La Hoya Horizontal es un proyecto participativo impulsado por el equipo artístico PSJM (Cynthia Viera y Pablo San José) que hace partícipes a los vecinos de Hoya de la Plata de sus procesos de diagnóstico, toma de decisiones y ejecución de acciones. La iniciativa consiste en que los habitantes del barrio envíen 300 postales al alcalde Augusto Hidalgo con sus reivindicaciones y reflexiones.

"Veníamos con la idea de realizar, por medio de un proceso participativo, algún tipo de intervención estético-funcional que mejorase la vida del barrio. Y nos encontramos con una situación muy problemática: en cada lugar que estudiábamos para actuar (parques, muros, espacios comunes), una vez analizado el estado estructural con el asesoramiento de técnicos, nos resultaba imposible realizar nada parecido a algún tipo de mobiliario urbano o intervención plástica. No hay un muro donde se pueda hacer un mural que dote de identidad al barrio, todos se están cayendo a cachos, con un evidente peligro para sus habitantes", explican los artistas.

"Hace unos años se pintó un gran mural en el muro exterior del barrio que se ve desde la autopista y da la bienvenida a la ciudad. Pero, una vez más, esto se hizo sin preparar el muro para la humedad. Fue una solución cosmética para lavar la cara, y el resultado es que en muchas zonas ya está visiblemente desconchado", agregan. "A nosotros no nos interesa hacer una intervención de este tipo, sino que preferimos ir a la raíz de las cosas, mirar al interior del barrio y descubrir sus verdaderas necesidades estructurales. Una vez que consigamos arreglar y sanear la raíz, entonces podremos aplicar una solución estética que embellezca realmente el barrio. Que lo embellezca funcional, estética y moralmente", señalan.

"Por un lado, nos encontramos con el prolongado abandono por parte del Ayuntamiento, que lleva décadas haciendo oídos sordos muchas de las demandas vecinales. Y por otro, con la carencia de una unión vecinal que logre ejercer la presión adecuada para que esta grave situación se resuelva", agregan los integrantes de PSJM.

Cuentan con una subvención de la Unidad de Participación del Cabildo de Gran Canaria para crear un proceso artístico participativo, la cual resultaba a todas luces insuficiente para afrontar los grandes gastos que implica una reforma estructural en condiciones. Pero esta ayuda sí les permite generar un proceso de colaboración vecinal para visibilizar de modo creativo el estado de emergencia en el que se encuentra el barrio.

Tras desechar un buen número de ideas, debido a los muchos problemas que tiene la Hoya de la Plata, se decidió, en consenso con los vecinos, utilizar el conocimiento y experiencia en publicidad (y contra-publicidad) del dúo PSJM para realizar una movilización diferente, alejada de las típicas manifestaciones frente al edificio del Ayuntamiento.

Se planteó la idea de editar cuatro modelos de postales, de tipo turístico, mostrando lo mejor y lo peor del barrio. Todas ellas con una estampa de las idílicas vistas que tiene el barrio (un amanecer), contrapuesta a una imagen del estado ruinoso en el que se encuentran las calles, bloques, muros y espacios comunes. El mensaje se ancla irónicamente con una marca y un slogan: "Hoya de la Plata. Las mejores vistas de Las Palmas".

Se trataba de que estas postales le llegaran al alcalde con las demandas de los vecinos y vecinas. Así que se puso en marcha un taller de escritura reivindicativa de dos semanas de duración en el que vecinos escribieron, bajo el asesoramiento del dúo PSJM, hasta más de 300 postales que serían enviadas a Augusto Hidalgo. Previamente, el equipo artístico solicitó una cita con el alcalde para tratar la situación del barrio e intentar conseguir un compromiso por parte de la institución municipal que permita afrontar una rehabilitación estético-estructural proyectada en diferentes fases (corto, medio y largo plazo).