Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ralons impugna el contrato de ayuda a domicilio

La admisión del recurso impedirá la entrada de Clece hasta el próximo año

El grupo Ralons recurrió el pasado viernes ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias la adjudicación a la empresa Clece del contrato multimillonario de la atención a domicilio, que ha gestionado desde 2011 la concesionaria de Miguel Ángel Ramírez.

La previsible admisión a trámite del recurso por parte del órgano administrativo, creado en 2015 para revisar los procedimientos de contratación, traerá consigo el retraso hasta el próximo año de la toma de posesión de la nueva concesionaria del servicio, uno de los de mayor cuantía económica del Ayuntamiento pues contempla una financiación de 34,4 millones de euros por un periodo de dos años, prorrogable a otros dos. Lo más normal es que el recurso sea admitido a trámite en los próximos días, y en ese momento se suspende de manera automática el proceso de adjudicación hasta que los miembros del tribunal estudien el recurso y resuelvan. El tribunal suele tardar entre mes y medio y unos tres meses en emitir su resolución, por lo que Clece no podrá ponerse al frente del servicio hasta enero o febrero próximos, periodo durante el que continuará con esta labor el grupo Ralons.

Ralons considera que la oferta de la empresa Clece es "temeraria" y "desproporcionada" porque ha ofrecido 100.000 horas de más de servicios extras durante dos años, en forma de limpiezas de choque de los domicilios de los 2.800 usuarios.

Fue esta mejora, que contempla al menos tres limpiezas de choque por año y usuario la que hizo que los técnicos dieran la mejor puntuación a Clece, la que ha impugnado Ralons, al considerar que las reglas del concurso impiden que las ofertas se desvíen un 20% sobre la media de las ofertas de los concursantes. En el caso de que el Tribunal respalde el contrato, Ralons iniciaría la vía contenciosa-administrativa.

El concejal de Cohesión Social, Jacinto Ortega, ha defendido la elección de Clece, filial de ACS, al entender que se ha basado en criterios técnicos, que han considerado que es la mejor oferta. Ortega se preguntó también por qué la cláusula que contemplaba la presentación de mejoras no fue recurrida cuando se convocó el concurso.

Compartir el artículo

stats