Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Tripartito estudia peatonalizar varias calles del barrio de La Isleta

Movilidad elimina la zona azul de la calle Faro y ensanchará una de sus aceras

El Tripartito estudia peatonalizar varias calles del barrio de La Isleta

El gobierno Tripartito proyecta peatonalizar o ensanchar las aceras de algunas calles de La Isleta, una estrategia para mejorar la vida en el barrio que se hará de la mano de los vecinos. Lo que sí se ha decidido ya es eliminar la zona azul de la calle Faro, una medida muy polémica que se tomó en el mandato anterior y que los residentes siempre han rechazado. Los aparcamientos de pago en superficie se quitarán antes del verano, pero la actuación irá seguida del ensanche de la acera derecha según se sube, una actuación que se enmarca en la estrategia del Ayuntamiento de calmar el tráfico en el barrio, en la que también se contempla la peatonalización de algunas calles, aún por definir.

El concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, aclara que la peatonalización forma parte de un "proceso muy amplio" que se está empezando a analizar y que sólo se llevará a cabo tras un "amplio proceso de participación" con los vecinos. "Queremos generar algunos espacios peatonales o rodonalizados. No se trata en ningún caso de peatonalizar toda La Isleta y queremos impulsar ese debate entre los vecinos", señala Ramírez.

El Ayuntamiento se ha planteado la actuación en la calle Faro, a raíz de la propuesta de Arquypiélago, un colectivo de La Isleta, que ha presentado una serie de proyectos para mejorar la accesibilidad y el paisaje urbano, a través del avance de las aceras, la peatonalización de las calles y la creación de más arbolado y espacios verdes.

El gobierno municipal quiere utilizar dicha pr opuesta para iniciar en el barrio un proceso de calmado del tráfico, que se iniciará con el ensanche de algunas aceras y la introducción de zonas 30. La capital grancanaria está a la cola de las ciudades españolas en espacios para el peatón y la actuación que se planea en La Isleta forma parte de la estrategia del Ayuntamiento de avanzar en la peatonalización de amplias zonas de la capital, como Mesa y López y su conexión a través de corredores con la playa de Las Canteras y el parque del Estadio Insular, la rodonalización de la calle Juan de Quesada, en Vegueta, la creación de ramblas para peatones y bicicletas en la carretera del centro o el ensanche de aceras en Malteses, entre otros proyectos en marcha.

Ramírez informa que la decisión de eliminar la zona azul en la calle Faro se adoptó la pasada semana durante una reunión, en la que participaron también el concejal de La Isleta-Puerto-Canteras, Sergio Millares; el director general de Movilidad, Heriberto Dávila, y el arquitecto Vicente Díaz, miembro del colectivo Arquypiélago.

La eliminación de la zona azul se llevará a la próxima reunión del consejo de Sagulpa el próximo mes de marzo y el objetivo es eliminar la zona azul en abril.

Una vez se elimine la zona azul, la acera derecha será ampliada y ocupará el espacio donde ahora están los aparcamientos. "La idea es hacer una ampliación de aceras, generar un espacio peatonal más amplio y más amable y, sobre todo, garantizar la seguridad de los escolares" de los colegios Saucillo y Canteras y el instituto Tony Gallado, que utilizan la calle Faro para ir y volver de los centros escolares, así como para realizar otras actividades que tienen lugar fuera de las escuelas, como la gimnasia, que la hacen en la plaza del Pueblo. "Tenemos una demanda ciudadana de garantizar la seguridad. Son aceras muy estrechas y el primer paso es ampliarlas", explica Ramírez, quien expresa su voluntad de "propiciar un proceso de participación y proponerle a los vecinos la posibilidad de darle prioridad a ese espacio, por una cuestión de seguridad de los escolares. Es poco razonable", cree, "que la gente se oponga a tener aceras más anchas y poder caminar con mayor comodidad".

"Es una de las calles más importantes de La Isleta por su historia y la que más comercios tiene, después de La Naval y Juan Rejón. Es una calle que necesita un respiro y que se creen terrazas. Hay que dejar de cederla al coche, como se ha hecho en las últimas décadas, que la han convertido en una especie de sumidero, donde todos los coches salen de La Isleta y nada más triste que eso", señala Vicente Díaz, que añade que el objetivo es "recuperar a Faro como una calle de entrada al barrio para que deje de ser ese sumidero de salida de coches, una calle que sólo está enfocada al vehículo en una zona muy sensible, muy cercana a la playa".

El profesor de la Escuela de Arquitectura propone también que se potencie la conexión de la parte baja de la calle Faro con la playa. Ahora no, pero esa parte donde se conecta con la playa se podría peatonalizar en un futuro. Poco a poco, por lo menos debería calmarse el tráfico".

"Toda la calle Faro", añade, "podría constituirse en una especie de camino escolar para que los chiquillos puedan ir a los colegios caminando tranquilamente o en bicicleta. Ahora mismo, un niño que quiera ir caminando en bici al colegio tiene que hacerlo por la acera o por en medio de la calle. Una persona con movilidad reducida no puede en este momento acceder al interior de La Isleta a través de las aceras. Tiene que bajarse al asfalto".

Compartir el artículo

stats