Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Freno a la peatonalización de Galicia por la falta de adoquines de la MetroGuagua

Los trabajos llevan paralizados tres semanas a falta de pavimentar la vía frente al Mercado Central

18

Obras de la MetroGuagua en la calle Galicia

El retraso en la llegada de los adoquienes para el tránsito de la MetroGuagua mantiene paralizados los trabajos de peatonalización de la calle Galicia. Los ladrillos, hidráulicos y de una composición especial para soportar el peso y dimensiones del nuevo medio de transporte, se importan desde Barcelona. La falta de acopio de este material hace que se acumule ya un retraso de mes semanas en la planificación. Con todo, desde el área de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se insisten en que el proyecto acabará dentro de los plazos previstos, es decir, a finales de julio.

Las obras quedaron paralizadas a principios de junio cuando faltaba por pavimentar el tramo que discurre entre las calles Barcelona y Néstor de la Torre, o lo que es lo mismo, la zona frente al Mercado Central. En cambio, el tramo entre Menéndez y Pelayo y Galicia ya se ha terminado de peatonalizar, al igual que los trabajos para la BRT a lo largo de Pío XII, "a falta de pequeños detalles", según el área de Movilidad. Por tanto, la culminación del primer tramo de la MetroGuagua queda pendiente del envío de material.

Los adoquines que precisa la plataforma por la que discurrirán las guaguas están diseñados para prevenir posibles desplazamientos horizontales en vías rodadas. Es decir, sus características son las más idóneas para la circulación del nuevo tipo de transporte público, según indican desde la concejalía que dirige José Eduardo Ramírez.

Sus dimensiones son de 30 centímetros de largo, por 20 de ancho y 10 de largo. Su material de composición es el mortero denso con un acabado pétreo y cada pieza pesa alrededor de los 13 kilos y medio. Las ranuras con las que cuentan en la cara inferior, y los salientes y entrantes de las cuatro caras verticales favorecen ese efecto anti desplazamientos que subrayan en la concejalía.

Según indica la empresa que los fabrica y suministra, Industrial Breinco, los adoquines deben colocarse de manera horizontal para optimizar su efectividad. Al mismo tiempo, estos deben contar con una capa base de arena o gravilla compactada, cuyo espesor dependerá del volumen de tráfico de la vía. En este caso, por la calle Galicia solo podrán circular la MetroGuagua, los servicios de seguridad y emergencias, y los vecinos que tengan acceso a garajes en dicha calle.

Tipos de adoquines

La empresa adjudicataria del proyecto, Constructora San José, necesita tres tipos de materiales para poder pavimentar la vía. Por un lado, los adoquines rodonales, con las características anteriormente mencionadas; por otra, se necesita una serie de piezas graníticas de 40 centímetros de largo, 20 de ancho por 8 de alto, a modo de aceras, será por donde discurran los peatones. Por último, son necesarios una serie de bordillos, los cuales tienen un metro de largo, por 20 centímetros de alto y otros 20 de ancho. Estos son necesarios para dar una continuidad entre ambos tipos de baldosas.

Desde el área de Movilidad informan que parte del cargamento procedente del puerto de Barcelona se encuentra ya en el Muelle de La Luz. Según la concejalía, el cargamento ha pasado ya los trámites de aduanas y está a la espera de su traslado. Pero, según han comunicado, la adjudicataria de la obra no reanudará los trabajos en Galicia hasta que no estén todos los materiales en la Isla "para evitar problemas derivados de una mala ejecución".

Industrial Breinco recibió la adjudicación de la obra en diciembre del año pasado con un presupuestos de 205.732 euros. Según indican en su página web, este pavimento hidráulico se ha utilizado ampliamente, señala, en rodonalizaciones de poblaciones en Canadá, Alemania o Cataluña.

Los trabajos de la MetroGuagua entre Pío XII y la calle Galicia, primera fase del proyecto, comenzaron hace ahora un año. El tipo de pavimentación que suministra la empresa catalana solo se ha empleado en esta última calle y será también el utilizado todas las vías que está revisto peatonalizar.

Así, serán los mismo que se emplearán en la transformación de la Avenida Mesa y López, cuya obra se encuentra en su primera fase. Según indican desde Movilidad, los trabajos de este último tramo, que comenzaron en mayo, van a buen ritmo. Precisamente, el pasado martes se introjeron ya cambios en la circulación de la calle paralela, Néstor de la Torre.

Compartir el artículo

stats