Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad pierde casi 6.000 vecinos extranjeros en cuatro años por la crisis

La mayor desbandada la han protagonizado los sudamericanos y magrebíes con más de 7.000 bajas, pero la llegada de italianos y otros europeos compensa el bajón

Foto de archivo de una cola de inmigrantes en las oficinas de la Seguridad Social de la capital grancanaria. LAPROVINCIA / DLP

La capital grancanaria ha perdido casi 6.000 residentes extranjeros en los últimos cuatro años, como consecuencia del desempleo que provocó la crisis económica. La mayor desbandada ha estado protagonizada por los vecinos procedentes de países sudamericanos y magrebíes. Más de 7.100 foráneos de los continentes africano y americano se ha marchado del municipio, que ha visto como aumentaba al mismo tiempo la llegada de residentes europeos, y sobre todo italianos. Ha sido la llegada masiva de italianos la que ha compensado la huida de otros extranjeros y ha evitado que la pérdida de población foránea en la ciudad haya sido mayor.

Según los datos del padrón municipal facilitados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en la ciudad estaban inscritos el 1 de enero de 2017 un total de 36.071 personas extranjeras, frente a los 41.926 que figuraban en 2012. La diferencia con 2012 supone que en cuatro años hubo una reducción de 5.855 foráneos. En realidad fueron más los que se marcharon, pero la llegada de personas de otras nacionalidades compensó la desbandada. La ciudad dejó de ser atractiva para muchos latinoamericanos y magrebíes -sobre todo marroquíes y mauritanos- que trabajaban en la construcción y que vieron como el crack inmobiliario acabó con sus trabajos.

El éxodo de los latinoamericanos ha modificado el ranking de nacionalidades más numerosas en la capital grancanaria. En la actualidad, la nacionalidad con mayor presencia en el municipio es la italiana, tras la llegada masiva de extranjeros de este país durante los últimos cuatro años. Con un total de 4.711 empadronados, los italianos han doblado su población y siguen llegando a una ciudad que les gusta por el clima, la baja fiscalidad, muchísimo más reducida que la que soportan en Italia, y un coste de vida mucho más reducido. En este caso ha sido también la crisis, que ha golpeado a toda Europa, la que ha hecho que los italianos vengan a buscarse la vida en un país con unas condiciones más benévolas. Se trata, en la mayoría de los casos, de emprendedores que aterrizan para montar restaurantes, cafeterías. En otros casos, compran casas viejas y apartamentos para luego alquilarlos a compatriotas que vienen como turistas.

Los colombianos, que conformaban la nacionalidad con mayor presencia en el municipio en 2012 le han cedido el puesto a los italianos y ahora ocupan el quinto puesto, con 1.884 compatriotas censados, tras la marcha de 2.064 personas. Los colombianos han protagonizado la mayor fuga.

Por su parte, los marroquíes continúan manteniendo el segundo puesto, con un total de 2.496 personas empadronadas, aunque esta comunidad ha registrado una reducción con respecto a 2012, porque se han marchado 1.332 personas. Los naturales de China ocupan el tercer lugar, con 2.296 ciudadanos, y suben desde el sexto puesto, aunque su número se mantiene y el incremento no es destacable.

Alemanes

La presencia de alemanes ha aumentado en la ciudad en el último cuatrienio y ya representan la cuarta nacionalidad más numerosa, con 2.063 inscritos, tras la arribada de 606 paisanos más.

Los cubanos bajan del cuarto puesto al sexto, tras perder 606 conciudadanos. En 2017 hay empadronados un total de 1.772 naturales de Cuba.

Los mauritanos han sido la tercera nacionalidad que más residentes ha perdido. Se han dado de baja en el padrón un total de 1.149 naturales de este país magrebí, que en 2012 ocupaba el cuarto lugar y ahora está en séptimo, con un total de 1.569 personas censadas.

Los británicos avanzan posiciones en el ranking, aunque su población se mantiene con unas cifras similares, tras experimentar un ligero aumento, que los coloca en noveno lugar. En la capital hay empadronados en la actualidad 1.016 residente del Reino Unido. Los franceses entran ya en el ranking de los diez primeros y ocupan el lugar número octavo, con 1.197 empadronados, que supone un aumento de 300 con respecto a 2012.

Otras nacionalidades que pierden población son la argentina, que ocupa el número 10 con 790 empadronados; así como los naturales de Venezuela, Bolivia y Ecuador. La presencia de los bolivianos y ecuatarianos se ha reducido a la mitad en el periodo estudiado.

Compartir el artículo

stats