Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arquitectura Relato de un descubrimiento (II)

La oración solar de Santa Ana

La alineación de la Catedral es una muestra clara de cómo la astronomía era otro recurso en la "construcción" de los templos, frente al caos de la naturaleza o mundo

La oración solar de Santa Ana

La oración solar de Santa Ana

La cultura de la época

Todo este impresionante efectismo lumínico solar sólo sería un truco teatral, de prestidigitador, obispo o arquitecto, muy sencillo de hacer y muy poco importante; comparado con descubrir la razón última de su construcción, su significado.

Para intentar entender semejante alarde técnico y narrativo, hemos de aproximarnos a la "cultura de la época". Recordando que para el hombre tradicional, medieval, y renacentista también "el mundo es un continuum". Una unidad "de acontecimientos mágicamente asociados", en palabras de Umberto Eco.

Los solsticios

Marco Vitrubio Polión fue un arquitecto romano que vivió en el siglo I a.C., escribió el único tratado de arquitectura romana que ha pervivido hasta nuestros días, atravesando los siglos a través de los códices medievales. Sus enseñanzas nos permiten rastrear cuales podían ser los conocimientos e inquietudes de los constructores y mecenas de aquellos tiempos.

Vitrubio enumeró las aptitudes, actitudes y conocimientos convenientes al arquitecto: El dibujo, la geometría, la aritmética, la filosofía, el arte, la música, la medicina, etc., etc. Expresamente dice: " ... y perito en astrología y en los movimientos del cosmos", aclarando más adelante que a partir de la astrología el arquitecto conoce "los equinoccios, los solsticios y los movimientos orbitales del los astros." A todo lo cual dedica enteramente el Libro Noveno de su tratado.

Confirmando que la astronomía es otra "materia" más, en las manos del arquitecto.

Astronomía o Astrología

Desde la más remota Antigüedad las distintas culturas han creído en la correspondencia entre el macrocosmos y el microcosmos. Está creencia también era común en la católica España de los siglos XV y XVI. En torno a 1590, Fray Juan de Abreu y Galindo pretende explicar "la naturaleza e inclinaciones" de los canarios diciendo: "... todo lo criado, así en los cielos como en la tierra está sujeto a la voluntad divina y por ella se gobierna necesariamente , (...) como cuerpos inferiores, sujetos a los superiores, (...), en quien los signos, planetas y otras estrellas por divina voluntad influyen (...) quedando la necesidad de tal inclinación y el efecto de ella en la voluntad del mismo Dios.

El significado de la Arquitectura

En el capítulo primero Vitrubio dice: "Ciertamente, a todas las actividades y artes, pero especialmente a la arquitectura, pertenecen "lo significado" y "lo significante". (...) Por tanto quien declare ser arquitecto debe ser perito en ambas cuestiones". Sin un significado, este mecanismo solar sólo sería un juego, un pequeño alarde astronómico - geométrico, una anécdota, un truco mágico para maravillar a gentes sencillas. Pero si tuviera un significado coherente y valioso, un sentido profundo, entonces realmente podríamos estar ante un caso muy singular a nivel mundial.

La Arquitectura y la historia, ... y la mitología y la religión, y el santoral también.

Vitrubio también dice: "... conviene que conozca a fondo la historia (...) ya que (...) debe contestar a quien pregunte las razones de sus obras, apoyándose en argumentos históricos." Como ya vimos en la primera parte, fue el conocimiento histórico de la orientación de las iglesias, del simbolismo solar cristológico, de la importancia de las alineaciones edificatorias, y del conocimiento científico del movimiento solar medieval, y otros datos; lo que me hizo persistir en la búsqueda de esta fantástica coincidencia.

La festividad de San Juan Bautista, patrono de Las Palmas

Es el santo más representado. Las fechas del nacimiento de Jesús y de San Juan no están referidas en los Evangelios y no fueron señaladas hasta pasados varios siglos. Así el cristianismo, se fue cargando de simbolismo solar y supo superponerse a los distintos cultos astrales precedentes ocupando el preeminente lugar de las fiestas solsticiales.

