Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Risco reclama servicio de guaguas en la zona alta y mejoras en accesibilidad

Las obras del mirador Punta de Diamante alteraron el recorrido de las líneas 80 y 84 hace más de cuatro meses

17

Rueda de prensa de colectivos de El Risco

Bajo el lema "El Risco se hace visible una vez más" los diferentes colectivos de este barrio capitalino se manifestaron ayer por la tarde en la plaza de San Nicolás, frente a la ermita. En sus consignas aseguran que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria les "ningunea" y no les toma en consideración a la hora de plantear propuestas para el barrio. Entre sus peticiones, la reanudación del servicio de Guaguas Municipales a su paso por la calle Sierra Nevada y obras para la mejorar accesibilidad en las vías de Real del Castillo y Domingo Guerra del Río, principales arterias de este barrio capitalino.

Según Aurora Ramón, de la asociación AmiRisco, mantuvieron reuniones con Javier Doreste, concejal de Urbanismo, el pasado año. "Nos prometió crear una mesa de trabajo, no hemos vuelto a saber nada del tema, y así con todas nuestras peticiones", señaló. Ahora los diferentes colectivos han decidido unirse en una plataforma, Foro por El Risco, para impulsar unidos mejoras para el barrio.

"Llevamos 144 días aislados, marginados", o lo que es lo mismo, cuatro meses y medio sin servicio de guaguas en la parte alta del barrio. Así lo denunció José Díaz, presidente de la asociación vecinal Cofiris. La empresa pública de transportes tuvo que alterar el recorrido de las líneas 80 y 84 cuando comenzaron las obras en el futuro mirador de Punta de Diamante. Reclaman que no han recibido una solución por parte del área de Movilidad del Consistorio.

Las asociaciones hicieron hincapié en las propuestas que presentaron a finales del pasado año a Urbanismo de cara a los presupuestos participativos. Por un lado, se planteaba convertir en rodonal Domingo Guerra del Río. Calle en la que se incluirían zonas de carga y descarga, prohibir aparcar en las partes más estrechas de la vía, rebaje de aceras o incluir cubos de reciclaje para la basura.

Para Real del Castillo propusieron rebajar la velocidad de la vía de 40 km/h a la mitad, ensanchar las aceras, crear puntos a modo a mirador o rehabilitar el adoquinado tradicional. Dentro de este proyecto incluyeron la conexión de las viviendas de la calle Padre Francisco Rodríguez Pérez a la red de alcantarillado. Hasta ahora estas casas han estado vertiendo las aguas negras al Guiniguada.

El Ayuntamiento cogió esta última propuesta para someterla a votación. "Separaron el resto del proyecto, referente a la accesibilidad y afirmaron que asumirían la obra dentro de los planes de Urbanismo, por ser urgentes, desde entonces no nos han dicho nada al respecto", resaltó Ramón. Es más, con 541 votos, la propuesta de alcantarillado fue la que más apoyos recibió por parte de la ciudadanía en los presupuestos participativos. "Entendíamos que era una obra que no debería de haberse votado, por ser básica, pero nos movilizamos", apuntó Tanausú Suárez.

Los vecinos también denunciaron que el ascensor del centro cívico lleve sin funcionar desde que este fue inaugurado en 2016. "Tenemos compañeros que todavía no conocen la planta alta", subrayó Suárez. Por este motivo, varios vecinos llevaron mochilas "autopropulsadas" en señal de protesta.

En la plaza se agolparon la Asociación Cultural y Vecinal Cofiris, el Club Deportivo Polonia, la Asociación AmiRisco, Las Grego Cabronas, la murga las Crazy Trotas, y la Parroquia de San Nicolás de Bari.

Compartir el artículo

stats