Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2016 Los Melindrosos

La murga de Robin Hood

Los Melindrosos presentan sus canciones en el colegio Jaime Balmes - Las nuevas letras se meten con los políticos y la televisión

La murga de Robin Hood

La murga de Robin Hood

Comienzan los preparativos finales para el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2016. La murga de Los Melindrosos presentó ayer su alegoría para el concurso, que tendrá lugar los días 1, 2, 3 de febrero. "Nuestra preparación comenzó hace ya muchos meses", especificó Michel Montelongo, director de Los Melindrosos, que para este año han escogido la alegoría del ladrón de los pobres, Robin Hood. "Vamos a transformar la ciudad de Las Palmas en el bosque de Sherwood", explicó Montelongo, en alusión a lo que cantarán sobre el escenario del parque de Santa Catalina.

La murga, que consta de cincuenta integrantes, cuenta con diez nuevos murgueros para esta edición. "Algunos son lobos con piel de cordero", comentó Montelongo de los que ya tienen experiencia en otras murgas. Por el otro lado está Viniky, que lleva más de 20 años con la murga de Los Melindrosos. "La experiencia te permite disfrutar más que los que llevan poco tiempo", detalló Viniky, que aseguró que la alegoría de este año le encanta. "Vamos a meternos con los políticos", declaró entre risas el veterano. Pese ala veteranía, Viniky confiesa que se sigue poniendo nervioso cada vez que sube al escenario del parque de Santa Catalina. "Si uno no se pone nervioso es que ya no disfruta la murga", explicó.

Los demás integrantes también confiesan que los nervios son parte del espectáculo. "Si no te pones nervioso mal va la cosa", añadió Juan Manuel Flores. "Yo no me pongo nervioso", replicó por otro lado Arcides Machín, que provocó las carcajadas de sus compañeros. "Los nervios son importantes, significa que estás a punto de hacer algo importante", explicó Montelongo.

Pero los nervios quedan para los primeros días de febrero, cuando comiencen las primeras fases de murgas. "Hay ganas de hacerlo bien este año", aseguró Montelongo. "El año pasado no llegamos a la final, y esta vez queremos ir a por todas", añadió. Los murgueros tienen ganas. Ayer se presentaron en el colegio Jaime Balmes. Cantaron tres de las cuatro canciones que presentaran en los Carnavales. "Falta por escribir la última", reveló el director, que dijo estar muy satisfecho con el resultado de las otras tres. "En una contamos la infancia de Robin Hood en Las Palmas de Gran Canaria", relató Montelongo. Porque en la alegoría de Los Melindrosos, Robin Hood vive una infancia en la capital grancanaria robando a diestro y siniestro en favor de los pobres. "La ciudad iría mejor con la solidaridad de Robin Hood", aseguró en tono jocoso Montelongo.

Porque al final las murgas son eso, criticar de manera divertida diferentes aspectos de la vida o la sociedad. La segunda canción es una crítica a los medios de comunicación. "Nos metemos con la televisión especialmente", precisó el director. "Sobre todo en lo que convierte a la sociedad", añadió.

La tercera canción que presentaron en el Jaime Balmes fue una burla del programa televisivo Supervivientes. "Cantamos sobre un programa que se celebra con los famosos en la playa de La Laja y Bocabarranco", comentó Montelongo.

Antes de la presentación, Los Melindrosos estuvieron preparando la indumentaria y el maquillaje durante horas en su local de la urbanización Copherfam Bajo. "Nos lleva unas cinco horas el maquillaje", relató el director, "las maquilladoras están agotadas", añadió. Una de ellas, Yanitza Suárez, despacha en 15 minutos el maquillaje de cada integrante de la murga. "Entre cinco y seis horas en total", detalló Suárez, que agradeció la "simpleza" del diseño de este año. "Además me gusta mucho", añadió la maquilladora, que utiliza spray, aquacolor, barra y purpurina de diferentes colores. "Predomina el verde, claramente", aclaró entre risas Suárez, que se tomó con humor la tarea de pintar a los 50 integrantes. "Desde primera hora esto es una fiesta", explicó la maquilladora, que confesó que sufre un poco maquillando, pero una vez se suben al escenario, los disfruta más que ninguno. Ayer, en el Jaime Balmes, ante familiares y amigos, realizaron un ensayo que esperan bordar sobre el escenario en febrero.

Compartir el artículo

stats