Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad busca seis millones para rehabilitar 2.800 casas en San José

El tripartito pretende incluir el plan de reforma en el próximo convenio con el Estado

La ciudad busca seis millones para rehabilitar 2.800 casas en San José

La ciudad busca seis millones para rehabilitar 2.800 casas en San José

La rehabilitación de las viviendas de protección oficial que se construyeron en la Vega de San José hace más de treinta años precisa de una inversión de seis millones de euros. El Ayuntamiento de la capital grancanaria asegura que unas 2.800 viviendas del barrio, conocido durante muchos años como el polígono de San Cristóbal, necesitan ser sometidas a una rehabilitación, debido al pésimo estado en que se encuentran. Los vecinos del barrio denuncian desde hace años la degradación en que se encuentran las casas y llegaron a crear en 2009 una plataforma para reclamar a las instituciones que pusieran manos a la obra ysolucionaran el problema.

Hasta la fecha, sólo se ha realizado la primera fase del Área de Reforma Integral (ARI), que se centró en renovar las cornisas y elementos en mal estado de las fachadas de 384 viviendas, actuación que se integró en el convenio firmado con el Gobierno de España en 2008, que financió el Estado con 267.427 euros, el 37% de los 724.000 euros que costó. La obra arrancó en 2010 y concluyó en 2013.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, señala que este plan de rehabilitación integral iniciado en 2010 se quedó a medias y añade que el gobierno municipal se ha planteado como uno de sus objetivos en este mandato retomar la actuación. "Unas 2.800 casas necesitan una rehabilitación, unas más que otras", debido a que algunas como las de la zona conocida como El Chaparral, están mucho más deterioradas. "Tenemos todo preparado para incluirlas en el próximo plan de vivienda, pero esos planes no dependen de nosotros sino del gobierno central", aclara.

En la Vega de San José hay un total de 3.855 viviendas, la inmensa mayoría de las cuales, unas 3.213, son de protección oficial. La mitad de estas casas de promoción pública ya han pasado a ser propiedad de sus adjudicatarios y la otra mitad siguen estando a nombre del Gobierno autónomo.

El Ayuntamiento recepcionó el pasado mes de diciembre todos los jardines, aceras y espacios públicos de la Vega de San José, que estaban a nombre del Gobierno canario. Han sido recibidos todos los espacios públicos, salvo las zonas privadas que están ubicadas entre los edificios. "No descartamos recepcionar más adelante esas zonas como, por ejemplo, los patios abiertos de los edificios, pero ese es un proceso más largo", explica Doreste.

"Lo que sí intentaremos", aclara, "es actuar en algunos de los espacios libres privados que están muy deteriorados, como los de El Chaparral. Aunque no son del Ayuntamiento, pediremos permiso al Gobierno autonómo" porque es urgente intervenir en esos espacios.

La zona de El Chaparral es una de las más deterioradas de la Vega de San José, pero no es la única que está mal. De hecho, muchos vecinos de la zona aseguran, medio en broma medio en serio, que uno de sus mayores temores es ser alcanzado por algunos de los cascotes que se desprenden de las fachadas y cornisas de las casas. Las filtraciones y humedades por la falta de impermeabilización de las cubiertas y las continuas roturas de los viejos bajantes constituyen otros problemas. "Esto se está cayendo y cualquier día alcanza a una persona", advierte Juan José Robaina. A su juicio, los edificios que peor están son los de la tercera fase, que "llevan 34 años sin mantenimiento alguno. Ni se han pintado ni se ha hecho nada". Lo mismo señala otra vecina de un edificio de la calle Málaga cubierto con una malla. "Aquí no se ha hecho nada de nada. Llevamos años con esta red, que lo que ha hecho es empeorar el problema", sostiene.

Compartir el artículo

stats