El día del nacimiento de San Juan - solsticio de verano- celebra el día más largo del año, pero también anuncia que los días comienzan a acortarse, es decir: de la muerte del Sol. En tanto que el día del nacimiento de Jesús - solsticio de invierno- es el día más corto del año, a partir del cual los días comienzan a alargarse, es decir, celebra el renacer del Sol. En el Evangelio, el Bautista dice: "Él debe crecer, y yo disminuir", Juan 3,30.

Él es el justo que habla con Dios, la voz que clama en el desierto, vestido de pieles: el predicador. El que prepara el camino: el Precursor; que lava los pecados con agua para una "nueva vida": el Bautista. Es amigo, es primo de Jesús. Un joven profeta, valiente y mártir. No es difícil ver en él la figura de un misionero en tierra extraña.

Santa Ana, antigua patrona del Reino de Canarias

A diferencia de San Juan, su historia no figura en los Evangelios canónicos sino en los apócrifos, que no fueron aceptados por la Iglesia. En el siglo XIII su historia fue incorporada en la Leyenda Dorada de Jacobo de la Vorágine (1230-1299) y su veneración se propagó hasta convertirse en una de las santas más populares. Alfonso X el Sabio construyó la iglesia de su advocación en Sevilla en 1276. Tras el Concilio de Trento (1545-1563) se procuró suprimir su iconografía.

Ella participa, como María e Isabel, de una fecundidad milagrosa y anuncio angélico; porque no en vano tratamos de la Concepción Inmaculada. Es patrona de las mujeres en parto (curioso conflicto semántico). Y su icono más común nos muestra su sentido de un modo transparente, al conformar una equivalente Trinidad femenina: Santa Ana Triple. Es evidente su simbolismo matriarcal. Si María es la "Madre de Dios", Ana es la madre de la Madre de Dios, remarcando la filiación matrilineal de Jesucristo. En un sentido más amplio ella representa a la gran madre, y en muchas culturas y tradiciones eso significa y encubre el culto a la Madre Tierra. Recordemos que si San Juan y Jesús son primos, Santa Ana remite a una abuela común, al menos simbólicamente.

Los mallorquines, la evangelización y el sincretismo religioso

Son conocidos los episodios de los viajes y misioneros franciscanos mallorquines en Gran Canaria, al menos desde 1342. En Mallorca había esclavos canarios de los que aprender la lengua y las costumbres, para adaptar la catequesis y las advocaciones que mejor pudieran arraigar. A ellos se les atribuye la introducción de las higueras, y otras mejoras técnicas.

Pillaje, esclavitud y guerra, frente a evangelización y defensa de los derechos humanos

A pesar de las Bulas papales y Órdenes Reales: Los conflictos jurisdiccionales entre obispos, señores feudales y conquistadores eran constantes a propósito del uso "ilegal" de sus feligreses indígenas como eventual mercancía y fuente de recursos, para sufragar los cuantiosos gastos de guerra, o por el mero lucro. Baste un episodio: Tras la rebelión de los gomeros de 1485 y la cruel represalia de Pedro de Vera, el obispo fray Diego López de la Serna, amonestó y pedía piedad al gobernador, que le respondió: "Padre obispo, (...) callad, porque si dais tanta libertad a vuestra lengua, os haré clavar un casco ardiendo sobre vuestra cabeza". Inmediatamente el Obispo se quejó a los Reyes, que relevaron al gobernador, etc. etc. ¡Así eran los tiempos! En la incipiente y lejana Diócesis del Reino de Canarias.

Equilibrio de poderes

El poder económico y mediático del clero era muy importante, en el juego de los convenientes equilibrios de fuerzas, tanto de las ciudades como de los reinos. La Conquista de Canarias, de hecho, es un buen ejemplo de las relaciones entre los señores feudales, la monarquía y la Iglesia, con sus obispos y misioneros; en relación con los comerciantes financiadores de la campaña, los hidalgos, caballeros y soldadesca; los vasallos viejos y los naturales del país.

A propósito de esta tesis, hemos de destacar el papel de la Iglesia en la mediación durante la contienda, y la conformación de la incipiente, y nueva, sociedad canaria.

La Ciudad y la Plaza como "representación".

