Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los provisionistas piden el acceso autorizado a La Luz por El Sebadal

La asociación que atiende a los buques plantea un horario para entrar al Puerto por la zona industrial y evitar los atascos en Belén María

Puerta de acceso al Puerto desde el polígono industrial El Sebadal, ayer.

Puerta de acceso al Puerto desde el polígono industrial El Sebadal, ayer. JOSÉ CARLOS GUERRA

La Asociación de Provisionistas de Buques (Provicanarias) ha vuelto a reclamar la apertura del acceso al Puerto existente en El Sebadal para que las empresas que suministran materiales, alimentos y otros servicios a los barcos que atracan y operan en La Luz y que tienen sede en el polígono industrial puedan atender sus compromisos con rapidez sin tener que bajar a la rotonda de Belén María y soportar los atascos diarios que hay en esta entrada, principal puerta de acceso al recinto portuario. La puerta, una de las tres que tiene el Puerto, está cerrada e inoperativa desde hace décadas.

La asociación propone que el acceso se haga incluso en horario restringido a las horas de más movimiento en el Puerto - de 10.00 a 18.00 horas- y que entren solo vehículos autorizados para, de este modo, comprobar su operatividad y su necesidad tras un periodo de tiempo.

El acceso al Puerto se encuentra situado en la calle Doctor Juan Domínguez Pérez, en El Sebadal, y conecta directamente con la península del Nido; zona de expansión de La Luz.

La asociación está convencida de que su apertura facilitaría el tránsito al resto de los conductores por Belén María, uno de los nudos con más tráfico que soporta la ciudad debido a que en ella se concentran los vehículos que salen y entran del Puerto, la zona industrial del Sebadal y el barrio de La Isleta. Así lo indicó ayer Mónica Hernández, gerente de Provicanarias.

El propio gerente de la Asociación Empresarial de El Sebadal, Eric Santana, reconocía también ayer la necesidad de abrir la conocida como puerta Naciente tanto para provisionistas y consignatarios de buques, pero también para el resto de empresas de la zona industrial, una de las más importantes de la ciudad, para operar con el Puerto sin tener que bajar hasta Belén María. "Un atasco supone pérdidas económicas para una empresa; tanto por las horas de trabajo, combustible que se gasta y por el problema que puede suponer el no llegar a tiempo a una cita", señaló.

Vieja reivindicación

No es la primera vez que la Asociación de Provisionistas de Buques reclama la apertura de este acceso, que necesitaría de un puesto de control de la Guardia Civil y de la Policía Portuaria, para ser viable con total seguridad para las instalaciones portuarias ya que ambas autoridades son las encargadas de vigilar la salida de vehículos y la entrada, respectivamente, en los Puertos del Estado. Aunque es la Guardia Civil la que tiene competencia en la materia al tener la misión de custodiar los puertos, según la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de 1986, así como las derivadas de la fiscalidad y el contrabando.

En 2016 la asociación, conjuntamente con la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas (Asocelpa), mantuvieron una reunión con el capitán jefe de la Guardia Civil del Puerto de Las Palmas para solicitar su apertura.

Según Provicanarias, el capitán jefe de la Guardia Civil del Puerto de Las Palmas les comunicó entonces que era consciente del tráfico que soportaba Belén María y de su problema pero que había carencia de personal para atender dicha puerta de acceso. Además de que para operar con normalidad debía dotarse previamente de las medidas de seguridad oportunas.

El propio presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, reconoció entonces los beneficios que reportaría para todos los que trabajan en el Puerto la apertura de esta puerta de acceso ya que a diario se mueven cientos de personas y de vehículos en el recinto al recibir también las quejas de la asociación.

El siguiente paso de los provisionistas de buques fue presentar un escrito al coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Las Palmas el pasado mes de octubre, que no obtuvo ninguna respuesta. La asociación volvía a reiterar al cuerpo la necesidad de que se habilitara el acceso, aunque fuera sujeto a restricción horaria y solo a coches autorizados por la Autoridad Portuaria del Puerto para dar respuesta a la falta de personal.

En el escrito, Provicanarias proponía incluso lectores de matrículas para los vehículos autorizados con el fin de facilitar el acceso con tal de poner en marcha una solución "viable, inmediata y a corto plazo" para que la puerta estuviera operativa y "sin perjuicio" de que en un futuro hubiera otro tipo de soluciones para que el acceso funcionara al cien por cien, tal y como opera actualmente el de Belén María y el de la rotonda de la avenida de los Consignatarios, frente al muelle Pesquero.

En este sentido, puertos como el de Barcelona cuentan ya con puertas automatizadas además del control de vehículos autorizados para mejorar los estándares de seguridad del recinto.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles se indicó ayer en que confían en que con las próximas oposiciones que hay previstas dentro del cuerpo -más de 1.600 plazas- se cubran "numerosas vacantes" en el Puerto, así como en Las Palmas y Gran Canaria, ya que se trata de recintos con una gran actividad durante todo el día.

La Asociación de Provisionistas de Buques insistió ayer en que su propuesta sirve de "auxilio inmediato" a la congestión que cada día soportan los trabajadores y empresas que acuden al Puerto sin que se menoscabe propuestas finales de más envergadura que tendrían que ver con la solución del nudo de Belén María.

Compartir el artículo

stats