20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva red de bicicletas elimina un carril de tráfico en León y Castillo

El tramo entre el parque San Telmo y los túneles de Julio Luengo tendrá un solo vial

La nueva red de bicicletas elimina un carril de tráfico en León y Castillo

La nueva red de bicicletas elimina un carril de tráfico en León y Castillo

Los dos nuevos tramos de carriles ciclistas que comenzarán a instalarse en la parte baja de la ciudad después del verano, mejorarán las conexiones entre Hoya de la Plata y la plaza de España y entre Triana y la plaza de Manuel Becerra a costa del tráfico de vehículos. La apuesta por la bicicleta como una nueva alternativa de transporte en el municipio eliminará un carril de circulación de vehículos en el tramo de la calle de León y Castillo que va entre el parque San Telmo y los túneles de Julio Luengo. También se reducirá un carril en la calle Muro, en parte de Primero de Mayo y en el tramo de Eufemiano Jurado que va entre el paseo de San José y la calle Reyes Católicos. En el paseo de Chil se estrecharán los carriles de circulación, cuyo número se mantendrá, para dejarle hueco a los ciclistas.

También desaparecerán decenas de plazas de aparcamientos en superficie, a lo largo del recorrido, en calles como Reyes Católicos, Malteses, Francisco Gourié, Primero de Mayo, Salvador Cuyás, Albareda o Juan Rejón, entre otras.

La práctica totalidad de los corredores para bicicletas que hay en la ciudad, a excepción de los que se hicieron en el mandato pasado en Guanarteme y entre Alcaravaneras y el muelle de Santa Catalina, han crecido a costa de los peatones, pues se diseñaron sobre las aceras. Los que están a punto de iniciarse, bajarán al asfalto, donde el coche tendrá que compartir el espacio que hasta ahora ocupa en solitario.

El director general de Movilidad, Heriberto Dávila, señala que el objetivo es implantar en la c iudad un modelo de movilidad más sostenible y promover una verdadera red de carriles ciclables, más seguros, que hagan que mucha gente que hoy no usa la bicicleta por miedo se decida a utilizar este medio de transporte.

El próximo 26 de junio se acaba el plazo de presentación de ofertas para las obras de los nuevos tramos, por lo que se espera que la adjudicación se pueda llevar a cabo entre finales de julio y principios de agosto. El objetivo es iniciar las obras de ambos tramos, antes del otoño.

Menos aparcamientos

El carril bidireccional que conectará el barrio de Triana con la plaza de Manuel Becerra, en La Isleta (itinerario tres), tiene una longitud de siete kilómetros.

Arrancará en la calle Malteses y discurrirá por el espacio que hoy está ocupado por aparcamientos en la margen derecha de la calle, algo que ya está previsto en el proyecto que tiene el Ayuntamiento, aún no ejecutado, de rodonalizar la vía. Según Dávila, la parada de taxis que hay en esta calle "se salva".

El carril seguirá por la zona de aparcamientos de la calle Losero y conecta con Francisco Gourié, donde se eliminará la zona de parquin y de carga y descarga de la margen izquierda. Luego atravesará el parque San Telmo, donde convive con el peatón, y sale a León y Castillo, donde ocupará el carril de automóviles del lado del mar.

Así seguirá hasta poco antes de los túneles de Julio Luengo, donde conectará con el actual carril bici de la Avenída Marítima, que será demolido y acondicionado, y llegará a través de Simón Bolívar hasta el parque Santa Catalina. Luego conectará con la calle Salvador Cuyás y las vías deAlbareda y Juan Rejón, donde desaparecerán los aparcamientos de la margen derecha. Acabará en la plaza de Manuel Becerra.

El otro carril que ha salido a concurso, el que une Hoya de la Plata con la plaza de la Victoria (itinerario uno) tiene una longitud de ocho kilómetros y algunos de sus tramos están ya en ejecución porque forman parte de las obras de la MetroGuagua (la fase de la calle Blas Cabrera Felipe) y del aparcamiento de San Bernardo (Primero de Mayo).

Este corredor ciclable nacerá, (o morirá, según se mire) en la rotonda de Hoya de la Plata, donde está previsto que se construya la estación principal de la MetroGuagua y un intercambiador, continuará por la calle Blas Cabrera Felipe y proseguirá por el paseo de San José. La obra que ha salido a concurso arrancará, a la altura de la calle Zarauz, donde empieza el paseo de San José, calle en la que desaparecerán aparcamientos y donde se estrecharán los carriles de la circulación para hacerle hueco a la bicicleta.

El corredor seguirá por la calle Eufemiano Jurado, que perderá un vial de tráfico entre el paseo de San José y la calle Reyes Católicos, por donde discurrirá el carril bici y lo hará a costa de los aparcamientos de esta vía de Vegueta.

El recorrido seguirá por la calle Espíritu Santo. Según el proyecto de construcción que se ha sacado a concurso, las terrazas de esta calle peatonal, donde la bicicleta convivirá con el peatón, tendrán que ser "reajustadas". En la calle Obispo Codina, el carril bici irá entre la zona de los bolardos y las farolas, y en la calle Muro obligará a eliminar un carril de tráfico.

La zona de carga y descarga de la calle General Bravo tendrá que ser reubicada para que pase la bicicleta, que continuará por la calle Maninidra, lo que eliminará los aparcamientos de esta pequeña calle y, finalmente, saldrá a Primero de Mayo. En este primer tramo de Primero de Mayo se eliminarán los aparcamientos en superficie y en el siguiente, se eliminará un carril de tráfico. El corredor seguirá por el paseo de Chil y desembocará finalmente en la plaza de España.

Los nuevos corredores, que casi doblarán los 15 kilómetros de carriles bici que hay ahora, obligarán también a transplantar cuatro árboles en Francisco Gourié y León y Castillo y a la poda de otros tantos. Habrá que demoler además algunos tramos de aceras, que en algunos casos serán ensanchadas; y reubicar señales de tráfico y del mobiliario urbano.

Compartir el artículo

stats