En 1494 una Real Orden promulgada expresamente para la isla, insiste en que se construyan las Casas del Consejo en la plaza principal de la ciudad. Fue natural, pues, que en 1497, el recién nombrado obispo, Don Diego de Muros, hombre pudiente e ilustrado, bien relacionado en la corte y arzobispado, acometiera la iniciativa de construir un nuevo y más ambicioso templo.

Y sería natural que en ese momento fundador, con la participación de un arquitecto brillante, se plantearan las condiciones de la nueva plaza y de la Casa del Consejo, en un conjunto integrado, y con toda la libertad de diseño que permitía la recién nacida Ciudad, toda por construir.

Una vez más la arquitectura haría visible, materializaría, encarnaría, el espíritu de los tiempos: El carácter de aquellos dirigentes y su visión del mundo. A la par que sus alcances técnicos, culturales y estéticos. Sería la mejor demostración del nuevo orden ante canarios e inmigrantes; manifestando el magisterio de la Iglesia ante sus feligreses, tanto a los nuevos cristianos, como a los viejos guerreros también.

Las creencias locales: La Sol y la gran Madre

Quedémonos con algunas pocas notas. De un viaje genovés anterior a 1340 nos ha llegado este eco: "Cuando aparece el sol por el confín del Este, ante él se prosternan". En 1369, el Papa Urbano V, a propósito de la evangelización de Canaria y las otras Islas Afortunadas, escribió la Bula Ad hoc semper, donde usa las siguientes palabras: "Para iluminar con la luz del Evangelio a aquellos pueblos que vivían en la superstición de los astros ... sólo adoran al Sol y a la Luna ... iluminados en la oscuridad del mundo ...".

A la hora de apreciar el simbolismo solar entre los canarios, surge un matiz importante, pues cabe suponer que para ellos, como para los pueblos del Atlas, el Sol, que en ocasiones se señala como su único y más alto dios, es femenino, y la Luna tendría carácter masculino. La Sol podría ser "La Diosa", y acaso de ahí, infiere Antonio Tejera Gaspar, deviene el papel relevante de todas las Vírgenes en todas las islas.

Joaquín Blanco apuntaba que la importancia de sacerdotisas como Andamana, "fundadoras de dinastías reinantes" y otros hechos; revelan "el matriarcado como su sistema político", y observa que los cronistas, dado su contexto cultural, no habrían podido apreciar con perspicacia el exacto "valor del papel femenino en la sociedad aborigen, ni sospecharon siguiera la existencia del matriarcado" .

Distancias, ángulos y proporciones con las fachadas históricas

Propongo que este hallazgo de alineaciones y efectos solares puede explicar una repetida extrañeza que formulaba Alfredo Herrera Piqué en su magnífico libro, a propósito de la inusual proporción de la Plaza, cuando enfatiza : "Hemos de insistir en señalar la diferencia en la planta, acusadamente rectangular en la (Plaza) de Las Palmas -cuya longitud es de dos veces y media el ancho del recinto- en abierto contraste con la planta cuadrangular característica en la Plaza Mayor de la ciudad hispanoamericana. (...) Y (...) recalcar las manifiestas diferencias en las proporciones y dimensiones ... " . Pues como hemos visto, sin esa singular "desproporción" no conseguiríamos que dos edificios así alineados proyecten sus luces y sombras.

La cotangente es este caso se aproximaría a ?

La conjunción simbólica cristiano-canaria y universal.

Creo que es sublime y magistral la decisión religioso-político-social de unificar las creencias en unos equivalentes santos/as en un templo común, dejando que el tiempo, el olvido y el silencio con-fundiera y envolvieran el milagro, el "misterium magnum" de lo trascendente.

El misterio siempre será inefable. Nosotros sólo podemos vislumbrarlo. Burckhardt decía que el "arte sagrado por excelencia es la construcción de un santuario, donde el Espíritu divino, invisiblemente presente en el universo, 'habitará' de una manera directa", constituyendo simbólicamente el centro del mundo. Y al igual que el concepto de la gran madre es universal y está unido al orden cósmico, "no se puede hacer arquitectura sin hacer implícitamente cosmología" .

Dante (1265-1321) nos dejo una reflexión eterna de un modo muy preciso: "No hay nada sensible en todo el mundo más digno que el Sol para servir de ejemplo de Dios". También Jesús dijo: "Yo soy la luz del mundo". Juan 8,12.

