Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ballena que trajo el cine a la ciudad

Luis Roca desvela a través de varias rutas autoguiadas los escenarios donde se han rodado más de 30 películas en la capital, entre ellas ´Moby Dick´ y ´Aliados´

La ballena que trajo el cine a la ciudad

En las aguas de la Avenida Marítima de la capital grancanaria se rodaron entre 1954 y 1955 los planos de la escena final de Moby Dick, a las órdenes del gran John Huston. Muchos seguro que recuerdan aún la enorme maqueta de la ballena subiendo y bajando en medio del oleaje, tirada por un remolcador. El escritor y cineasta Luis Roca explica que fue en estas aguas de la bahía donde se rodó, sin buscarlo, el plano más importante de la película en palabras del propio director, aquel en el que Gregory Peck, el mítico Capitán Ahab, emerge ahogado de las aguas y con el brazo insta a los demás marineros a continuar con la caza de la ballena blanca.

Ese lugar del litoral, casi a la altura de la Biblioteca Pública, es una de las escalas de las rutas autoguiadas de cine que, elaboradas por Luis Roca, acaban de ser editadas por la Concejalía de Turismo para poner en valor el importante papel que ha jugado la ciudad en relación con la producción cinematográfica y convertir esos escenarios, al mismo tiempo, en una atractivo cultural más para los turistas que visitan el municipio.

El de la Avenida Marítima no es el único escenario del filme, que se rodó en la isla por casualidad tras desechar las aguas de Gales, Madeira y Azores por los fuertes temporales. La mayor parte se rodó en el litoral de poniente de la capital, en las aguas más salvajes de El Confital, donde se recreó el terrible combate entre la ballena y el capitán Ahab. Moby Dick, basada en la novela del mismo nombre de Hermann Melville y considerada como una de las mejoras películas de la historia del cine, reúne por sí sola todos los ingredientes para tener una ruta turística en torno a los escenarios por donde se rodó, los lugares y los bares en donde pasaron el rato y se alojaron los actores y el equipo técnico y el astillero de La Isleta donde los carpinteros de ribera fabricaron la ballena.

Los rodajes

Roca intentó, sin éxito, sacar adelante en 2014 una ruta para rescatar la memoria del rodaje, el mayor acontecimiento cinematográfico del siglo XX que ha tenido la ciudad y Canarias, sostiene el escritor que lleva varios años luchando para que se reconozca la importancia de este hecho, porque "asociar a Moby Dick con Las Palmas es bueno para la ciudad y porque es una cuestión de justicia histórica. Las personas que participaron en el rodaje y los carpinteros de ribera que trabajaron en la construcción de la ballena merecen algún tipo de reconocimiento en el espacio público de la ciudad".

La de John Huston es una de las más importantes superproducciones que se ha filmado en la ciudad, pero no es la única ni tampoco la primera.

Las rutas de Roca hacen referencia a un total de 30 películas, aunque se destacan 17, que son las más populares y en las que han trabajado actores y actrices tan famosos, como Shirley MacLaine, que contó después en un libro su odisea durante el delirante rodaje de la película Como reinas -Wild Oats en inglés-, lo mucho que le gustaron las papas con mojo y, sobre todas las cosas, los mojitos. En la misma película, dirigida por Andy Tennant en 2016, participaron Jessica Lange, Demi Moore, estrellas a las que hay que añadir otros ilustres visitantes como Brad Pitt, Uma Thurman, Marion Cotillard, Ángela Molina, Mario Casas, Carmen Maura, Dani Rovira, Imma Cuesta, Geraldine Chaplin, José Coronado o Candela Peña.

La primera ruta arranca en la plaza de Santa Ana, escenario que responde al más puro cliché turístico que intenta reproducir Wild Oats, continúa por la plaza Cairasco o la plazoleta del Padre Hilario, donde se rodó Aliados, de Michael Zemeckis, y concluye por el hotel Iberia, donde José Coronado protagonizó Cien años de perdón, de Daniel Calparsoro. Los que han visto la película no han podido dejar de reconocer en una de las escenas los cuadrados naranjas del Edificio de Usos Múltiples I.

El otro extremo de esta ruta concluye en el colegio público Giner de los Ríos, en Arenales, donde se rodó parte de La isla Interior, de Dunia Ayaso y Félix Sabroso. Ambos eligieron para rodar el interior del colegio donde ambos estudiaron cuando eran niños. Fue la última película que digirió Ayaso antes de morir.

