20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Tarahales se queda sin tarajales

Vecinos del barrio denuncian que se han talado varios ejemplares en el margen de la carretera

4

Los Tarahales se queda sin tarajales

Los Tarahales está perdiendo su identidad. Así lo han denunciado varios residentes de la zona después de que hace unos días fuesen arrancados de los márgenes de la carretera que divide el barrio seis o siete tarajales, a pesar de tratarse de una especie protegida. Los ejemplares llevaban años plantados delante del solar que hay frente al Colegio Arenas en el que desde hace algunas semanas se están efectuando trabajos de relleno del terreno antes de proceder a construir viviendas en él.

"Lo que cuesta entender es por qué han quitado de ahí los arbolitos si no molestaban para nada", critica uno de los vecinos. La indignación colectiva crece al ver las plantas cortadas amontonadas junto a otros arbustos tras la valla en la que hay un continuo trasiego de camiones cargados de arena. "Aquí hace tan solo unos años había conejos erizos y lagartos y hasta llegaron a anidar alcaravanes, pero ya no queda nada de eso", aseguran. De hecho, en este tramo de la recta de Los Tarahales solo sobrevive uno de los ejemplares de estos vegetales que aguanta estoicamente justo enfrente de donde el resto de sus compañeros pasaron a mejor vida hace apenas unos días.

No obstante, estos arbustos de la especie Tamarix canariensis Willd que pueden alcanzar entre cinco y seis metros de altura y tienen una flores pequeñas de color rosado, están incluidos en el catálogo de especies protegidas del Gobierno de Canarias, tal y como se puede comprobar en el Banco de Datos de Biodiversidad de la Administración regional. Un hecho que agrava la situación de que hayan sido talados para los denunciantes que no entienden para qué existe esta categoría de protección "si después no existe un control" para evitar que sean arrancados.

"Además no tiene sentido que el barrio se llame Los Tarahales y no haya tarajales", critican en la zona donde aseguran que antes había muchas más de estas plantas cuya presencia ha ido menguando poco a poco con los años. De hecho, además del superviviente que encara el solar, en la misma carretera todavía quedan algunos, concretamente delante del aparcamiento del Club de Tenis Tamarasit. También hay plantados enfrente, en un parterre que hay en la acera que bordea la curva donde se erige el Colegio Público Los Tarahales. En ambos casos la crítica colectiva es la misma: "no están bien cuidados".

En el caso de los que están plantados más próximos al citado centro deportivo, la queja gira en torno la hecho de que "son podados con poca frecuencia", según ase-veran algunos usuarios. El pro-blema, cuentan, es que al estar en el margen de la recta, con el paso de las guaguas, camiones y demás vehículos los arbustos no crecen hacia fuera, sino hacia dentro de forma que muchos de los vehículos que están estacionados en el parquin del Tamarasit quedan tapados bajo las largas ramas de los tarajales.

Compartir el artículo

stats