Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Astican desestima la instalación de tres pontonas para el atraque de plataformas

La compañía ve inviable amortizar los cuatro millones de euros de inversión en tres años

Astican desestima la instalación de tres pontonas para el atraque de plataformas

Astican desestima la instalación de tres pontonas para el atraque de plataformas

Astican ha decidido desestimar la instalación de tres pontonas en el muelle Reina Sofía del Puerto de La Luz para el atraque de plataformas. La compañía toma esta decisión ante la imposibilidad de amortizar los cuatro millones de euros de inversión que iba a destinar a esta infraestructura durante los próximos tres años, duración de la concesión temporal que había solicitado a la Autoridad Portuaria. Y es que la situación actual del mercado, con una creciente crisis en el sector de las prospecciones petrolíferas por el bajo precio del crudo, imposibilitó un contrato con un armador del sector offshore con solvencia suficiente para realizar trabajos de mantenimiento. Fuentes portuarias indicaron que, en principio, este proyecto queda aplazado sin una fecha determinada.

La intención de la firma presidida por el empresario Germán Suárez era ocupar 53.289 metros cuadrados de lámina de agua al final del tramo norte del Reina Sofía, en el espacio sin línea de atraque que queda libre junto a la planta de desguace de Logiscrap. En este lugar, la compañía pretendía crear tres accesos en 240 metros de escollera donde dos artefactos para la extracción de petróleos o tres buques pudieran amarrar durante los próximos tres años debido a la baja actividad del sector de las prospecciones debido al bajo precio del petróleo.

Para ello iba a destinar unos 4 millones de euros que esperaba recuperar durante el uso temporal de la zona. Este procedimiento se utilizó para agilizar los trámites administrativos con la intención de iniciar los trabajos lo antes posible y así aprovechar a su vez la presencia de varias cajoneras en el Puerto que se encargarían de las obras. La petición fue aprobada por la sesión del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas celebrada el pasado mes de marzo.

Sin embargo, como precisaron las fuentes consultadas, durante los últimos meses la empresa no ha conseguido un contrato sólido con alguna de las navieras del sector para llevar a cabo trabajos de preservación y mantenimiento naval periódico que aseguraran la inversión. Únicamente, agregaron las fuentes, se consiguieron acuerdos para el atraque. Además, la citada maquinaria con capacidad técnica para fabricar los bloques abandonaron las Islas, por lo que se encarecía la construcción de los duques de alba.

Astican ha preferido destinar los cuatro millones de este proyecto fallido a actuaciones de mejora y ampliación las instalaciones de Astican en Las Palmas de Gran Canaria y en los astilleros de Santander (Astander) para potenciar mercados diferentes al offshore.

Esta decisión coincide en tiempo con la solicitud de concesión de una parcela de 6.000 metros cuadrados en el muelle de Gran Canaria. Las fuentes consultadas explicaron que a diferencia de las pontonas, cuya duración del uso del suelo estaba ligada a un plazo de tiempo muy corto; la petición de parte de la superficie de la antigua terminal de Contenemar tiene una duración de 15 años y se lleva a cabo ante la creciente actividad de la multinacional Rolls-Royce, que prevé aumentar su negocio en la capital grancanaria en cuanto se reactive el sector con el aumento de los precios.

En la actualidad, el Puerto de La Luz sirve de almacén para un total de 56 hélices -thrusters- ante la falta de trabajos por el bajo precio del petróleo. Tanto Astican como su socio en la capital Rolls-Royce prevén que en cuanto se reactive la actividad los buques tendrán que hacer una parada obligatoria en el Puerto para así instalar estos propulsores antes de iniciar los trabajos.

Asimismo, la compañía grancanaria ya ha iniciado las obras en la antigua parcela de Granintra, también en el muelle Reina Sofía. En este espacio Astican invierte 3,3 millones de euros para construir una nueva nave en 195 metros lineales de muelle que estará dedicada a las reparaciones. En la actualidad, la plataforma Scarabeo 2 permanece atracada en este tramo, donde pasará tres meses para la realización de unos trabajos de cara a una perforación que realizará en las costas marroquíes.

Compartir el artículo

stats