Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerto Innovación en combustibles

La demanda de gas natural licuado se triplicará en el Puerto de La Luz en 2025

La Autoridad Portuaria da a conocer un informe sobre la implantación del combustible

9

Jornada sobre gas natural licuado en el Puerto

La demanda de gas natural licuado (GNL) en el Puerto de La Luz experimentará un fuerte aumento en las próximas décadas y solo en los próximos siete años se prevé que pueda hasta triplicarse. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del estudio sobre la implantación de este combustible en el recinto grancanario encargado por la Autoridad Portuaria a la consultora SBC presentado este jueves en el marco de las Jornadas sobre innovación y retos del uso del GNL organizadas por el Clúster Marítimo de Canarias.

El informe estima que en menos de dos años, de cara a 2020, la demanda total de este combustible en La Luz será de 49.240 metros cúbicos, cantidad que aumentará hasta el triple, 150.663 metros cúbicos, en el plazo de cinco años, en 2025. Otro lustro después, en 2030, se duplicará hasta los 371.918 metros cúbicos, ratio de crecimiento que a grandes rasgos se mantendrá hasta 2035, cuando está previsto que la demanda alcance los 378.459. De cara a 2050, fecha final de las estimaciones contenidas en el estudio, se prevé que los barcos que reciben combustible en La Luz requieran 1.742.200 metros cúbicos de gas natural licuado.

La presentación de los resultados del estudio corrió a cargo del consejero delegado de SBC, Jesús Nieto, quien durante su intervención advirtió a los asistentes acerca de los peligros que conlleva una actitud complaciente con respecto al cambio tecnológico. "No pensemos que esto va a ser un camino fácil", insistió en referencia a procesos como el de adaptación al nuevo combustible. De acuerdo con su previsión, las navieras se adaptarán al gas natural licuado "como consecuencia de la sustitución de buques", pero van a ser pocas -o al menos no demasiado relevantes- las embarcaciones que serán transformadas en medio de su vida útil debido, sobre todo, a la carestía del procedimiento.

El informe basa sus cálculos en el cotejo de una serie de variables, como la tipología de la flota mundial propulsada por GNL o las características particulares de las embarcaciones que realizan escalas recurrentes en el Puerto de La Luz. Así, por ejemplo, se desprende que en los dos años que transcurrieron entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2016 fueron 7.021 los buques que pasaron por el recinto capitalino en un total de 27.748 escalas, lo que para Nieto debe ser considerado como un impulso a la implantación del gas natural licuado: "Parece razonable que quiera seguir manteniendo una posición de liderazgo en bunkering", recordó.

De los barcos que vienen a La Luz, la mayor proporción es la que conforman los buques de pasajeros y carga rodada (Ro-Pax), con un 35%, aunque el informe constata que en el Puerto se produce una alta concentración de escalas en un bajo número de buques. En este contexto, resulta significativo que el 55% de las visitas sea realizado por tipologías de embarcación con mayor tendencia al cambio a GNL, como son los Ro-Pax, los ferris, los cruceros y los rolones.

Nieto, que recordó que "los navieros seguirán yendo a aquellos puntos donde dispongan de producto", hizo sin embargo hincapié en la necesidad de construir una logística adaptada a la demanda -y a su factor de crecimiento- para mantener unos costes operativos razonables y en último término poder mantener precios ajustados. "Un exceso de medios va a llevar a hacer el servicio muy poco atractivo para las compañías y para el mercado; podremos lucir unas instalaciones magníficas, pero los números no saldrán", advirtió.

Durante los primeros años de implantación, el precio final del combustible servido no se rebajará por mucho que haya infraestructuras más intensivas. De acuerdo con el informe, el coste medio inicial se sitúa en unos 100 euros por tonelada de GNL servida, aunque se estima que el coste logístico se reducirá un 30% de cara a 2025 y otro 15% más en dos ocasiones -2035 y 2045- debido al desarrollo de economías de escala.

Compartir el artículo

stats