Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El corredor de Tamareceite crece un año después de inaugurar su fase uno

El Ayuntamiento creará una zona de terrazas con paseos, una pérgola y juegos biosaludables entre la Carretera General y la trasera del centro comercial

13

Corredor de Tamaraceite

Las obras de la segunda fase del corredor verde de Tamaraceite, que lleva el nombre de Luis García Correa, arrancarán un año después de la inauguración del primer tramo por parte de las autoridades municipales e insulares. En esta ocasión el espacio libre crecerá en una superficie superior a los 5.000 metros cuadrados. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha sacado a licitación el proyecto urbanístico, por lo que los trabajos podrán comenzar en unos dos meses, según han explicado fuentes del Consistorio. El proyecto cuenta con un presupuesto de 1.359.889 euros y cuyo plazo de ejecución será de nueve meses.

En esta ocasión los trabajos se centrarán en crear una serie de terrazas con muros de hormigón armado para salvar el desnivel que existe entre la carretera general de Tamraceite y la trasera del Leroy Merlin. Un espacio que estará arbolado, principalmente con palmeras, y que además contará con una serie de paseos, rampas y escaleras adoquinadas.

La zona sobre la que se va a actuar supone, aproximadamente, la mitad de la superficie que ocupa hoy el parque urbano del Estadio Insular, por tener una referencia. Esta actuación será mucho mayor que la obra que se acometió hace un año, la cual consistió en un aparcamiento público junto a la calle Virgilio y una decena de palmeras como única zona verde.

Según resalta el pliego técnico del proyecto, en la zona más cercana a la carretera general se ejecutará un muro de hormigón con piedra a cara vista. Este servirá para comunicar la acera de la calle con el espacio libre ya existente mediante escaleras y rampas. Al pie del mismo se instalará una escollera y una arboleda.

Además de este se construirán otros entre el paseo principal y la calle que rodea la zona comercial de Tamaraceite Sur. Los muros estarán revestidos en su cara exterior con chapas grecadas "para dar este tipo de acabado al hormigón visto", según se señala en el pliego. La cara interior estará impearmibilizada y dotada de drenaje para la evacuación de las aguas. La construcción de esta infraestructura tendrá un coste de 555.477 euros, la mayor partida del proyecto.

El corredor Luis García Correa contará con un paseo principal adoquinado. Este contará con un ancho de uno cuatro metros en toda su extensión el cual discurrirá en esta fase entre la pequeña rotonda de la calle Antonio Abad Arencibia Villegas y el denominado como Camino Viejo. El pavimento se colocará hasta llegar con los límites de jardines, escaleras o muros, donde se pondrán losetas de mayor tamaño. Además, habrá bordillos señalizados en el comienzo y final de las escaleras. El proyecto incluye una acera por toda la trasera de la tienda de bricolaje hasta llegar a la rotonda con la calle Hermanos Domínguez.

El parque contará con amplias zonas arboladas. La zona central estará presidida por una pérgola de madera para dar sombra. Esta parte del corredor también contará con cuatro juegos biosaludables para realizar deporte. Bancos para sentarse y papeleras completarán el conjunto.

Una vez terminen los trabajos faltaría otra fase para completar el espacio libre que separa el casco viejo del barrio y la nueva zona comercial. En septiembre del pasado año Augusto Hidalgo, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, y Antonio Morales, presidente del Cabildo, inauguraron junto a otros representantes la primera fase. Lo bautizaron como Luis Correa García en honor de este "vecino ilustre" de Tamaraceite, activista del asociacionismo vecinal.

La pequeña zona verde que plantaron se encuentra en estos momentos muy descuidada. "Tendrían que haberlo hecho todo del tirón y han distanciado mucho las fases, lo que hay ahora está abandonado, se ha convertido en un pipican no oficial y en un basurero", recalca Juan Manuel Calderín, representante vecinal del barrio. Las pocas palmeras del espacio libre están amarillas y secas.

Compartir el artículo

stats