Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiestas Fundacionales Hija Predilecta

"Intento dar a los jóvenes los medios que no tuve"

Medina lleva veinte años generando espacios dedicados a la cultura y en especial a la danza

La bailarina Natalia Medina en el gallinero del Pérez Galdós.

La bailarina Natalia Medina en el gallinero del Pérez Galdós. ANDRÉS CRUZ

Natalia Medina es todo un ejemplo de perseverancia. Desde pequeña tuvo un sueño: bailar, estar siempre en movimiento. Los bajos recursos de su familia le imposibilitaron estudiar una formación reglada en Madrid o Barcelona, pero, a pesar de ello, intentó costearse clases particulares y salir adelante. "Siempre tuve claro que quería estudiar algo relacionado con el movimiento", explica. Cuando la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria saca la primera promoción de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte hace las pruebas y termina por licenciarse años más tarde. "Tenía una rama de danza, por eso la escogí, después estuve un tiempo dando clases de Educación Física pero no estaba satisfecha", señala. Es entonces cuando Medina y unos amigos deciden cambiar el mundo de la danza en Canarias.

"Lo que quería era generar danza aquí, crear un espacio dentro de la cultura de las Islas dedicado a este arte", indica. Medina asegura que por aquel entonces, principios de la década de los noventa, el tiempo que dedicaban los teatros al baile era bastante reducido. Su idea era cambiar esa realidad. Y, al mismo tiempo, dar la oportunidad a muchos jóvenes de poder formarse en esta disciplina, ante la ausencia de estudios profesionales en el Archipiélago. Cuestión que no duda en denunciar varias veces Medina.

Poco a poco se fueron haciendo realidad sus iniciativas. Primero crea la Escuela de Danza Natalia Medina. "Entonces pasó por aquí un coreógrafo alemán y me dijo que por qué no era yo quien bailaba a nivel profesional, y fue a partir de ahí cuando empecé a compaginar la enseñanza con la danza", señala. Será en 1998 cuando funda una compañía "con el fin de crear nuevas propuestas dentro de la danza contemporánea, evolucionando hacia la experimentación de nuevos lenguajes del movimiento", expone en su página web.

"He ido generando las posibilidades que yo no tuve, tener en las Islas una plataforma y un espacio de danza para formar aquí y competir tanto a nivel nacional e internacional", añade.

A iniciativa propia, en 1996 funda el Festival Internacional de Danza Contemporánea de Canarias, mejor conocido como Más Danza, en conjunto con el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. Un espectáculo que se ha convertido en todo un referente y ha traspasado fronteras. "Generamos cultura para Canarias, nace y crece aquí, ahora somos de los cinco mejores", apunta.

Con una larga trayectoria de colaboraciones con artistas de países como Alemania o Japón, Medina fomentó hace casi diez años junto al Ayuntamiento de la capital grancanaria el proyecto ACross Hip Hop, una iniciativa que ella defina de carácter "social". "A través de la danza trabajamos con adolescentes de toda la ciudad aspectos tan importantes como la disciplina, el trabajo en equipo o la convivencia, darles herramientas muy importantes", expone orgullosa. "Inculcamos que no abandonen", añade.

En esta misma línea, Medina también organiza desde hace tres años campamentos de verano en el Teatro Pérez Galdós para que "ese espacio sea de los niños, no sea algo ajeno o aislado, forme parte de la ciudad". "Al final es poner a la danza, como arte, consolidarla como parte de la sociedad", afirma.

Compartir el artículo

stats