El edificio industrial anexo al Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno-Infantil vivió ayer un simulacro de incendio con motivo de la Semana para la Prevención de Incendios que organiza el cuerpo de Bomberos de Las Palmas de Gran Canaria. Esta es la segunda maniobra de esta índole que se ha llevado a cabo en la ciudad donde hoy está previsto que tenga lugar en las instalaciones de la Autoridad Portuaria y mañana en el Hotel Imperial Playa.

El ejercicio, que contó con la supervisión del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha permitido a los participantes perfeccionar el operativo que sería necesario poner en marcha en el caso de que caso de que realmente fuera necesaria la intervención del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) en un lugar tan concurrido y con unas características tan específicas como es un centro hospitalario.

De hecho, el alcalde ha destacado la preparación de los Bomberos de la capital grancanaria para actuar en lugares de gran afluencia, a los que se está prestando especial atención durante esta semana. Hidalgo ha estado acompañado por el director gerente del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno-Infantil, Víctor Naranjo. Juntos han podido comprobar el despliegue dirigido por el jefe del José Antonio Nóbrega, y por la jefa de la Unidad de Seguridad Hospitalaria, Victoria Carrasco, para actuar en el incendio de las cocinas del hospital, que se encuentran en este anexo en el que también se ubican otras instalaciones necesarias en el normal funcionamiento del complejo.

El ejercicio concluyó con la evacuación del inmueble y la puesta en marcha de todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de todas las personas que podrían verse afectadas por un incendio de estas características.

Hasta el edificio industrial supuestamente afectado por el fuego, se desplazaron varios vehículos y agentes de diferentes parques de bomberos de la ciudad. Los primeros en llegar fueron dos vehículos (un primera salida y un camión cuba) del parque zonal del Cono Sur, con cinco bomberos. Unos minutos más tarde se sumó al despliegue otro vehículo con media docena más de agentes del parque central de Miller Bajo.

Además, esta simulación permitirá comprobar el dispositivo y ver la efectividad de las normas de actuación en estos casos, de cara a la elaboración de un Protocolo específico para actuar en este tipo de edificios, documento que se va a comenzar a elaborar junto a otros protocolos necesarios para organizar la actuación de los Bomberos de la capital grancanaria.