Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sagulpa gasta medio millón de euros en la compra de un local en la Avenida

Es el mismo lugar que quiso adquirir en 2014 el anterior consejero de la empresa pero el PP lo impidió

Fachada del local de Alcalde Ramírez Bethencourt que ha comprado Sagulpa para su sede.

Fachada del local de Alcalde Ramírez Bethencourt que ha comprado Sagulpa para su sede. JOSÉ PÉREZ CURBELO

Sagulpa ha comprado por 550.000 euros un local en la Avenida Marítima para convertirla en la sede de la empresa municipal y crear una oficina de atención al ciudadano. Aunque la adquisición no está publicada en el perfil del contratante de la web de la empresa, el gerente de Sagulpa, José Ricart, ha confirmado que el consejo de administración "aprobó por unanimidad" antes del pasado verano la adquisición a la empresa Mapfre del local, situado en la calle Alcalde Ramírez Bethencourt, justo al lado de la Supercomisaría. El espacio, cuya reforma comenzó hace días aunque ningún cartel anuncia las obras, acogió hace años las oficinas de la empresa municipal Geursa.

Se trata del mismo local que intentó adquirir en 2014 el exconsejero delegado de Sagulpa, Octavio Cantero, pero finalmente no salió adelante porque el entonces concejal del área, el popular Ángel Sabroso, desechó la operación al considerar que era un gasto innecesario, porque los trabajadores tenían espacio suficiente en las oficinas de La Favorita y en los dos locales alquilados del Puerto y de León y Castillo.

La oferta para adquirir un local fue convocada en marzo de 2016 y establecía un precio máximo de 1,3 millones, que luego se rebajó a 925.000 euros. El actual concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, aseguró entonces, tras ser consultado por este periódico, que sólo se trataba de una simple "exploración" de precios para crear una Oficina de la Movilidad y que no era "algo prioritario".

El gerente de Sagulpa, José Ricart, defendió el pasado jueves la decisión argumentando que la empresa necesita unificar al personal y establecer una oficina de atención al ciudadano, para los usuarios de los aparcamientos y otros servicios, que en la actualidad tienen que desplazarse a El Secadero cuando necesitan hacer alguna gestión.

José Ricart explicó que cuando se incorporó a la empresa, tras la marcha de Cantero, "el expediente" de la compra "estaba a punto de culminarse", pero después de su marcha, tras la huelga del personal por el convenio colectivo, el concejal Ramírez "decidió parar el asunto".

Según la versión de Ricart, aunque el concurso de la compra contemplaba un precio máximo inicial de 1,3 millones de euros, se rebajó luego a 950.000 euros. "Cuando yo rescaté el expediente ya tenía el informe de adjudicación a favor de Mapfre, que había ofrecido 623.000 euros. La tasación que se hizo inicialmente era para actividad comercial, así que intenté negociar con los propietarios para que bajaran el precio porque iba a tener uso administrativo y accedió a reducirlo hasta los 550.000 euros, que es el precio por el que lo compramos antes del verano", relató el gerente.

Añadió que se consultó con el comité de empresa, que estuvo de acuerdo, y también se pidió autorización a Hacienda. "Lo llevé al consejo de administración, que me dio la autorización para comprar el local. Y lo compramos", explicó.

El local, dijo, tiene "una superficie de más de 500 metros cuadrados", en los que se instalarán las oficinas que ahora están desperdigadas en El Secadero y las calles Velarde y León y Castillo.

Centralizar el servicio

"El nuevo local", señaló, "permite centralizar el servicio y quitar los alquileres de locales y desde el punto de vista económico no es una mala operación. El metro cuadrado no llega a 1.00 euros. Además nos ahorramos más de 30.000 euros al año en alquileres y, sobre todo, podemos atender mejor al ciudadano. Sagulpa no ha estado visible para los ciudadanos".

En palabras de Ricart, al concurso se presentaron "seis o siete propietarios de oficina y la de Mapfre fue elegida como la mejor oferta y la que se propuso desde el punto de vista técnico para la adquisición". Preguntado si fue la oferta más barata, aseguró que no lo sabía. "No sé si era la más oferta más barata, pero era la que cumplía todos los requisitos en cuanto a superficie, la proximidad al Ayuntamiento y los otros criterios que se establecieron en el concurso", sostuvo.

Cuando se convocó el concurso los trabajadores de Sagulpa daban por hecho que se iba a comprar las oficinas de Alcalde Ramírez Bethencourt. "Tiene las cinco plazas de garaje que se piden en las bases. Piden una superficie de entre 500 y 700 metros cuadrados y este tiene 600. Por ahí se está hablando de que el precio de compra ronda los 600.000 euros", indicaron en marzo del año pasado los trabajadores que añadieron con sorna que a las bases sólo les faltaba poner la dirección del local.

Compartir el artículo

stats