¿Y la Luna?

Efectivamente. La Luna también danza en la Plaza. No podía ser de otra manera. Más escondida y calladamente, más difícil de seguir, su declinación es mucho más variable que la del sol, pues depende de las fases también. Pero de ello hablaremos otro día

Conclusiones

Para el hombre medieval, cristiano o gentil, el mundo (superior e inferior, humano y divino) era una unidad. La totalidad, el cosmos, tenía un sentido, aunque fuera ignoto. Y Dios velaba por cada una de sus criaturas.

La vida y el mundo eran un misterio. Un misterio numinoso y sagrado, donde todo esfuerzo racionalizador era dudoso e incompleto; y la fe era la piedra angular que sostenía toda esa cosmogonía. "El mito encarnaba la más alta aproximación a la verdad absoluta que podía traducirse en palabras". AKCoomaraswamy .

La religión era la mediadora entre los hombres y los cielos; y sus palabras y actos eran la prueba de Dios en la Tierra. Las palabras y el arte sagrado mostraban el pacto de Dios con los hombres. Las estrellas, los planetas, los santos, los gobernantes, la guerra, la enfermedad, la prosperidad, la alegría de vivir, la belleza, ... se imbricaban en una lección moral.

El mundo era una revelación del sentido de la existencia. El mundo era una teofanía y la misión del arte todo, de la arquitectura sagrada, era, es y será materializarlo, encarnarlo y hacerlo legible. Las referencias simbólicas, históricas y políticas que ofrece este artículo, son una mínima parte de las que ellos manejaban.; y con ellas ya les puedo ofrecer "una" interpretación elemental:

" En el día mas pleno del año, desde lo profundo del Océano primordial, desde las aguas el Bautista-el guaire-el faycan da paso y surge Cristo-Sol de justicia, fuego sagrado / Ana-María-Sol de fecundidad, bendice el templo y a la Madre / Diosa que lo tutela; y que lo proyecta, atravesando el aire con el signo de la cruz, sobre las cabezas de los fieles, todos iguales ante Dios, en el templo abierto de la vida urbana, la Plaza, hasta el escudo, emblema de los gobernantes, hasta su Casa de Consejo, hasta sus salones; para recordar a los poderosos de la tierra la preeminencia de lo espiritual y el sentido de formar parte de un todo. Para inspirarles rectitud, justicia y bondad, y recordarles la vigilancia divina sobre sus actos. ... Finalmente el Sol alcanza la plaza, fecunda a los asistentes y completa la conjunción, la hierogamia, las bodas sagradas del cielo y la tierra. Hemos asistido al "primer paso" de la Gran Danza Cósmica anual."

¡ Waw ! ¡Esto es Arquitectura sagrada! La que se sirve de las piedras para construir ideas, elevar oraciones y cambiar el mundo. La que edifica con elementos inmateriales los templos que no pueden ser destruidos (ni por incendios, ni por reconstrucciones). Tengo que admitir que "los mitos despiertan en el hombre pensamientos que le son desconocidos" (Claude Levi-Strauss). Espero que también en el lector. Y sostengo que estas articulaciones simbólicas eran comunes, elementales e inteligibles en la época, para cualquier maestro de obras o arquitecto, obispo, gobernador, caballero, soldado o artesano; para cualquier harimaguada* o pastor que viniera a la primera misa del día de San Juan, conmemorando también la festividad fundacional.

*En 1523 solo habían pasado 40 años desde la Conquista y muchos niños y adultos visitaban la plaza. Hace casi 80 años que acabo la Guerra Civil, y aún se recuerda.

Próxima entrega: Ramón Llull (1233-1315) en su libro Ars Magna propuso la creación de una máquina de la verdad que operaría descomponiendo los dogmas en premisas lógicas, figuradas con formas geométricas. En la 3ª Parte ofreceremos algunos datos técnicos y mensurables, que confirmarán el descubrimiento del Conjunto Cósmico de Santa Ana, y que podríamos titular algo así como: "Geometría y matemática sagrada. Las medidas de la verdad".

Compartir el artículo

stats