Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio autoriza la reforma de dos palacetes para hotel y viviendas de lujo

Uno de los edificios está en San Bernardo, esquina con Viera y Clavijo y es del Museo Canario

Patrimonio autoriza la reforma de dos palacetes para hotel y viviendas de lujo

Patrimonio autoriza la reforma de dos palacetes para hotel y viviendas de lujo YAIZA SOCORRO/ANDRÉS CRUZ

Un nuevo alojamiento turístico se sumará a la creciente oferta hotelera del barrio de Triana. Dos palacetes de Triana serán reformados en los próximos meses para construir un hotel emblemático en la calle Malteses, número 20, y pequeñas viviendas de lujo en San Bernardo, esquina con Viera y Clavijo. Los promotores de ambos proyectos ya disponen de la autorización del consejo municipal de Patrimonio que ayer les dio el visto bueno a la reforma de los inmuebles. El siguiente paso es conseguir la licencia e iniciar la obra.

El palacete de San Bernardo, esquina con Viera y Clavijo, será vaciado en su interior para construir 24 lofts, algunos de un dormitorio y otro de dos. Además se añadirán tres plantas retranqueadas que alinearán la altura del inmueble al edificio de Viera y Clavijo, el de la tienda de música Viñoly, que tiene siete plantas. Al ser las tres primeras plantas, ya construidas, muy altas, sólo se añadirán tres pisos.

Los promotores pretenden iniciar las obras cuanto antes. Si es posible, en julio próximo.

Se trata de una inversión de siete millones de euros, de los cuales 2,4 millones serán ingresados al Museo Canario, el propietario del inmueble, que intenta retomar con ese dinero la ampliación del centro cultural, paralizada desde hace más de cinco años.

El promotor, un grupo inversor canario, tiene un contrato de compraventa firmado con el Museo Canario, que se hará efectivo en cuanto el Ayuntamiento conceda la licencia de ejecución del proyecto, que ha sido diseñado por el arquitecto Fernando Pons Bordes. Inicialmente se planteó la idea de destinar el inmueble a alquiler turístico, para que fuera explotado por dos de las grandes cadenas de turismo vacacional, pero ahora, aseguran, se harán viviendas.

El palacete fue construido en 1887 y albergó uno de los primeros hoteles de la ciudad, el Quiney's English Hotel. Albergó las oficinas de la antigua compañía Unelco -hoy Endesa- y fue donado en 1996 al Museo Canario, cuando Antonio Castellano era presidente de la empresa. El caserón lleva vacío 22 años.

El Museo Canario sacó a la venta el viejo caserón, que tiene una superficie de 500 metros cuadrados, por 3,8 millones, pero a los responsables de la institución no les ha quedado más remedio que bajar el precio para poder encontrar un comprador.

Hotel en Malteses

Hotel en MaltesesPor su parte, el palacete de la calle Malteses, un edificio de estilo modernista que, al igual que el anterior, sólo tiene protegida la fachada, ya puede convertirse en un hotel emblemático. La casona, que salió a la venta hace más de dos años por 1,7 millones, fue construido en 1916, siguiendo el proyecto de Pelayo López Martín Romero.

La casona de dos plantas, cuya estrecha fachada a Malteses engaña sobre su inmenso tamaño, tiene 23 habitaciones, ocho baños y otros tantos garajes. Al menos, esa es la información que difundieron los dueños en el anuncio de venta que se publicó en la web del Idealista.com.

El inmueble tiene también fachada a la calle Rafael González y se coge buena parte de la manzana - alcanza una superficie de 1.375 metros cuadrados y linda con el colegio de Las Dominicas- a excepción de una pequeña casa situada en la esquina de Malteses con Rafael González. La parte que da a Malteses es una vivienda y la que da a Rafael González fue reformada en su día para instalar oficinas y garajes.

Otro viejo caserón en Vegueta ha salido a la venta desde hace unas semanas y según el anuncio es ideal para instalar un hotel emblemático. Se trata del edificio de El Herreño, un colosal inmueble de 1.755 metros cuadrados que ocupa toda la manzana de la calle Mendizábal, con La Pelota, Botas y la plaza de Adrián Déniz el Ratón, y que sale a la venta por 2,5 millones, en busca de alguna cadena o inversor interesado en instalar un hotel emblemático. Room Mate figura entre las grandes cadenas españolas que prepara su desembarco en la capital grancanaria.

Aunque la empresa hotelera de Quique Sarasola lleva más de diez años buscando un inmueble en el casco histórico, el pasado mes de enero anunció la apertura de un hotel emblemática de 47 habitaciones en el casco histórico, aunque no desveló dónde. La oferta alojativa del casco histórico ha registrado un incremento con unas 200 plazas de nueva creación, si se tienen en cuenta los establecimientos singulares que ya han abierto sus puertas y los que están aún pendiente de licencia, como es el caso del palacete de la calle Malteses. En marzo pasado, la comisión municipal de Patrimonio dio el visto bueno a la creación de otra casa emblemática en una vivienda de la calle Ramón y Cajal, en Vegueta. En los últimos tres años son más de veinte establecimientos los que han abierto o solicitado permiso para abrir en el casco histórico y el Puerto.

Compartir el artículo

stats