Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Defensa asegura que el teleférico invade la zona de seguridad militar

El proyecto de un grupo de empresarios sólo puede salir adelante con el visto bueno del Ejército

Defensa asegura que el teleférico invade la zona de seguridad militar

Defensa asegura que el teleférico invade la zona de seguridad militar

El proyecto del teleférico de El Muelle a El Vigía invade parte de la zona de seguridad del recinto militar. Así lo explican responsables del Ministerio de Defensa en la Isla, que, sin embargo, aún deben estudiar el proyecto presentado recientemente por un grupo de empresarios canarios con el apoyo del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra. Esta decisión se tomará una vez estudien las afectaciones que tendría en el espacio la inclusión de esta instalación que pretende ser un referente turístico para la ciudad.

La complejidad de la propuesta parte de que hasta cuatro administraciones tienen que aprobar su construcción. Los promotores de la sociedad Teleférico Las Palmas ya han logrado que el Consistorio y el organismo portuario no sólo digan que sí a la infraestructura sino que sus dos máximos mandatarios la han avalado. Hidalgo e Ibarra entienden que dará un impulso al proyecto Puerto-Ciudad junto al acuario Poema del Mar, que se prevé que esté inaugurado en junio del próximo año, y la pasarela que cruzará la Avenida Marítima hasta el Mercado del Puerto, cuya actuación aún no ha sido licitada.

El consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, Juan Manuel Brito, ya apuntó durante la pasada semana que con el actual nivel de protección de la península de La Isleta, "una construcción de este tipo no se podría realizar". Además, Brito indicó que, en su opinión, la revalorarización de este espacio pasa por un uso público para los ciudadanos y no por seguir desafectando más zona protegida, como ya se hizo con el Roque Ceniciento. Aunque también agregó que están a la espera de que el proyecto entre en la consejería para valorar.

La cuarta administración que entra en juego en esta atracción es el Ministerio de Defensa, que tendrá que dar permiso para que una empresa privada pueda hacer uso del espacio para crear la estación de desembarque y un centro de interpretación de la zona volcánica. Si tanto Cabildo como Defensa aprueban el funicular, este podría estar en funcionamiento en menos de un año desde entonces.

Compartir el artículo

stats