Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeros pasos para trasladar las naves del istmo y desplazar la autovía

Geursa saca a licitación los sondeos previos del terreno por las obras de la MetroGuagua en el entorno del parque Santa Catalina y la entrada a La Isleta Urbanismo realizará catas en Simón Bolivar, Eduardo Benot y el parquin del Elder

Primeros pasos para trasladar las naves del istmo y desplazar la autovía

Primeros pasos para trasladar las naves del istmo y desplazar la autovía

Las concejalías de Urbanismo y Movilidad de Las Palmas de Gran Canaria dan los primeros pasos para trasladar las naves humanitarias desde la avenida de los Consignatarios, junto al acuario Poema del Mar, hasta unas parcelas en el interior de la Zona Franca. La empresa municipal Geursa ha sacado a licitación el estudio previo geotécnico para construir el tramo de la MetroGuagua a su paso por el istmo de Santa Catalina. El nuevo sistema de transporte público obligará a modificar el actual trazado de la autovía de la Avenida Marítima en esta zona, por lo que las sedes del Programa Mundial de Alimentas y Cruz Roja tendrán que cambiar de ubicación.

El objetivo de este estudio será recabar información sobre la tipología del suelo en las áreas sobre las que se actuará en los próximos meses. Las catas geológicas se llevarán a cabo en distintos puntos del istmo de Santa Catalina, donde se instalará una estación subterránea de la MetroGuagua y se modificará el trazado de la autovía en unos 15 metros. Al mismo tiempo habrá catas en las dos parcelas de La Esfinge donde serán trasladadas las naves de ayuda humanitaria del Muelle de Sanapú.

Definir qué tipo de suelo existe en estos lugares es algo fundamental para poner en marcha posteriormente el proyecto de construcción de la MetroGuagua. Según el pliego técnico que ha publicado Geursa, las catas se realizarán a una profundidad de 15 metros para tener mayor seguridad en la muestra. En total, se analizarán 23 puntos, 11 y 12 en cada una de las parcelas, separados por una distancia de 30 metros entre sí. Estos trabajos contarán con un plazo de ejecución de ocho semanas.

La campaña geotécnica que ha entrado en licitación incluye sondeos en el futuro tramo deprimido de la MetroGuagua a su paso por el parque y el istmo de Santa Catalina. La BRT contará con una estación subterránea bajo el edificio Miller, por lo que se realizarán sondeos para crear el falso túnel de entrada y salida a la misma.

Geursa ha determinado cinco puntos en el entorno del parque capitalino. De sur a norte, el primero de ellos se encuentra bajo la calle Simón Bolivar, donde comenzará el falso túnel. Habrá otro en el punto donde estarán los andenes de la estación. Un tercer sondeo será bajo el parque. El cuarto será en la rampa de acceso al parquin subterráneo del Elder, y una última actuación en la boca norte.

En las inmediaciones de la Avenida Marítima habrá otros cuatro sondeos, justo el tramo de la calzada que será modificado. El primero de ellos será en el carril de salida de la autovía hacia con dirección parque. El siguiente será en el carril de aceleración de entrada a La Isleta, en sentido norte y junto a la nave del Programa Mundial de Alimentos. Habrá otro junto a la salida del túnel de Pérez Múñoz, sentido sur. Por último, se actuará en un punto intermedio frente al Mercado del Puerto, a la altura del cruce de Eduardo Benot con Poeta Agustín Millares Sall.

En este caso, los sondeos se realizarán a una profundidad de entre cuatro y cinco metros, dependiendo del lugar concreto. En total, el estudio geotécnico tanto en el istmo como en La Esfinge cuenta con un presupuesto estipulado en 164.300 euros, más impuestos. Los trabajos estarán en licitación hasta el próximo 1 de agosto. Está previsto que Urbanismo adjudique las obras a lo largo del próximo mes, de tal manera que estos trabajos puedan empezar en septiembre.

Ya el pasado mes de mayo Geursa sacó a licitación los sondeos previos para la futura estación subterránea del parque Santa Catalina. Las catas se realizarán en este caso en el sótano del edificio Miller, donde previsiblemente se instalará una escalera mecánica hasta la parada de la MetroGuagua.

Geursa adjudicó a finales de 2017 la redacción del proyecto de este tramo de la BRT, entre la calle Luis Morote y el Castillo de La Luz. Por lo que, todos estos sondeos son esenciales para que los técnicos puedan culminar este proceso antes de trabajar en el terreno.

Compartir el artículo

stats