Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Lorenzo vence al calor

La noche de los fuegos se celebra a pesar de la alerta amarilla por alta temperatura

San Lorenzo, ayer, preparándose para su gran noche.

San Lorenzo, ayer, preparándose para su gran noche. ANDRÉS CRUZ

Desde que la semana pasada se anunció la llegada de la ola de calor a la Isla, han sido varios los rumores de que San Lorenzo suspendía varios de sus eventos. Pero no. Ni las altas temperaturas ni los cinco conatos de incendio que se produjeron a lo largo de todo el pasado domingo impedirán que hoy tenga lugar uno de los eventos más esperados del verano. El motivo, según el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, es que la alerta amarilla se mantiene en zonas forestales y el barrio se encuentra en una urbana. De manera que esta noche, a la una de la madrugada, dará comienzo el espectáculo pirotécnico que hará vibrar en la víspera del día grande de sus fiestas patronales a la población donde acudirán unas 60.000 personas, según la previsión del Consistorio.

Desde ayer, los voladores que, como ya es tradición, llegan desde la empresa San Miguel de Valsequillo, están listos para el estallido de color que durará en torno a media hora. En total, este año serán 369 kilos de material pirotécnico los que se quemen antes de que Rafael García, miembro de la comisión de fiestas desde hace casi cuatro décadas, prenda con un cigarro uno de los seis volcanes que explotarán a la vez durante un par de minutos como colofón de la quema.

"Yo sé cómo es el final de los voladores, entonces enciendo la mecha y el resto me sigue", cuenta con orgullo García, quien se encarga desde hace 18 años de controlar la parte del evento que financian los vecinos de la localidad. Bajo su responsabilidad está la creación de los volcanes, que en esta ocasión comenzará a las 9.30 horas de hoy. Cada unidad contará unos 1.200 kilos de pólvora y se repartirán en seis puntos distintos de la ciudad. "Anteriormente, se ponían doce pero era más complicado prenderlos, así que se redujo el número y se refuerzan con más carga los que se mantienen", explica.

A pesar de las modificaciones, esta tradición se remonta siglos atrás, según rememora el cronista oficial de San Lorenzo, Juan Francisco Santana. "Posiblemente, la idea de los fuegos partió del hecho de que el Santo fue quemado en una parrilla", señala. Y_es que el historiador recuerda que existen textos en los que ya se hablaba de los artificios a finales del siglo XVII. "Fue en 1681 cuando el pueblo eligió a su patrón democráticamente y desde siempre se le hacían fiestas y se explotaba la pólvora a la salida de este por la puerta trasera de la iglesia y, tras el recorrido por la calle principal, se le recibía con una traca que al explotar parecía fuego".

Los voladores no son lo único que están preparados para esta noche. Los chiringuitos y ventorrillos también están a punto para atender a las miles de personas que se concentrarán esta noche en el barrio donde llevan desde el pasado 30 de julio de fiestas patronales. Los más afortunados disfrutarán de la velada en alguna de las barbacoas privadas que se celebran en las casas de la zona donde tampoco faltarán los enseres necesarios para la celebración que se prolongará hasta la madrugada. ¿Y el santo? El santo saldrá mañana a las 13.00 horas en procesión.

Compartir el artículo

stats