Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | José María Fariñas

"En España muchos parques infantiles no son seguros porque incumplen la ley"

"Estos espacios deben contar con juegos de integración para que todos los niños puedan jugar juntos"

José María Fariñas, ayer, en el Castillo de Mata.

José María Fariñas, ayer, en el Castillo de Mata. JUAN CARLOS CASTRO

¿Ha tenido oportunidad de visitar algún parque de Las Palmas de Gran Canaria?

Llegué ayer [el jueves] por la tarde noche para dar la charla, con lo cual no he podido verlos. Sé que hay más de 140 aquí en Las Palmas de Gran Canaria y que se están manteniendo.

En general, ¿son los parques infantiles seguros?

No. Hay muchos parques que ni siquiera se han planteado todavía en el municipio el que tengan que cumplir la normativa de seguridad y esto es algo que deberían haberlo hecho desde hace mucho tiempo. Nosotros venimos inspeccionando actualmente al año en torno a 5.000. Hay otras entidades y entre todas a lo mejor estaremos inspeccionando unos 6.000 parques al año, pero todavía quedan otros 15.000 o 20.000 instalados de los que no se sabe nada. Entonces, todavía queda mucho por hacer.

¿Cuáles son los principales peligros que existen en estos espacios?

Por un lado, la posibilidad de traumatismo en la cabeza o que se rompan un brazo al caer porque las superficies amortiguadoras muchas veces son inadecuadas y muchas veces se tiene dinero para poner ese suelo, pero no para mantenerlo. Por eso, a la hora de contratar un parque también hay que pensar en que sea lo más autosostenible posible y que haya que mantenerlo lo menos posible. Luego también existe la posibilidad de atrapamiento de cabeza en muchos huecos y además nos encontramos que en muchos juegos hay salientes peligrosos con los que se puede golpear un niño en la cabeza o en un ojo, por ejemplo. También existen muchos huecos donde puede haber atrapamiento de dedos y se lo puede llegar a partir. Pero no solamente ocurre en los parques infantiles. Cada día se están viendo accidentes en otro tipo de equipamientos como los equipos deportivos, donde se caen canastas, se rompen canastas... Hay accidentes en parques acuáticos y en parques de aventuras.

¿Cada cuánto tiempo habría que inspeccionar estos espacios?

Pues mira, la propia norma lo dice. Todos este tipo de equipamientos deben cumplir la normativa y esta te habla de que la empresa, el propio ayuntamiento o quien lleve la instalación, de hacer una inspección ocular con periodicidad máxima mensual. Una inspección funcional con una periodicidad mínima trimestral y luego una inspección general anual por un técnico competente y, fundamentalmente, por entidades acreditadas independientes. En otros tipos de instalaciones como, por ejemplo, los toboganes acuáticos, te habla de que mínimo cada 15 meses una persona competente independiente debe hacer las pruebas funcionales.

¿Qué incluye la nueva normativa de seguridad para parques infantiles con respecto a la actual?

Esta normativa entra en vigor en noviembre de 2018. Hay cambios en cuanto a distancias, superficies amortiguadoras y también en cuanto a toboganes de juegos muy altos, largos o en laderas, que antes se permitía que tuvieran unas dimensiones y ahora se han limitado. Con lo cual hay toboganes en laderas que hay que quitar, hay balancines que tienen que tener unas protecciones que ahora no tenían. También hay algunos requisitos que incluso se han suavizado.

Entonces, de construir un parque nuevo, ¿qué requisitos tiene que cumplir sí o sí?

No pueden entrar animales domésticos y, en general, y tendríamos que evitar el que puedan entrar otro tipo de animales. Por tanto, yo recomiendo que las papeleras, los bancos y cualquier otro elemento que pueda hacer que alguien coma estén fuera del parque para que así no se generen desperdicios y por tanto no puedan entrar animales. También fuera del parque porque al final como haya agua se tapa el paso del agua y vienen las palomas y ya habrá eyecciones y fecales. Y luego, qué menos que tengamos una zona de sombra en la que papá, mamá o alguien puedan estar cerquita vigilando, pero también para que los niños puedan estar jugando. Pueden ser sombras parciales, de manera que según esté enfocado el sol pues hay juegos que están en sombra y otros no. Porque hay veces que nos encontramos juegos metálicos en los que los niños se queman por eso en aquellos juegos que tengan superficies con mucha insolación deberíamos tenerlas cubiertas por sombras. Hay unos espacios, cada juego tiene unos espacios mínimos. En función de la altura de caída de los juegos tenemos que considerar unos espacios de caída y a la hora de, por ejemplo, poner superficies amortiguadoras no hay por qué poner el mismo espesor en un juego que en otro. Hay unos espacios, cada juego tiene unos espacios mínimos. En función de la altura de caída de los juegos tenemos que considerar unos espacios de caída y a la hora de, por ejemplo, poner superficies amortiguadoras no hay por qué poner el mismo espesor en un juego que en otro. Y luego, otra cosa fundamental y que contempla la legislación es el tema de la accesibilidad universal. Cuanto más inclusivos, que los niños puedan jugar juntos y no que un niño en silla de ruedas juegue solo en un jueguito apartado. Tiene que poder competir con otros niños a través de juegos que sean integradores y eso no debería ser solo por la legislación.

Compartir el artículo

stats