Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clásicos de Las Canteras

"Viajé mucho, conozco sitios; y esta es la mejor playa urbana del mundo"

"La gente de La Puntilla es muy solidaria, siempre que pasas por allí te invitan a cualquier cosa", asegura Agustín Villalba, hombre de negocios

Agustín Villalba, con su típico puro en la mano.

Agustín Villalba, con su típico puro en la mano. SANTI BLANCO

¿Por qué viene a Las Canteras cada día?

Pues porque nos gusta el ambiente, estamos acostumbrados a pasear por Las Canteras, y no precisamente por esta, sino como era anteriormente también. Desde niño he estado por aquí, cuando trabajaba, salía de la oficina y no me iba a casa a comer, me venía a la playa fuera verano o invierno y después llegaba a la oficina, me duchaba y seguía trabajando hasta que salía. La verdad es que siempre ha sido una playa sumamente cosmopolita, y yo que he viajado mucho y conozco muchos sitios, soy consciente de que la mejor playa urbana que existe en el mundo es esta. Y esto es porque tenemos el mejor clima, para mí, del mundo porque la temperatura no es muy fría en invierno y en verano no es sumamente cálida. Además, estamos libres de que haya inclemencias del tiempo como tifones o huracanes, o animales dañinos.

¿Algún problema que crea que la playa puede mejorar?

La única cosa que me ha disgustado de la reforma de la playa ha sido el piso que han colocado, estos ladrillos que han puesto aquí. Son adoquines que, encima, los trajeron de Alemania como si no hubiera buenos adoquines aquí en España. Algo que no entenderé nunca, pero bueno, los políticos son así y cada cual responderá en su día de lo que haya hecho. También noto que hay un exceso de arena, porque aquí antes había una altura tremenda desde la avenida hasta la playa.

¿Algún personaje que recuerde con cariño de todos estos años?

Debajo del Real Club Victoria había un homosexual en mi época, muy jovencito, que era el que te atendía si necesitabas ir al baño, y se llamaba Ramona la de La Puntilla. Era una buenísima persona, que tenía su carácter obviamente si te metías con él, pero era un personaje muy pintoresco. Beneficiaba mucho a la gente y no le hacía daño a nadie. Había una casa también, que hay una plazoleta dedicada a esta persona, que era Librada Alvarado, que fue maestra de mucha gente pobre de aquí, y era una casa que daba hacia el mar también y siempre tenía un bote colgando por si había que cogerlo y salir para salvar a alguien.

¿Qué tres perfiles se puede encontrar cada día aquí en la playa?

Está el clásico, y perdona por la expresión, chulo de playa. También está el exhibicionista que lo enseña todo. Y luego, la clásica familia que a mí me parece entrañable porque te devuelve a tu niñez. Suelen ponerse por la parte de La Puntilla, que viven por ahí, y que de toda la vida se reúnen y se traen sus comidas con los niños y demás. Porque aparte de eso, tú aunque no les conozcas no eres un desconocido para ellos. Igual pasas por allí y ellos te invitan a cualquier cosa, lo comparten todo: son personas sumamente solidarias.

¿Alguna anécdota de su juventud que quiera contar?

A mí me pasó siendo pequeño, en la Peña de la Vieja, que me tiré de cabeza y, de repente, cuando voy a intentar salir, me siento cogido por un pie y sin poder salir. Me sumerjo y era un pequeño pulpo que estaba agarrado a la roca y me había cogido por ahí, tuve que tirar porque si no me hubiera ahogado. Tuve que tirar de él, virarle la capucha para matarlo, sacarlo de la roca y salir de la playa, caminar por la arena, con el pulpo enroscado por el pie. La verdad es que se pasaba muy bien.

Compartir el artículo

stats