Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan de rescate social echa a andar con la creación de más de 200 empleos

El tripartito destina 32 millones a la atención de 20.000 familias pobres

El Plan de rescate social y contra la pobreza de la capital grancanaria arranca con la creación de más de 200 empleos y un gasto de 32 millones de euros para poner en marcha una batería de medidas dirigidas a proporcionar vivienda, alimento y a cubrir las necesidades básicas de unas 20.000 familias pobres. El concejal de Cohesión Social, Jacinto Ortega, indicó ayer que es difícil concretar en estos momentos cuántos empleos se crearán, pero indicó que la bolsa de Limpieza que se pondrá en marcha, dará trabajo a más de 200 parados. "No van a ser los únicos. Vamos a intentar", añadió, "que se cree empleo en servicios sociales, en vías y obras y jardinería", entre otras áreas, "porque uno de nuestros objetivos es que tanto la riqueza como el empleo se reparta entre los más desfavorecidos". Será Cohesión Social, la que decida las personas que tienen prioridad a la hora de acceder a esos empleos, una prioridad que vendrá dada por su situación económica.

A estas bolsas de empleo se añadirán los puestos de trabajo, aún por cuantificar, que creará la renovación de 155 viviendas de Tamaraceite y la rehabilitación de otras 192 casas en Escaleritas.

El alcalde Augusto Hidalgo, que presentó el plan junto a Jacinto Ortega, destacó que éste tiene como "misión" acabar con la brecha social y la desigualdad" que crece cada día más en una ciudad, donde la tasa de paro roza el 24%, lo que trae como consecuencia, entre otras causas, que el 23% de la población esté afectada por la pobreza relativa y un 7% por la pobreza severa. Los 32 millones consignados en el plan suponen un incremento de 12 millones, con respecto al pasado ejercicio, que permitirán incrementar las partidas destinadas a ayudas de emergencia, el pago de alquileres y otros servicios dirigidos a grupos especialmente vulnerables, como la ayuda a domicilio, que registrará el próximo año un aumento de 1, 2 millones de euros.

Además se crean líneas nuevas de ayudas como la bonificación social del agua, a la que se destinarán 300.000 euros, para ayudar a pagar el recibo a familias sin recursos. También se destinará una partida nueva de 1,7 millones para subvencionar el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que el Ayuntamiento pretende que se haga directamente sobre el recibo. De nueva creación es también el bono solidario para viajar en Guaguas Municipales (104. 616 euros); el abono de transporte público a las personas que sufren pobreza severa (11.000 euros) y el bono social deportivo (dotado con 90.000 euros).

En el eje destinado a las políticas de protección y promoción de los derechos sociales destaca la inversión de 6,3 millones en la renovación de 155 casas baratas de Tamaraceite y otros 941.960 euros a la rehabilitación de 192 viviendas de Escaleritas. Hidalgo anunció que el Ayuntamiento está negociando un convenio con Endesa para bonificar o pagar en su totalidad la factura de la luz a las familias sin recursos. En cuanto se firme el convenio, estas ayudas se incluirán en el plan, cuya consignación presupuestaria se irá incrementando en función de las necesidades. Ortega reconoció que el millón de euros destinado a las ayudas de alquiler, partida idéntica a la de 2015, seguramente tendrá que ser aumentado. "Es un plan vivo y abierto y si es necesario ampliar, se hará", dijo. Entre las 35 acciones que contempla el plan, en cuyo diseño han elaborado todas las concejalías, figura la creación de un servicio de mediación hipotecaria. En palabras de Hidalgo, el objetivo es "atender las necesidades de los que peor lo están pasando por el desempleo o por la crisis". A juicio de Ortega, este gasto que se hace para apoyar a los más débiles supone a la larga "una inversión", porque la mejora de la situación de estas personas revertirá de manera positiva en el municipio.

Compartir el artículo

stats