La segunda ruta discurre por la zona del Puerto. Empieza en el parque Santa Catalina y acaba en El Confital. Además de estos dos itinerarios autoguiados que se pueden descargar en la página oficial de Turismo Lpavisit.com, hay un Fuera de ruta para las películas que han sido rodadas por diferentes puntos de la capital, como la casa de Tafira donde se realizó parte de Mararía, de Antonio José Betancor, o San Cristóbal, donde Carlos Ruiz Monzón rodó la primera película que se hizo en Canarias: La hija del mestre.

Fuera de ruta aparece también el viejo Estadio Insular, que formó parte de los escenarios de A tiro limpio, de Jesús Mora, durante un concierto en directo en la Grada Curva. O el Dique Reina Sofía, donde se rodó el funeral por la muerte de uno de los personajes de la película Fotos, de Elio Quiroga, y en donde Mercedes Ortega le pega tremendo bofetón a Micky Molina.

En el Puerto de La Luz se rodó también en 2014, en el interior de un barco ruso, REC 4: Apocalipsis, de Jaume Balagueró y Paco Plaza, el último filme de la saga de terror REC . Luis Roca explica que la guía "es fruto del trabajo de recopilación de datos" que ha realizado, sobre todo, en los últimos cinco años. a raíz de los últimos rodajes que se están produciendo en la isla y en Las Palmas de Gran Canaria, donde los incentivos fiscales están provocando un efecto llamada y un incremento de rodajes. Las ruta recopilan por primera vez muchísimos datos sobre las películas que se han rodado en la capital. "Ha sido", resalta Roca, "como volver a ponerlas en valor".

Retratos de la ciudad

En opinión del cineasta "las películas que mejor han sabido retratar la ciudad fueron las que se rodaron en los años 90. Se produjo un acercamiento al cine más honesto, más sincero, menos obsesionado por cuestiones de imagen". Roca se refiere a Fotos, Los hijos del viento, de Fernando Marinero; A tiro limpio, de Jesús Mora y Como un relámpago, de Miguel Hermoso. "Las cuatro hicieron el retrato de Las Palmas de entonces. Fueron las que reflejaron esa etapa tan dura de la ciudad", una de esas fases en las que el municipio entró en barrena, para volver a salir a flote.

Entre ellas, Los hijos del viento refleja, por ejemplo, la parte más marginal de la ciudad y en ella aparecen los viejos bloques de El Polvorín y las chabolas de El Confital, también derribadas a principios de este siglo. "En la década siguiente", añade, "se rueda La Isla interior, pero es una película de corte más intimista, más de autor, que habla de la insularidad de una manera metafórica, desde la incapacidad de los miembros de una familia para comunicarse, pero no está tan ligada a la imagen de la ciudad. Está más metida en el interior y la psicología de los personajes", interpretados por Candela Peña, Geraldine Chaplin, Cristina Márquez y Alberto Sanjuán.

"Como un relámpago", resalta, "es una película que obtuvo un Goya al mejor actor protagonista, por la interpretación de Santiago Ramos y Los hijos del Viento fue seleccionada en el Festival de Cannes. Fotos fue elogiada por el director de cine Quentin Tarantino en el festival de Sitges y sigue siendo una película muy audaz y superbizarra, que hoy sería impensable que se pudiera hacer".

Después han llegado las películas que buscaban la ciudad no por ella misma sino como destino de rodaje por sus ventajas fiscales. Es el caso de Aliados (Allied), la última gran superproducción de Hollywood que revolucionó Las Palmas, por la popularidad de Brad Pitt. Buena parte del barrio de Perojo, la calle Malteses, la plaza Cairasco y los alrededores de La Fábrica del Hielo se metamorfosearon en la Casablanca de los años 40, en plena II Guerra Mundial. El crítico destaca en las rutas "películas que son populares, algunas de las cuales podría dar lugar a una ruta turística por sí mismas, como Aliados, Moby Dick, Palmeras en la Nieve o El Niño, y al mismo tiempo se ponen en valor otras que no son tan conocidas por el público en general, pero tienen elementos que permiten sacar lo mejor de ellas, como La isla interior, la última película que significó la vuelta de Dunia Ayaso y Félix Sabroso a su ciudad para rodar y la última que hicieron antes de la muerte de ella". Roca se refiere también a Del lado del Verano, dirigida y protagonizada en 2012 por Antonia Sanjuán. "No ha tenido la proyección de las otras, pero es una película de una actriz y directora de aquí, que tiene un gran valor y está rodada en Schamann. En ella vemos a una Antonia Sanjuán en estado puro. Es una película para poner en valor". El rodaje de películas no para. En estos momentos se filma, por ejemplo, la película Perdida, de Alejandro Montiel.

Compartir el artículo

stats