Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Fernando del Castillo

"El Pueblo Canario debe ser el museo de Gran Canaria para los turistas"

"Todos los municipios tendrían que estar representados, no solo el turismo de la ciudad de Las Palmas", afirma el Presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de Gran Canaria

Fernando del Castillo ayer, frente al Bodegón del Pueblo Canario, que está en un estado avanzado de deterioro.

Fernando del Castillo ayer, frente al Bodegón del Pueblo Canario, que está en un estado avanzado de deterioro. SANTI BLANCO

¿Qué opina, como presidente del CIT, del estado actual del Pueblo Canario?

Evidentemente, como a todo el mundo, la situación no es la correcta. El Pueblo Canario se ideó para atraer turismo a la Isla, a través de una imagen de excelencia, y el estado actual no lo refleja. Las instalaciones tenían que exponer el buen turismo de Gran Canaria. La situación actual, de deterioro, viene de un mantenimiento y un enfoque que no es el apropiado para el conjunto.

Usted tiene su oficina allí mismo, ¿Desde cuándo está el CIT en el Pueblo Canario?

Efectivamente las oficinas del CIT están aquí. Llevan aquí desde que se edificó el conjunto. Los hermanos Miguel y Néstor Fernández de la Torre fueron precursores del CIT en 1934, ya que los dos estaban muy preocupados por el turismo en Canarias. Desde el comienzo están ubicadas aquí, y ahora está destinado a dar información turística de los diferentes municipios de la isla de Gran Canaria.

Cuándo usted llegó como presidente del CIT, hace dos años, ¿Cómo estaba el complejo?

La verdad es que estaba prácticamente igual que ahora, no es que en pocos meses se haya venido todo abajo. Antes estaba el Bodegón, pero lo que hay que analizar es si se puede conseguir otro propósito para las instalaciones. Siempre enfocado hacia el turismo, que es para lo que se ideó el Pueblo Canario.

¿Ustedes tienen alguna idea de qué hacer con el edificio?

Primero rehabilitar las instalaciones, ya que están en muy mal estado. Y después, se trata hacer una extensión del museo que ya hay. Un museo dirigido al turismo en la isla de Gran Canaria. Con todos los medio audiovisuales posibles. Además deberían estar representados todos los municipios de Gran Canaria, que hasta el momento el Pueblo Canario estaba destinado a promover el turismo de la capital grancanaria nada más. En un recorrido corto plasmar todos los encantos de Gran Canaria y de alguna forma las cuestiones etnográficas de la isla. Y que se organice para que cada municipio pueda exponer sus temas de manera audiovisual. Así, por ejemplo, los turistas que vienen en cruceros, que tienen poco tiempo para visitar la isla, vean los encantos de toda Gran Canaria y vuelvan a visitarla en un futuro. Debería ser un museo de Gran Canaria para los turistas.

¿Entonces el aspecto gastronómico quedaría fuera?

Lo que es gastronomía en sí es difícil, porque habría que estudiar proyectos viables y eso es muy complicado en unas instalaciones como estas. Habría que hacer programas paralelos de asuntos relacionados con la gastronomía, el folklore y la artesanía de cada municipio. Hasta con el Carnaval habría que hacer algo en el Pueblo Canario. Pero habría que hacerlo más adaptado a las nuevas tecnologías, para que fuera más atractivo y accesible a los turistas. Y sobre todo, que se puedan conocer todos los atractivos de la Isla, no solo de Las Palmas de Gran Canaria. Porque volver a lo de antes sería un atraso. Eso estaba bien hace cincuenta o setenta años, porque era el objetivo de aquella época, pero ahora hay que adaptarse a las nuevas tecnologías.

¿A quién habría que pedir responsabilidades del estado actual?

Más que pedir responsabilidades hay que pedir decisiones al gobierno actual. Hay que crear un negocio que sea sostenible y en el que toda la isla de Gran Canaria quede retratada. Hay que poner en valor las instalaciones, hay que buscar un proyecto sostenible económicamente.

Compartir el artículo

stats