Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Luz estrena sus dos gigantes

Las grúas Post-Panamax de Gesport comienzan a operar

14

Terminal de Gesport en el Puerto de la Luz

Sobresalen desde hace algunos meses en la silueta del Puerto, pero hasta ahora no habían entrado en pleno funcionamiento. Desde el pasado viernes las dos grúas post-Panamax de la terminal polivalente de Gesport Atlantic cuentan con todas las autorizaciones administrativas y ya pueden dar comienzo a su operativa habitual.

Vistos desde la lejanía los dos ingenios parecen similares al resto de grúas que se reparten por las terminales de contenedores del Puerto de La Luz, pero el secreto está en los detalles: pensadas para gestionar mercancía procedente de buques que por sus dimensiones no podrían atravesar el canal de Panamá, son capaces de soportar hasta 77 toneladas de izado más el peso del spreader.

Las dos grúas fueron "diseñadas para proyectos especiales", explica el dueño de Gesport, Fran Naranjo, y antes de establecerse en su nueva ubicación en Gran Canaria estaban instaladas en la localidad belga de Amberes. Allí se localizaban en su mayor terminal, la MSC Home, donde gestionaban parte de la carga que se maneja en el segundo puerto de Europa. Su construcción data del año 2003, aunque una década más tarde, en 2013, fueron sometidas a una revisión completa en la que se renovaron todas las piezas críticas de los sistemas y se automatizó gran parte de su funcionamiento.

Hasta el puerto amberino se desplazaron los responsables de Gesport mientras realizaban una exhaustiva búsqueda por toda Europa de las grúas que se serían finalmente instaladas en La Luz. Fue en octubre de 2016 cuando el director del departamento técnico de Gesport, Maxi Martínez, pudo verlas en funcionamiento y a partir de entonces comenzó el largo proceso de compra, desmontaje, traslado y posicionamiento de las máquinas en la terminal del muelle Gran Canaria.

Las grúas continuaron trabajando en Amberes tres meses más, hasta que en enero de este año se formalizó el traspaso de la propiedad y comenzó el delicado proceso de desmontaje de su emplazamiento junto al río Escalda. Finalmente fueron trasladadas el 8 de marzo y tras una travesía de 37 días arribaron a Gran Canaria el 13 de abril.

En plena Semana Santa las grúas fueron descargadas y posicionadas, aunque aún quedaba por crear todo el sistema eléctrico que las alimenta y conectarlas. Tras montar los centros de transformación y solicitar los permisos industriales a la empresa suministradora de energía se procedió a obtener las certificaciones administrativas, pero sobre todo hubo que iniciar una fase de revisión detallada para comprobar que la instalación de estos ingenios había sido la correcta. Entre otros elementos fueron supervisados los sistemas eléctricos y electrónicos, así como el resto de puntos críticos de las máquinas.

Naranjo espera que la gestión de carga en el Puerto de La Luz se haga "aún más rápida, más eficiente y más segura" y a su juicio las nuevas grúas facilitarán este objetivo. Entre otros elementos de protección cuentan con un sencillo pero ingenioso sistema que hace sonar una alarma cuando está operando en contrapluma y además disponen de semáforos a ras del suelo para permitir el paso de personas o bloquearlo mientras se está cargando mercancía.

A partir de ahora la terminal potenciará su labor como espacio polivalente en el que no solo se van a gestionar contenedores, sino mercancías especiales -para eso están pensadas estas grúas- y piezas de la industria offshore, como hélices o risers. para plataformas petrolíferas. "Necesitamos mercados nuevos en este puerto y para ello queremos explotar mercados que aún no estén aquí", concluye el dueño de Gesport Atlantic.

Compartir el artículo

stats