la tienda de artesanía como el Bodegón hace cuatro meses, porque estas cosas llevan su tiempo y ahora se van a quedar inutilizados hasta que decidan restaurar el Pueblo Canario y sacar a concurso los establecimientos". En este sentido, Suárez se quejó de la falta de interés de los últimos alcaldes de la capital, por la situación en que se encuentra el Pueblo Canario. En el mismo pleno, Pedro Quevedo planteó una enmienda a la moción que fue aceptada por UxGC y aprobada por unanimidad, consistente en la elaboración de un estudio detallado del estado en que se encuentra este espacio, con el fin de elaborar un plan integral que recupere todo el entorno. El edil de Turismo aseveró que comparte la preocupación de Suárez por el nivel de deterioro que sufre el complejo arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural.

Compartir el artículo

stats