Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sedes bajo la lupa arquitectónica

El Club Natación Metropole acoge una muestra fotográfica que analiza los edificios de diez entidades de Asoclub

Las Palmas de Gran Canaria esconde entre sus calles innumerables edificios singulares. Y no solo por su valor histórico, reflejo de una época, sino también porque con su construcción se ha contribuido a fomentar la cultura, el deporte y la ciudadanía en la Isla. Esa aportación la vienen desarrollando desde hace décadas instituciones culturales y recreativas como el Gabinete Literario, el Círculo Mercantil o clubs deportivos como el de Natación Metropole o el Victoria, entre otras. Las sedes de diez de estas entidades, agrupadas en la Asociación de Clubes Cívico-Culturales y Deportivos de Gran Canaria, son hoy analizadas desde el punto de vista arquitectónico en una muestra que acoge el Club Natación Metropole.

La exposición fotográfica La arquitectura de las sedes de los miembros de Asoclub está avalada por el arquitecto José Luis Gago Vaquero, miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y profesor titular en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quien narra de manera sencilla alguna de las peculiaridades arquitectónicas de las sedes del Gabinete Literario, la Fundación Universitaria, el Real Club Victoria, la Real Sociedad Económica de Amigos del País, el Centro de Iniciativas Turísticas de Gran Canaria, el Real Club de Golf, el Real Club de Tenis, el Real Club Náutico, el Club Natación Metropole y el Club de Fútbol Hespérides, así como los problemas urbanísticos con que se toparon para su construcción los arquitectos y las soluciones que se ofrecieron. También con algunas curiosidades como la que esconde, por ejemplo, el Real Club Victoria y que no es otra que la de no quedar registro de quién levantó su sede.

La visita a la muestra fotográfica, que estará abierta hasta finales de mes en el club Natación Metropole y que, posteriormente, recorrerá las sedes del resto de las instituciones de Asoclub, permite observar también una evolución de la arquitectura de la ciudad ya que entre la construcción de las diez sedes se recorre más de un siglo de vida. Desde la primera piedra del Gabinete Literario, colocada en 1900 por el arquitecto Fernando Navarro, hasta la rehabilitación interior de la sede de la Fundación Universidad en 2006, por Miguel Hernández.

Gracias a la visión del fotógrafo José Bueno, se pueden observar también las estructuras externas de estos edificios, sus interiores, así como los elementos de edificación que le hacen reconocible y singular dentro del patrimonio urbanístico de la ciudad. Así como los planos, con sus alzados de fachada y planta, que proyectaron los arquitectos.

La muestra, en definitiva, ofrece una oportunidad única para que el viandante mire de otra manera a la ciudad.

Compartir el artículo

stats