Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rehabilitación del Museo Néstor incluye otra entrada

La galería se ampliará con la casa situada en su parte trasera y que hoy alberga la Oficina del Consumidor

La rehabilitación del Museo Néstor incluye otra entrada

La rehabilitación del Museo Néstor incluye otra entrada

La rehabilitación del Museo Néstor incluirá la ampliación de sus instalaciones, que se extenderán hasta la casa donde funciona en la actualidad la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), justo detrás de la galería, en la esquina con León y Castillo. Esta actuación posibilitará hacer más visible el museo que tendrá una nueva entrada por León y Castillo. Todavía no se ha decidido el uso definitivo, pero se está barajando destinar este pequeño inmueble, denominado pabellón sur del hotel Santa Catalina, a la recepción y las oficinas del museo, aunque tampoco se descarta instalar un departamento pedagógico. El Ayuntamiento prevé destinar un millón de euros a la restauración del Museo Néstor, que se iniciará en 2019 y abordará el arreglo de las cubiertas y la eliminación de todos los problemas de conservación que está provocando la humedad del edificio. Además se aprovechará la actuación, que forma parte de la rehabilitación de todo el conjunto arquitectónico del Pueblo Canario, para adecuar el espacio a las necesidades que plantea la museología del siglo XXI.

El director del museo, Daniel Montesdeoca, expresó ayer su satisfacción de que por fin el Ayuntamiento haga realidad una parte de la ampliación que planteó hace 13 años en su proyecto museográfico. Según Montesdeoca la extensión del museo hasta la casa de la OMIC no supondrá mucho más espacio, pero permitirá trasladar allí las oficinas y -lo que a su juicio es más importante- conectar el museo con la calle León y Castillo, para hacerlo más visible.

"Todos los alcaldes, desde Pepa Luzardo hasta Augusto Hidalgo han visto esa necesidad y han creído en ese proyecto de ampliación, pero costaba mucho buscar una nueva ubicación a la OMIC en el edificio municipal. Por fin se ha logrado encontrar un sitio para la oficina y ese edificio nos permitirá unir el museo con la calle León y Castillo", explicó Montesdeoca. Añadió que para él lo más importante es "conectarme con la calle León y Castillo. Queremos hacer más visible el museo hacia el exterior".

La actuación contempla la acotación del jardín trasero del museo hasta la casa de la OMIC, donde está la plazuela de La Caleta, y "se hará una entrada trasera que haga más fácil el acceso al espacio museográfico. Los visitantes podrán divisar el museo a través de esa naturaleza que Néstor quiso recrear en los jardines del Pueblo Canario". El proyecto que presentó Montesdeoca en su día también contempla una lámina de agua en ese jardín trasero.

A juicio del experto en la obra de Néstor Martín-Fernández de la Torre, uno de los principales problemas que padece el edificio se deriva de la humedad que lo ha invadido, al igual que al resto de inmuebles del Pueblo Canario. "Las maderas están en muy mal estado y las cubiertas hay que reponerlas casi en su totalidad", indicó Montesdeoca, que mostró su esperanza en que la actuación permita adaptar el espacio a las técnicas museográficas del siglo XXI. "El espacio tiene muchísimas deficiencias en la conservación. Necesitamos controlar los ratios de humedad para conservar las obras en un estado. Cuando se creó el museo, hace 60 años, la museología estaba dando sus primeros pasos. Ahora es el momento para adecuar las colecciones, para ver como está el estado de conservación de los dibujos, del mobiliario, de todo lo que atesora el museo, para ponerlo en alza y mantenerlo en condiciones. En estos 60 años ha habido cierta desidia, aunque esa es una cuestión en la que tenemos todos la culpa. No se trata sólo de restaurar el edificio, hay que adecuarlo a la museología del siglo XXI. Ese es el reto". El director se congratuló de la decisión del Ayuntamiento de respetar "al cien por cien" la obra de Néstor y de Miguel Martín-Fernández de la Torre en la rehabilitación del conjunto.

Por otro lado, los concejales de Unidos por Gran Canaria, Ángeles Batista y David Suárez, denunciaron ayer el retraso que han sufrido las obras del Pueblo Canario. Acusaron al edil de Urbanismo, Javier Doreste, de "echar balones fuera cada vez que se le ha cuestionado la falta de interés en cumplir el acuerdo plenario de 2015 para poner en marcha un Plan Integral de recuperación" del conjunto.

Compartir el artículo

stats