Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A juicio seis jóvenes por patear a un invitado en la celebración de una boda en Jinámar

El ministerio público reclama siete años y medio de prisión por intento de homicidio

La Audiencia de Las Palmas juzgará el próximo martes a seis jóvenes que propinaron una paliza a otro durante la celebración de una boda en un complejo de ocio de Jinámar. Cada uno de los acusados se enfrenta a una pena de siete años y medio de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa con abuso de superioridad, aunque la Fiscalía ha introducido la calificación jurídica alternativa de lesiones, en este caso con la agravante de deformidad.

Y es que la boda celebraba el día 3 de octubre de 2010 en el Camino Viejo de Jinámar acabó como el rosario de la aurora. Sobre las 03.00 horas, cuando la fiesta enfilaba la recta final, surgió una disputa por el micrófono que terminó con uno de los invitados derribado de un puñetazo. Luego, mientras la víctima permanecía indefensa en el suelo, los acusados lo patearon de forma "brutal", causándole graves lesiones en el hígado, el riñón y el páncreas que le podrían haber matado si no le operan de urgencia.

La Fiscalía acusa a Emilio Ruymán C. M. de iniciar la pelea con el puñetazo. Luego se sumaron dos de sus hermanos, Nahun Jacobo y Francisco Javier, así como Jonatan José S. J. y los también hermanos Jesús M. R y Daniel M. R. Todos, según el ministerio público, se aprovecharon de la indefensión de la víctima. El juicio se celebrará en la Sección Segunda de la Audiencia a las 10.30 horas.

Compartir el artículo

stats