Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plataforma de Las Rehoyas rechaza la distribución interior de las nuevas casas

Los vecinos critican la orientación de las viviendas y la falta de información. El colectivo presenta una alegación contra el edificio que se levantará en el parque

La plataforma de Las Rehoyas rechaza la distribución interior de las nuevas casas

La plataforma de Las Rehoyas rechaza la distribución interior de las nuevas casas

La plataforma vecinal Rehoyas-Arapiles ha expresado su rechazo a la distribución y orientación que prevé el Ayuntamiento para las cerca de 150 viviendas del edificio que se construirán en el parque de Las Rehoyas y que ocupará parte de un campo de fútbol, que será sustituido por otro. La plataforma presentó hace unas semanas alegaciones en contra de la edificación del inmueble de siete plantas y advierte que una hipotética demanda judicial por parte de sus detractores podría dar lugar a una paralización judicial de la obra y de toda la reposición.

El plazo de alegaciones a la modificación puntal del Plan General de Ordenación (PGO), que contempla la construcción en el parque y la compensación del espacio libre que se pierde por otro ya existente en el barranco de La Ballena, vence el próximo 22 de junio. Hasta ahora sólo se han presentado tres alegaciones contra la construcción del inmueble en el parque, entre las que figuran las de la plataforma vecinal y el Partido Popular.

Los representantes vecinales siguen denunciando, en la última c ircular enviada, la falta de información por parte del concejal de Urbanismo, Javier Doreste, cuyo departamento, aseguran, no les ha remitido aún los planos del nuevo edificio. Sí les ha hecho llegar unos foto montajes "promocionales" con la distribución que tendrán las nuevas viviendas del parque.

Tras la valoración realizada por el asesor técnico de la plataforma, el arquitecto Carmelo Suárez, que echa en falta datos claves como las medidas de las distintas habitaciones o la disposición de las piezas en las cocinas y baños, el grupo de trabajo de la plataforma critica que "la gran mayoría de los diferentes tipos de viviendas tienen su entrada por la zona de los dormitorios", "siempre se atraviesa la vivienda para entrar y salir" y "no hay reserv a de silencio en la zona de dormitorios". "No es posible saber cuantas viviendas hay de cada tipo", se quejan.

Añaden que "no hay privacidad en el uso baño-dormitorio" y que "la gran mayoría de las viviendas no tienen dormitorios al exterior, sino al patio". También critican la falta de luz solar de la mayoría de los dormitorios, a excepción de los que están situados en las dos últimas plantas, al tiempo que advierten del "reducido equipamiento" de las cocinas" y del escaso espacio de algunos dormitorios. A juicio de Suárez, las viviendas responden a un modelo de arquitectura con "muy poca preocupación social", que "fue creado en el tiempo de la hiperespeculación inmobiliaria, donde lo determinante es la rentabilidad económica y no el bienestar de las familias que las ocuparán". Se trata, añade, de viviendas "que tienen muy poca consideración con la estructura del grupo familiar, sus necesidades y sus condiciones de vida más concretas".

La plataforma vuelve a reclamar al Ayuntamiento que retire la propuesta para construir dentro del parque y busque una solución alternativa que cuente con mayor consenso social". Argumentan en su escrito de alegaciones que el edificio "cambiará la fisonomía actual del parque de Las Rehoyas y colocará una barrera en forma de edificación de viviendas delante" de la entrada al recinto, lo que creará "un notable impacto visual " y "medioambiental".

Dicha propuesta, avisan, "puede conllevar que luego no se destine financiación por parte de las administraciones públicas para el resto del barrio, cuando ya esté elaborado el Plan Especial (parcial), si ven que se ha judicializado este asunto".

Plantean como alternativa, que el edificio se ubique en la zona de conexión entre el actual barrio y el parque de Las Rehoyas o en los otros lugares que se barajan para hacer las viviendas que no caben en el ámbito, como la calle Doctor Chiscano, cerca del Negrín, o Tamaraceite.

A juicio de los vecinos, habría que valorar el comienzo de la reposición de las más de 2.500 viviendas, en otras zonas del barrio, como el aparcamiento de la calle Agustina de Aragón, "aunque inicialmente sea más lento dicho comienzo, al haber menos espacio para construir". "Sabemos", indican, "que hay buenas intenciones" por parte del gobierno Tripartito "en que la reposición se haga, pero es necesario evitar conflictos innecesarios que puedan paralizarla". El Ayuntamiento no ha iniciado aún la campaña de información que anunció, para hacer una consulta a todos los vecinos sobre el proyecto de reconstrucción.

Compartir el artículo

stats