Toda una vida dedicada a los demás, a su protección, a la ayuda desinteresada. Wenceslao Hernández lleva desde los nueve años en el cuerpo de Protección Civil del municipio de Mogán. Ahora, con 35 años, se ha convertido en el coordinador general de dicha agrupación. Después de más de dos décadas al pie del cañón son innumerables las experiencias que ha vivido. Multitud de eventos, romerías, carnavales y carreras deportivas, temporales de viento y agua. "Uno ve de todo al ser voluntario", afirmó anoche.

Comenzó repartiendo cafés y llevando papeleo y su implicación cada vez ha ido a más. En su día a día trabaja como carnicero en su pueblo, pero no duda en dedicar su tiempo libre a lo que más le gusta: la ayuda desinteresada. "Estoy cortando carne pero a la vez cogiendo el teléfono por si necesitan ayuda en algún sitio", señala Hernández entre risas. Este hecho le ha valido ser reconocido en la gala de reconocimientos y que celebró el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ayer por la noche en el Auditorio Alfredo Kraus.

El Consistorio capitalino reconoció a 25 personas. Entre ellos, los cuerpos de nueve municipios de Gran Canaria; además de varios miembros de la Policía Local de la ciudad; la Unidad Operativa de fuegos forestales de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo Insular; la empresa Provital Emergencias Costa Canaria; Ignacio Sala, arquitecto jubilado del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria; y Eulalia Guerra de Paz, exdirectora de Presidencia y Seguridad Ciudadana de la capital.

La capital valoró un año más la labor que realizan los cuerpos de diferentes municipios de la Isla, pues, al fin y al cabo, en numerosas ocasiones son muchos los voluntarios de toda Gran Canaria que prestan su buen hacer en carreras deportivas y fiestas de todo tipo.

Junto a Wenceslao, uno por cada lado, se sentaron Manuel Sánchez, coordinador de Protección Civil de Santa Lucía de Tirajana, y Alejandro Novelle, que vino desde Ingenio. Los tres dedican sus vidas a la seguridad desde hace muchos años. "La cosa es estar siempre dispuesto a ayudar a los demás en cualquier circunstancias", indica Sánchez.

Compagina trabajo y voluntariado desde hace 22 años. Después de más de dos décadas Manuel Sánchez ha presenciado todo lo que podía presenciar en esta profesión altruista. Por su parte, Novelles es policía local en el cuerpo de Ingenio, pero en sus ratos libres se dedica al voluntariado. Tras abandonarlo durante unos años lleva ya tres años al pie del cañón. "Te quita muchísimo tiempo libre, pero da una gran satisfacción", señala este agente municipal. Al fin y al cabo, dedica la mayor parte de su tiempo a la protección de la ciudadanía, tanto en su trabajo oficial como en sus horas de descanso.

El jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento y de Protección Civil, José Antonio Nóbrega, destacó durante el acto que los voluntarios realizan una media de 100 actuaciones al mes. "Se trata de un reconocimiento a los muchos años de dedicación, compromiso, prontitud y responsabilidad", resaltó Nóbrega.

Por su parte, Carmen Delia Martín, comisaria del cuerpo de la Policía Local de la capital grancanaria, destacó que ellos "ya son parte en definitiva de la seguridad de esta ciudad". A lo largo de este último año la agrupación de Protección Civil de la ciudad ha colaborado en la lucha contra el incendio que se declaró en la Cumbre grancanaria el pasado mes de septiembre; o en la extinción de las llamas en el buque Finwhale en el Muelle de Sanapú este verano.

El acto lo cerró Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, quien señaló la predisposición del Consistorio a mejorar la operatividad y eficacia del grupo de Protección Civil en la ciudad. Este hecho se materializa en los dos millones de euros que se destinarán a la construcción de una central de seguridad y emergencias para la capital.

Los planos de este futuro centro los pudo ver el público durante la velada. Un edificio que contará con habitaciones, gimnasio y salas de formación. Se situará en el antiguo colegio Ramón y Cajal de El Polvorín. Un lugar que estará dedicado a esos voluntarios que viven su día a día por y para la seguridad de los ciudadanos.