Traes el manual, Pep?" "Sí, president". "¿Pero aquel que te recomendó el canario?". "Sí, sí... Ha costado conseguirlo, pero por fin ha llegado". El líder sostiene en sus manos un ejemplar de los Cuentos de Pepe Monagas. Los servicios secretos han decidido que ya es hora de que regrese de su exilio, la sociedad ya está madura para su advenimiento, tras tres años en Bruselas. Por eso han montado la Operación butifarra. La logística es fácil. Aprovechando los carnavales, introducimos al president en las Islas y de ahí a casa. Nadie lo sospechará. Lo complicado es hacerle pasar por local. "Repita conmigo: 'No te empeniques en el pollo, Guaci, que te pegas un partigazo". "¿Y no hay que decir muyayo?". "Eso es nivel experto, jefe, vamos con lo básico". El alumno aprende rápido, es capaz de distinguir entre una papa bonita y una del ojo rosado, mejor que nacido en San Mateo. Está listo. Vestido de Chancleta atraviesa el parque para subir al transporte que le llevará al aeropuerto y de ahí a la patria. "Espérate, mi niño, que va a tocar Armonía Show, la de Migué". "¿Qué dice, president?". Demasiado tarde, se ha perdido en el mogollón, lo último que le oyeron fue: "Déme un bocadillopata y un clippefresa, que ahora pega Pepe con El Polvorete".