Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jove proyecta nuevas casas en Guanarteme

El fundador de Fadesa intentó levantar tres torres en la Plaza de América que los jueces anularon dos veces

El abandono en que se encuentra el solar donde se iban a construir las torres del Gran Guanarteme ha propiciado la aparición de varias chabolas.

El abandono en que se encuentra el solar donde se iban a construir las torres del Gran Guanarteme ha propiciado la aparición de varias chabolas. SABRINA CEBALLOS

Manuel Jove, el fundador de la desaparecida promotora Fadesa, ha vuelto a poner sus ojos en el barrio de Guanarteme, donde proyecta la construcción de varias promociones de viviendas, según confirmaron ayer desde la empresa Inveravante, que creó en 2007, después de vender Fadesa a Martinsa. Jove anunció el pasado lunes, a través de una nota de prensa, la creación de una nueva sociedad junto a la promotora Anida, del BBVA, que se denomina Avantespacia Inmobiliaria y con la que pretende construir en una primera fase un total de 850 viviendas, repartidas entre Las Palmas de Gran Canaria, Málaga y Madrid.

El promotor del Gran Guanarteme, cuya construcción fue paralizada por los jueces, ha elegido la capital grancanaria para desarrollar la primera fase de una nueva incursión inmobiliaria, a través de Avantespacia, sociedad en la que Jove controla el 70% de las acciones.

Una portavoz de Inveravante aseguró que esta última operación prevista en Guanarteme "está todavía en una fase embrionaria" y aún no se ha iniciado la comercialización de los pisos que tiene previsto construir en Guanarteme.

Las fuentes se limitaron a confirmar que la empresa "tiene previsto un primer desarrollo de viviendas en altura en la zona de Guanarteme", pero eludieron informar sobre el número de casas que se van a construir y las zonas del barrio donde están ubicados los solares.

Jove impulsó, a través de la empresa Fadesa, la construcción de un gran complejo de 300 casas en tres torres de tres plantas en un solar cercano a la rotonda de la Plaza de América, conocido como el Gran Guanarteme, una operación inmobiliaria que fue anulada por los tribunales en dos ocasiones, tras la denuncia de los vecinos, al considerar los jueces que eran ilegales las dos fórmulas urbanísticas que ideó el Ayuntamiento para construir las casas, primero durante el mandato de José Manuel Soria y luego en la época de Pepa Luzardo.

El solar del Gran Guanarteme pasó a manos del empresario Fernando Martín, junto a los otros activos de Fadesa, cuando éste compró a Jove su empresa poco antes de que estallara la crisis de la construcción y creara Martinsa-Fadesa, que protagonizó la mayor suspensión de pagos de la historia inmobiliaria española. Martinsa-Fadesa intentó sacar adelante la construcción del Gran Guanarteme, pero sólo pudo realizar algunas excavaciones y movimientos de tierra porque una segunda sentencia impidió de nuevo la operación en 2010. Los administradores concursales de Martinsa-Fadesa sacaron a la venta a finales del pasado año la parcela del Gran Guanarteme, que tiene una superficie de 10.151 metros cuadrados y una edificabilidad que multiplica por cinco lo que mide el solar, situado en las calles Mario César, Fernando Guanarteme, y la plaza de América. La parcela salió a subasta por un importe de 39,10 millones de euros, junto a 59 plazas de garaje en Lomo Los Frailes. Según informó la publicación Economía Digital, los administradores tuvieron que rebajar un mes más tarde el precio de la parcela a 31 millones, porque nadie se había interesado por el solar. La parcela no figuraba ayer entre los activos a subasta en la página web de la liquidación.

Fernando Martín llegó a reclamar 32,2 millones a Manuel Jove por la parcela del Gran Guanarteme en 2011, ya que según el empresario a la parcela le faltaban dos años de tramitación urbanística. El presidente de Martinsa-Fadesa reclamó también a Jove otros seis millones de euros por una parcela ubicada en la urbanización de Tamaraceite-Sur, ya que dicho suelo nunca llegó a estar registrado a nombre del fundador de Fadesa.

En total, Martín reclamó 44,1 millones a Jove por desfases en la valoración de las parcelas que el segundo le vendió en la capital grancanaria. Entre la parcelas en litigio aparece también una finca que forma parte de la anulada unidad de actuación de El Lazareto, en La Isleta, que Martín compró por 7,5 millones, cuando en realidad sólo costaba 1,5 millones, ya que su edificabilidad fue sobrevalorada en 7.030 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats